Sábado, 19 de noviembre de 2016

MENU

16 de Noviembre Día Internacional para la Tolerancia

Instituido por las Naciones Unidas como forma de luchar contra la Intolerancia y/o no aceptación de la diversidad

tolerancia

 

La palabra tolerancia proviene del latín  ¨tolerantĭa¨ , que significa soportar o aguantar. Antiguamente, se le daba a la mencionada palabra un significado negativo. Actualmente, la tolerancia es considerada como un valor e incluso una virtud del ser humano. Es decir tendría el significado de una actitud pacífica del individuo, frente a las diferencias con otros individuos con los que convive.

La tolerancia implica la acción y el efecto de tolerar, es el respeto íntegro hacia el otro ser humano, sus ideas, prácticas o creencias, o todo aquello que nos resulte diferente, independientemente que nos choquen por ser distintas a las nuestras. Puede manifestarse como una actitud indulgente ante algo que no se quiere o no se puede impedir, o como el hecho de soportar o aguantar a alguien o algo que no compartimos.

La tolerancia es el reconocimiento de las diferencias inherentes a la naturaleza humana, la diversidad de raza, etnia, las múltiples religiones, ideologías, etc.; la misma resulta ser una actitud fundamental para la vida pacífica en sociedad y en la comunidad internacional.

 

Definiciones:

El Diccionario de la Real Academia Española la define como: ¨Acción y efecto de tolerar.¨ ¨Respeto a las ideas, creencias o prácticas de los demás cuando son diferentes o contrarias a las propias.¨

Por su parte el Diccionario de Oxford define Tolerancia como: ¨ Actitud de la persona que respeta las opiniones, ideas o actitudes de las demás personas aunque no coincidan con las propias…¨ [3]

Como fundamentos de la tolerancia se podrían mencionar los siguientes:

  • Nadie posee la razón y verdad absolutas, y de la misma manera  que nadie tiene la verdad, ¨nadie está equivocado en absoluto.¨(González- Carvajal).
  • El saber del respeto mutuo que deriva del reconocimiento de la igualdad fundamental de todos los seres humanos.

 

A través de la historia fue ¨Tolerancia religiosa¨ la que generó la discusión del tema. La primera redacción se concreta en el Edicto de Milán, no obstante, éste como otros textos fueron mal interpretados.

Como pioneros en el tema se pueden citar los siguientes escritores:

  1. Locke, (filósofo inglés, 1637 – 1709), en su ¨Carta sobre la tolerancia¨ defendió la libertad religiosa agregando que la religión era un peligro para la paz y la convivencia social. Asimismo afirmó que había que separar las funciones religiosas de las políticas. [4]

François-Marie Arouet, más conocido como Voltaire, en su obra ¨Tratado sobre la Tolerancia¨ publicada en 1763 en el Castillo de Ferney-Voltaire, decía que Dios no nos había creado para odiarnos, sino para amarnos y respetarnos y en su tratado, delibera sobre la tolerancia entre las religiones y ataca con dureza al fanatismo religioso. Asimismo en ésta obra, defiende la libertad de cultos, y critica las guerras religiosas como una práctica violenta y bárbara. Afirma que nadie debe morir por sus ideas, y el fanatismo es una enfermedad que debe combatirse y extirparse. [5]

  1. Stuart Mill, (filósofo, economista, pensador político, 1806 – 1873), escribió ¨Sobre la Libertad¨ señalando que la tolerancia era el punto medio entre el despotismo y la anarquía.

Para Stuart Mill, la tolerancia, no sería solamente un principio de gobierno que posibilita la convivencia dentro de una misma sociedad, sería también el modo en que deben darse las relaciones sociales. La consideraría como una virtud pública dado que tiene que haber un margen de actuación protegido de algún modo por las estructuras sociales y no habla de relaciones de tolerancia entre individuos sino entre sociedad y cada uno de los individuos. [6]

En estos tiempos uno podría preguntarse dónde se encuentra toda la enseñanza aportada por las fuentes en que se nutrió la civilización del mundo que nos llenaron de orgullo y nos permitieron llegar al estado de evolución actual. Dónde  Rousseau, Montesquieu, Voltaire, Dantón, entre otros?

