Sábado, 11 de julio de 2015

MENU

Ana Valiente: sangre nueva para la música popular

Ana Valiente tiene 25 años, pero le gusta hacerse llamar Anita. Cantante y periodista, alterna sus actividades musicales con la radio y la familia. Se define de raíz folclórica pero no se cierra, y quiere innovar en el futuro. Todo esto y más en esta entrevista en exclusiva para El Telescopio.
anita valiente 1

Foto: Marcos Harispe

 

 

¿Desde qué edad te dedicas a la música profesionalmente?

Desde los 20 años. Hay muchas personas que contabilizan el inicio de su carrera profesional por el primer disco editado, otras por la primer contratación, pero a mí me gusta enmarcarlo desde el momento en el que formé la banda que me acompaña hoy. Tenemos cinco años juntos, y aunque ha variado la formación en algunos instrumentos, el concepto es el mismo. Realmente hoy me siento muy cómoda trabajando con los muchachos, nos entendemos hasta con las miradas, y eso es fundamental.

El que tiene más experiencia  en todo esto es Quique Lafourcade (guitarra), que es el director musical de la banda, pero tanto él como el resto, Guille Nater (guitarra), Diego Balle (bajo), Nico Modernel (batería), Gastón Bentacur (violín) y Sabrina Valiente (coros) son excelentes profesionales que me dan mucha seguridad arriba del escenario.

¿Qué te motivó a elegir la música como actividad?

Siempre me vi rodeada de música, guitarras y tambores. Desde muy chica mi juego favorito era cantar mirándome al espejo. El escenario era algo que me seducía muchísimo. A los ocho años yo ya sabía que quería dedicarme a la música, cuidaba mi garganta para no lastimar mis cuerdas vocales, que iban a ser mi herramienta de trabajo.

Además de que siempre me gustó cantar, descubrí que con la música puedo dejar algo, abrazar en la distancia a quien puede estar pasando un mal momento, hacer reír a alguien, eso es algo que no se paga con nada.

Además del canto, ¿realizas alguna otra actividad laboral o académica?

Si, trabajo en radio Continental, formo parte hace cinco años de un programa musical que se llama  “Mientras tenga la vida”. Difundimos toda la música popular de nuestro y país y de Latinoamérica. Dejamos las puertas abiertas para que aquellos que recién comienzan tengan su espacio y la gente los pueda conocer, y también para aquellos artistas que conocemos todos. Me tiene muy feliz hacer ese programa, nos escuchan de todo el país y la audiencia ha crecido muchísimo en este último tiempo.

¿Por qué elegiste el folclore y no cualquier otro género?

Es simple, es el único género que me hace vibrar de pies a cabeza.

Yo crecí rodeada de música folclórica. Cuando estaba en la escuela deseaba que llegaran las fechas patrias para cantar alguna vidalita, “a Don José”, etc.

Es el estilo musical que me identifica, que me emociona y que me hace ver muchas realidades, el cantor de folclore por lo general le canta al pueblo, a las necesidades que ve. Es muy rico en lo musical y en su historia.

¿Quiénes son tus referentes uruguayos, musicalmente hablando?

He tenido la suerte de poder conocer a muchos de mis referentes nacionales y cantar con ellos. Tal es el caso del dúo Larbanois-Carrero, Pepe Guerra, Carlos Alberto Rodríguez, Carlos Malo, Carlos Benavides y Valeria Lima.

Ojala algún día pueda agradecerle a cada uno cada momento de emoción que me han hecho vivir.

Por otra parte, me fascina la música de Rubén Rada, es uno de los hombres más completos, a mi entender, en la música uruguaya. No hay un solo día que no lo escuche. Otro que me gusta mucho es Jorge Drexler, las fusiones que hace, el estilo tan particular que tiene para cantar y decir.

¿Y extranjeros? ¿Es La Sole tu máximo espejo? 

