Domingo, 15 de julio de 2018

MENU

Aprovechemos la oportunidad

En materia de inserción internacional, colocación de nuestros productos, crecimiento en mercados, captación de inversión y apertura comercial hay una oportunidad que no estamos visualizando: el Brexit.

La decisión tomada por el pueblo británico de abandonar la Unión Europea es una oportunidad para nuestro país.

El Reino Unido es la quinta economía a nivel mundial, detrás de Estados Unidos, China, Japón y Alemania.

Deberá primero terminar su divorcio con la Unión Europea, lo que se estima ocurrirá el año próximo, pero con seguridad volverá a mirar al mundo.

Por muchos motivos, Uruguay debería en estos momentos estar trabajando para lograr acuerdos comerciales y no esperar al divorcio para empezar a intentarlo.

Muchos hechos avalan esto.

En primer lugar, la larga historia del relacionamiento entre ambas naciones.

El Frigorífico Anglo, el Instituto Anglo, el Hospital Británico, el British Schools, el St. Andrew´s School, el Cementerio Británico, el CURCC, el River Plate, el Montevideo  Wanderers, el Montevideo Cricket, Millington Drake, Lord Ponsonby, el Montevideo Rowing, el parque Dickinson de Salto, la Tienda Inglesa, el Albion, la Lloyd´s y tantos otros rastros de esa relación aparecen apenas uno se asoma a la historia de la presencia británica en nuestro país.

Una presencia que recuerda cuando los trenes funcionaban, el Anglo era cocina del mundo y nuestro “football“ se imponía a nivel mundial.

El propio Artigas visualizaba la importancia de esa relación.

Hace más de 200 años, en Purificación, el Jefe de los Orientales en representación de la Provincia Oriental celebró con el Teniente de Navío, Eduard Frankland por Gran Bretaña, lo que muchos consideramos el primer Tratado de Libre Comercio con una nación extra continental.
Por ese acuerdo los orientales garantizamos el libre negocio por nuestros puertos, eximiendo de impuestos extraordinarios y la Gran Bretaña se comprometió a que el comercio por nuestra costa no fuera perturbado.

Ese tratado, además, revela otras cosas: Gran Bretaña y la Provincia Oriental se trataban de igual a igual, como dos estados soberanos, y Artigas entendía que la libertad de comercio, la seguridad de este y la libre circulación eran de tal importancia que merecían su compromiso y el de la Provincia.

Hoy con el Brexit los británicos verán cambiada su relación internacional en lo que refiere al comercio de bienes y servicios.

Al no permanecer en la Unión Europea muchos de los beneficios que hoy poseen los perderán.

Por ende se verán obligados a mirar hacia otros países.

Uruguay tiene una enorme oportunidad: por los lazos históricos y por el vínculo que hemos tenido desde los tiempos de Artigas hasta nuestros días.

No debemos esperar a que termine el Brexit en el 2019 para recién entonces empezar a analizar la situación o hacer consultas.

En esta, como en casi todas las materias, el que pega primero, pega dos veces.

Nuestro gobierno debería preparar una misión al más alto nivel, con integrantes del oficialismo y de la oposición para llegar ya a Londres y comenzar a analizar, negociar y concretar un acuerdo.

Armar una estrategia para lograr un Free Trade Agreement (FTA).

Nuestros competidores Australia y Nueva Zelanda tiene vínculos aún mayores que nosotros con el Reino Unido y nos volverán a sacar ventajas.

Es momento de ponerse en movimiento, reaccionar y anticiparnos a lo que se viene.

Tenemos un TLC con México, vamos rumbo a tener otro con Chile. Aprovechemos la oportunidad que el Brexit nos da.

Pedro Bordaberry

Autor: Pedro Bordaberry

Abogado, Senador, 57 años.

  • Odelgado

    Seguro el FA creará una comisión. Que no tratará ni decidirá y así perdemos todos los trenes de oportunidades. El O. de Gobierno está más preocupado en la línea sucesoria que en pensar en el Pais al menos a 20 años adelante.