Parecería que en muchos casos, sólo se sigue practicando los consejos de Maquiavelo, sumado a la envidia (producto muchas veces de la falta de educación y talento) y a la ignorancia, que aleja el perfeccionamiento en la obra, trabajo y estudio. También se suele optar por las alianzas, la intriga o por el atajo más corto y facilista que tiene en algunos pocos casos resultados positivos a corto plazo y a mediano y largo plazo malas consecuencias, que son pagas con vidas humanas que mueren masiva e injustamente en diversas partes del mundo, o los bolsillos de los contribuyentes.

¿Por qué será que los negamos o no queremos tenerlos en cuenta? Creo que es caer en una actitud insensata como la de negar a Mozart, Vivaldi, Beethoven, Tchaikovski, Alejandro Magno,  Atila, Napoleón, Churchill, Einstein, Newton, entre tantos otros genios de la música, la ciencia, la estrategia militar y/o la política y el liderazgo. Ellos para algunos pueden ser considerados como  ¨grandes hombres¨ que dejaron de una forma u otra marcada la historia para siempre, otros pueden considerarlos negativos para la humanidad. Uno puede discrepar o no con ellos, pueden gustarnos o no su obrar, pero eso no nos da derecho a menospreciarlos y mucho menos aún someterlos a un trato injusto, no propio del humano que razona, piensa, discierne, se nutre de información para crecer, trabajar y ser útil a la comunidad. Debemos  respetar y considerar a la otra persona como lo que es, ¨igual a todos ante la ley¨ y no diferente, inferior y menos aún hacerlos objeto de crítica constante por discrepancias. Se puede desconocer una persona, una parte de la historia del mundo, ya sea cultural, histórica, científica, musical, pero no se debería, hacer de ella un objeto de ¨mera crítica y desprecio¨ sin observar lo positivo y ejemplo que dejó al mundo.

Todos nacemos iguales ante la ley (aunque en los hechos, esto no resulte tan evidente) y sólo nos diferenciará nuestro actos y actitud ante la, familia, el trabajo, la ética y formación profesional. Y no por el sólo hecho de tener una formación profesional, arte u oficio, seremos mejores, sino porque quien los posee estudió, resolvió problemas, hizo prácticas y de ello se infiere que se tiene más experiencia y se está mejor capacitado para determinada toma de decisiones. Nunca serán los conocimientos suficientes, pero sin ellos, parece más factible el error. También debe sumarse otros atributos como los talentos, virtudes y en ciertas ocasiones el liderazgo. Pero sin duda, es fundamental tener conocimiento de los temas.  Mozart apeló a sus estudios de música para la realización de sus obras, Napoleón de las estrategias de Alejandro Mago, los Romanos, Atila (entre otros) para sus conquistas y así sucesivamente. Lamentablemente no creo ni en las improvisaciones ni en las tareas apresuradas, imprecisas, no planificadas. Siempre es necesario contar con proyectos que permitan prever en porcentaje su resultado. Se debe exigir el trabajo y la perfección como meta, de esta forma, se asegura un mejor resultado para todos. En el caso de un país para que pueda crecer se debe aumentar el estudio, la lectura, las fuentes de trabajo y el capital humano con inteligencia y consecuentemente la producción (sumado todo ello al factor geográfico, climático, geoestratégico). No imagino a un abogado determinando cuantos Papanicolaou se pueden realizar con sólo un par de guantes, tampoco a un médico redactando una Carta Magna, (se afirma ciertas veces que se podría crear un instituto en el Poder Legislativo para asesorar a los legisladores, pero esto sería una duplicación de entidades, ya que los países disponen de facultades que enseñan derecho). Tampoco es pensable que los padres que no cuiden de sus hijos; pero sí es verdad, (y penoso), en el mundo actual eso se puede dar por circunstancias ajenas a sus voluntades, y las consecuencias no son las deseadas.

¿Y qué pasa con las Declaraciones, Convenciones, entre otros instrumentos internacionales, que se aprueban en foros internacionales y luego no son considerados  o tenidos en cuenta ni siquiera por los más prominentes parlamentarios, juristas o países?