Admiro mucho a Rosana Arbelo, Abel Pintos, David Bisbal, Mercedes Sosa y Soledad Pastorutti Sin dudas, La Sole fue el gran impulso para todo esto. La manera en la que se mueve en el escenario, el trato que tiene con su público. Es una artista que yo admiro muchísimo.

No diría que es mi máximo espejo, el espejo te refleja quien sos en realidad, y yo soy Anita Valiente. Me ha costado muchísimo hacer entender que no soy una copia de, el tema es que siempre va a existir la comparación, y el desafío más grande es el de demostrar la autenticidad. Yo me muestro tal cual soy, tanto arriba como abajo del escenario. Y creo que recién ahora se está empezando a notar eso, que yo soy yo y ella es ella.

Esto no quita el deseo de algún día poder cumplir uno de mis grandes sueños que es poder cantar con ella, porque reitero, es una artista que adoro y admiro mucho.

El dúo brasilero Zeze Di´camargo y Luciano, si bien me gusta la música que hacen, los admiro más por su historia de vida, la manera en la cual llegaron a ser uno de los dúos más exitosos de Brasil es emocionante. Hay una película que cuenta esa historia, se llama “Dos filos de Francisco”.

anita valiente 2

Foto: Marcos Harispe

 

 ¿Cómo ves la situación actual del país para el desarrollo de la música?

Es impresionante como ha crecido el mercado musical en este último tiempo, grabar un disco hoy en día con la tecnología que hay ya no es tan difícil como antes,  hay muchas bandas que graban sus demos en sus computadoras, las canciones llegan más rápido a las radios, cada vez hay más espectáculos, pero siempre hay un pero. No sé si es porque somos menos o estamos más abajo y las cosas nos llegan últimas, pero si bien no estamos mal, podríamos estar mejor.

Uruguay debe ser uno de los países más ricos musicalmente hablando, y no lo digo por ser uruguaya, sino que lo veo, en las plazas, en la calle, en los apartamentos. En una cuadra, fácil, encontrás dos músicos.

Y algo que me deja muy contenta, es que ya los niños no van a estudiar instrumentos porque los padres los mandan, cosa que antes era muy común, hoy ellos piden ir a clases de canto, guitarra, batería, violín, etc. Eso ya habla de un crecimiento.

¿Preferís tocar en un festival para el gran público o una velada más íntima para pocas personas?

Disfruto de las dos cosas, los festivales en Uruguay en su mayoría suelen ser multitudinarios, y eso genera una adrenalina especial, una puesta en escena que atrapa también en lo visual, puedo interactuar con la gente de una manera más eufórica.

Cuando es algo más íntimo las emociones juegan otro papel, poder cantar y mirar los ojos de las personas es divino. Y te puedo asegurar que me pone más nerviosa cantar para diez que para 20 mil personas. Cuando son pocos están atentos a todos los detalles, que a veces en la multitud pasan desapercibidos.

¿Adónde te gustaría llegar cantando?

En sí no tengo muy en claro a dónde quiero llegar, sé que aún no llegué, pero me gustaría mucho en unos cuantos años ser recordada por haber dejado algo lindo con la música. Me siento capaz de todo, de lograr cosas que ni siquiera imagino, tengo la convicción de lograr todo lo que me proponga, porque sé que depende solo de mí.

Si es por soñar, quiero llegar a muchos países con la música, pero si logro cumplir ese sueño, de seguro ya voy a querer lograr más, entonces no sabría decirte dónde es la llegada, voy andando y disfrutando todo paso a paso.

Sos parte de un movimiento de artistas jóvenes: ¿te ves como una referente dentro de ellos?

Ser referente implica muchísimas cosas y aún carezco de ellas. Anteriormente te nombré a varios exponentes de la música, que tienen sus años en esto, que se mueven como pez en el agua dentro de lo que hacen, y soy una pichona al lado de ellos. Me queda mucho por aprender, no sé, sería una falta de respeto hacia ellos creerme referente.

¿Qué estilos musicales te gusta escuchar?

Escucho de todo, no soy muy simpatizante de la música en inglés, pero es una cuestión de idioma. Me encanta la música brasilera, la música sertaneja actual me atrapó este último tiempo. Escucho todos los estilos, es la manera también de aprender, no por cantar un género determinado hay que encasillarse a escuchar solo eso.

¿Cuál es tu posición con respecto a la polémica por el ciclo Boliches en Agosto?

Creo que es lamentable lo que sucedió con el ciclo de Boliches, sentí una falta de respeto enorme para con los músicos. Que algún dueño de un bar te escriba para decirte “mirá tengo un bar y estoy empezando a hacer shows en vivo, a vos te sirve porque te mostrás, no tengo para pagarte, pero te doy para tomar” es triste, pero más triste es que lo haga el Ministerio de Cultura.

anita valiente 3

Foto: Marcos Harispe

 

Tu música no pretende innovar, ¿crees que así podés llegar lejos o te gustaría generar un estilo propio?

Claro que me gustaría innovar, si,  la idea es crecer  y mostrar cosas nuevas, de hecho ya lo estamos haciendo, fusionando ritmos y creando canciones propias. Pero todo es un proceso, al menos así lo veo yo, crear sin dejar de lado la base de nuestro folclore, sin olvidar aquellas bellas canciones que quedaron olvidadas, es lindo rescatarlas y traerlas al hoy.

 ¿Estar en la radio ha potenciado el alcance de tu obra? ¿Qué tanto te apasiona?

En realidad no me gusta mucho usar el programa para promocionarme, sí hablo sobre las actuaciones más próximas y si la audiencia pide algún tema interpretado por mí se pasa, pero apunto a otra cosa, a difundir a los demás, mi papel en la radio es otro y me gusta respetarlo. Amo hacer radio, tiene una magia muy especial, junto con la música son mis dos grandes pasiones.

¿Qué proyectos tenés para esta segunda mitad de 2015?

Tenemos muchas cosas por delante, además de mi familia que se ha puesto al hombro este proyecto musical, se suman Andrea Buzó y Fabián Cabrera, mis productores (Duende Producciones). Comenzamos en Maldonado, en el teatro Unión de San Carlos, un espectáculo que vamos a llevar a los teatros de la parte sur del país, lo cual nos tiene muy felices por la respuesta de la gente. Una Sala Zitarrosa que compartiremos con el Maestro Carlos Benavides este 30 de julio, y comenzar a grabar el segundo disco que venimos trabajando con muchas ansias.

¿Dónde te sitúas dentro de diez años?

Acá en mi país seguro, rodeada de música. Espero en diez años haber cumplido varios sueños y haber generado nuevos. Es bastante difícil poder divisarme tantos años adelante, más siendo una persona que vive mucho el hoy, pero si la Anita de hoy no defraudó a la Anita pequeña, estoy segura que la Anita de diez años más no va a defraudarme.

¿Te gustaría participar en política algún día?

No, no es algo que me guste mucho, sí trato de estar informada y al tanto de todo, como ciudadana, pero no me veo como candidata a algo. Es una responsabilidad enorme encargarse de la dirección de un país. Un mínimo error desata miles de cosas, no podría.

¿Tenés algún enemigo o consideras que dentro del folclore hay compañerismo?

No tengo enemigos, y si los tengo aún no me entero. Veo mucho compañerismo dentro del folclore, pero es como en cualquier ambiente, hay de todo, depende de cada uno, si te mueves con respeto hacia el otro, mostrando los valores inculcados, es difícil tener enemigos así.

¿Cómo ves el futuro del folclore?

Lo veo excelente, hay mucha gente joven haciendo cosa buena, mientras se dé difusión a todo lo que se viene, hay folclore para rato.

¿Qué pensás de la movida underground (los colectivos Ezquizodelia, Estampita Records, etc.) que están por fuera de la Asociación General de Autores del Uruguay (AGADU) y manejan sus propios derechos?

Crean lugares para tocar y difundir su arte y manejan mucho lo cibernético, que hoy en día es fundamental. No lo veo mal, si les sirve y funciona está bárbaro.