Por ejemplo la Declaración sobre la eliminación de todas las formas de intolerancia y discriminación fundadas en la religión o las convicciones, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 25 de noviembre de 1981 [resolución 36/55] [7]

Asimismo, y con motivo de su cincuenta aniversario, el 16 de noviembre de 1995, los países miembros (que son 203 [8]) de la UNESCO, en su 28ª Conferencia General, adoptaron una Declaración de Principios sobre la Tolerancia. La Declaración afirma, entre otras cosas, que ¨la tolerancia no es indulgencia o indiferencia, es el respeto y el saber apreciar la riqueza y variedad de las culturas del mundo y las distintas formas de expresión de los seres humanos. La tolerancia reconoce los derechos humanos universales y las libertades fundamentales de los otros. La gente es naturalmente diversa; sólo la tolerancia puede asegurar la supervivencia de comunidades mixtas en cada región del mundo. ¨ [9]

¨La Declaración describe la tolerancia no sólo como un deber moral, sino como un requerimiento político y legal para los individuos, los grupos y los estados. Sitúa a la tolerancia en el marco del derecho internacional sobre derechos humanos, elaborados en los últimos cincuenta años y pide a los estados que legislen para proteger la igualdad de oportunidades de todos los grupos e individuos de la sociedad. ¨

¨La injusticia, la violencia, la discriminación y la marginalización son formas comunes de intolerancia. La educación es un elemento clave para luchar contra estas formas de exclusión y ayudar a los jóvenes a desarrollar una actitud independiente y un comportamiento ético. La diversidad de religiones, culturas, lenguas y etnias no debe ser motivo de conflicto sino una riqueza valorada por todos. ¨ [10]

Luego por Resolución 51/995, la Asamblea General de la ONU se invita a los Estados Miembros a que cada año, en esa fecha, se celebre el Día Internacional para la Tolerancia con actividades destinadas tanto a centros de enseñanza como al público en general. [11]

En la Cumbre Mundial del 2005, en su documento final (A/RES/60/1), se señala ¨… los Jefes de Estado y de Gobierno reafirmaron su compromiso de fomentar el bienestar, la libertad, y el progreso de los seres humanos en todas partes, así como de alentar la tolerancia, el respeto, el diálogo y la cooperación entre diferentes culturas, civilizaciones y pueblos.¨ [12]

Cómo instrumentos que permiten lograr la tolerancia parece primordial mencionar la educación (entre otros muy importantes como ¨un marco legal¨, ¨acceso a la información¨, ¨ libertad de prensa¨, etc.)

Ciertamente para luchar contra la intolerancia, la Educación resulta esencial. Las normas internacionales o nacionales no resultan suficientes si no existe una educación adecuada. Sabido es que la intolerancia surge a menudo de la ignorancia y/o el miedo a lo diferente o desconocido que proviene de otras etnias, culturas, religiones. Así como también, de un exacerbado valor a las ideas propias, a una intransigencia a aceptar o reconocer lo que esté fuera a lo aprendido a nivel comunitario o nacional.

La aptitud para tolerar, se aprende a muy temprana edad, por ello se insiste por variadas instituciones en poner el mayor énfasis en incluir la enseñanza de la tolerancia y de los derechos humanos (debe decirse también y las obligaciones correlativas a los derechos), a los niños para estimularlos a una actitud abierta, generosa y compasiva hacia la otra persona.

Resulta evidente que la tolerancia es algo que se debe conocer y asimilar desde la niñez. La misma debe estar por tanto celosamente fomentada por los padres, maestros, los Estados y la comunidad internacional, porque ello contribuirá a un mundo sin violencia, más justo,  sin discriminación y menos destrucción.

De allí lo vital de la educación del Niño como un ciudadano del mundo.

La meta de lograr que cada niño sea ciudadano del mundo más allá de su pertenencia a una familia, grupo, comunidad o país al que pertenecemos debe estar (y en los hechos lo está en ciertos países) en la mira de todo programa de educación. Es lógico que cada persona tenga su propia visión particular de ver al mundo dependiendo de su cultura, tradiciones, hábitos y por ello es relevante educarnos como ciudadanos del mundo, para poder aceptar y comprender que muchas veces a pesar de ser todos personas, tenemos diferencias de idioma, religión, medio en que habitamos, geografía, clima, país o región, que nos determina cómo actuar en sociedad, forma de alimentación, vestimenta, creencias, pero también todos poseemos una muy importante similitud, somos seres humanos con capacidad de razonar. UNICEF [13]

Es así que ¨Partiendo de muchas fuentes, … UNICEF define al ciudadano global como alguien que entiende la interconectividad, respeta y valora la diversidad, tiene la habilidad de oponerse a la injusticia y actúa en formas que son significativas a nivel personal. La educación de hoy en día para la ciudadanía global confiere a los estudiantes el poder para entender y ejercer sus derechos humanos en formas que manifiestan su solidaridad con los seres humanos del mundo entero y tienen un impacto positivo en el mundo.¨ [14]

Dicho esto, resulta obvio que primero se necesita una educación de nivel y concordancia internacional, para poder aceptar lo primero. [15]

Finalmente ¿se puede considerar la intolerancia como mal endémico de nuestra sociedad actual?

La consecuencia más inmediata de la intolerancia es la discriminación dirigida hacia toda persona o grupo de persona/s diferente/s por razón de etnia, color, religión, ideas, conforme a la/s creencias (ideas) del intolerante.

José Ferrater Mora en su Diccionario de filosofía, (Ariel, Barcelona, 1980, p. 3267) dice: ¨la intolerancia resulta ser cualquier actitud irrespetuosa hacia las opiniones o características diferentes de las propias. En el plano de las ideas, por ejemplo, se caracteriza por la perseverancia en la propia opinión, a pesar de las razones que se puedan esgrimir contra ella. Supone, por tanto, cierta dureza y rigidez en el mantenimiento de las propias ideas o características, que se tienen como absolutas e inquebrantables.¨

Consecuentemente se advierte que la intolerancia es la discriminación que se dirige contra toda persona o grupo de personas, que por el simple hecho de no compartir nuestras propias ideas y puedan actuar o pensar de forma diferente a nosotros, resulte el repudio e incluso la agresión, física o verbal (en los casos más extremos) hacia ellos/as. Dicho esto, parecería ciertamente que estamos frente a un mal que padecen las sociedades y que es necesario combatir.

 

Conclusión:

La tolerancia se puede considerar como un soporte fundamental para la paz y la reconciliación tanto a nivel nacional como internacional.

De hecho existen en el mundo conflictos generados muchas veces por la utilización de la falta de tolerancia como arma para combatir al enemigo económico o ideológico, o para asegurar la supremacía a nivel regional o mundial. Por ello es importante advertir  que recalcar a todo nivel sobre la necesidad de incrementar, entender y aplicar la tolerancia resulta fundamental.

En forma breve y sumaria tolerancia implica una conducta en la que debamos por lo menos intentar practicar lo siguiente: aceptar y respetar la diversidad humana; liberarse de prejuicios e injusticias; respetar ideas y prácticas diversas; admitir que podemos equivocarnos; no desear imponer nuestra voluntad; comprender (o por lo menos respetar) distintos puntos de vista; intentar soluciones flexibles; olvidar y perdonar; evitar todo tipo de violencia (física, verbal). La enumeración no es taxativa.

Convivir con tolerancia implica educarse, adquirir cultura, desarrollarse, poseer los derechos inherentes a la persona humana y correlativamente los deberes consecuentes a una vida en sociedad, evitar la destrucción y la utilización del ser humano como instrumento de lucha contra enemigo, por motivos o convicciones que pueden ser modificados por vías pacíficas, flexibles, favorables y en el pleno respeto por la vida y dignidad humana . [16]

 

tolerancia2

 


 

[1] http://frasesdedios.blogspot.ae/2016/07/la-intolerancia-de-los-fanaticos-ateos.html

[2] http://izquotes.com/quote/50303

[3] https://es.oxforddictionaries.com/definicion/tolerancia

[4] https://es.oxforddictionaries.com/definicion/tolerancia

[5] http://www.ddooss.org/libros/carta_tolerancia_John_locke.pdf

[6] https://laicismo.org/data/docs/archivo_1299.pdf

[7] http://historico.juridicas.unam.mx/publica/rev/boletin/cont/85/art/art14.htm

[8] http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/ReligionOrBelief.aspx

[9] https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Estados_miembros_de_la_Unesco

[10] http://www.unesco.org/cpp/sp/declaraciones/tolerencia.htm

[11]http://www.conapred.org.mx/index.php?contenido=noticias&id=5216&id_opcion=&op=447

[12] http://onu.org.pe/dias-internacionales/dia-internacional-para-la-tolerancia/

[13] http://www2.ohchr.org/spanish/bodies/hrcouncil/docs/gaA.RES.60.1_Sp.pdf

[14]http://teachunicef.org/sites/default/files/documents/global_citizenship_activity_sheet_9-12_spanish.pdf

[15] https://teachunicef.org/sites/default/files/documents/units-lesson-plans/global_citizenship_3-5_spanish.pdf

[16] http://www.unesco.org/cpp/sp/declaraciones/tolerencia.htm https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Estados_miembros_de_la_Unesco

Red Lotus

Autor: Red Lotus

Desde Medio Oriente