¿Qué pensás sobre el cierre de la sala Vaz Ferreira para espectáculos musicales?

Es una pena, porque había quedado muy bonita para realizar shows, la habían remodelado después de estar cerrada tantos años. Fueron muchos los espectáculos que se cancelaron con su cierre, es una pena porque era una sala más que se podía tener en cuenta a la hora de realizar un show. Desconozco la interna de todo esto, pero mínimo se tendría que haber cumplido con la grilla que ya estaba estipulada para el resto del año.

¿Te consideras una pequeña gigante?

Soy muy de bromear con mi altura, me divierte, pero en realidad no me siento chiquita, y no soy de usar tacos. Pero como dice la canción, “es solo una cuestión de actitud”, plantándote con firmeza en la vida siempre vas a ser gigante. Llevo con mucho orgullo mi casi metro y medio.

¿Has estudiado periodismo?

Sí, y de hecho me encanta, me gustaría poder ejercer esa profesión más seguido, pero es muy difícil la inserción laboral en el medio periodístico, bueno, en realidad en todos los rubros es difícil, por algo no se ha dado, quizá no sea el momento.

anita valiente 4

Foto: Marcos Harispe

 

¿Qué te gustaría mejorar de tu puesta en vivo? A nivel musical y de escenografía

Quiero mejorar todo, incluso el espectáculo que estamos presentando ahora tiene escenografía, que antes no tenía, usamos proyecciones en pantalla, jugamos mucho con las luces, sumamos instrumentos. Pero siempre hay para mejorar más cosas, la música es algo que no podés dejar de estudiar nunca, te exige cada vez más, y eso es algo que me gusta.

¿Qué relación tienen tus padres con el hecho de que hagas música?

No pude haber elegido mejores padres, desde el primer momento estuvieron siempre ahí apoyándome, incluso el primer escenario lo pisé acompañada de mi padre, mano a mano los dos. Mi madre me aconsejó estudiar otra carrera, no porque no confiara en mi capacidad para la música, sino porque a veces esta bueno tener un plan B, tener otro respaldo. Y como el periodismo siempre me gustó, me incliné por esa carrera.

Están siempre a mi lado, y cuando viajo y quedan en casa, estamos en contacto siempre. Somos muy unidos, intentamos mantener eso de las familias de antes, que ahora se ha perdido un poco. Mis hermanas, tanto Cynthia como Sabrina, también son fundamentales, en el equipo musical y en el equipo más importante, el de la vida.

 ¿Qué significa para vos que tu hermana cante a tu lado?

Emoción pura, yo empecé a cantar a la edad que tiene Sabrina ahora (16 años), pero ni cerca de tener la cancha y la experiencia que ya tiene ella, se toma con mucha responsabilidad su trabajo en la banda, y a mí me llena de orgullo tenerla a mi lado. Compartimos muchos ratos, charlamos todo el tiempo, ella me muestra la música de ahora y yo la hago escuchar cosas no tan de ahora. Que una muchacha de 16 años te escuche desde un tango hasta pop coreano es tremendo. Tiene un gran futuro y condición. Capaz dentro de unos años se dedica a otra cosa que nada tiene que ver con esto, pero de seguro se está haciendo un gran camino.

¿Estudiaste canto? ¿Dónde?

Estudié guitarra con Carlos Benavides y si bien él no daba clases de canto, gracias a mi inquietud constante en aprender, me enseñaba algunas técnicas. Luego fui a clases en La´cademia de Mauro Oza, allí tuve un gran profesor llamado Fernando, que me dio mis primeras armas para desenvolverme vocalmente. Tiempo después estudié en la Fundación Eduardo Mateo, con Silvana Marrero, cantante que considero una gran amiga. Y finalmente llegué a manos de Valeria Lima, cantante increíble que adoro, me ha hecho crecer muchísimo. La admiro mucho como profesional, pero también admiro su manera de enfrentarse a la vida, siempre con decisión, firme.  Y con referentes así, tan cercanos, aprendes aún más.

 

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio