Viernes, 7 de agosto de 2015

MENU

Cierre de campaña en Argentina

La campaña para las elecciones primarias del próximo domingo en Argentina cerró ayer con el sello propio de cada precandidato presidencial y recursos variopintos para captar el voto, desde los tradicionales actos con militantes, acciones en redes sociales, el reparto de flores y hasta la soledad.

Quien figura como líder en las encuestas, el candidato oficialista Daniel Scioli, optó por un acto masivo en el parque Tecnópolis, en la periferia norte de Buenos Aires, arropado por el calor de la militancia kirchnerista.

“Me voy a romper el alma porque me he preparado para esta gran responsabilidad, para volcar mis trabajos y mis principios y ejercer en plenitud la Presidencia a partir del 10 de diciembre”, aseguró Scioli.

En el acto no estuvo presente la presidenta argentina, Cristina Fernández, pero sí contó con la asistencia de varios gobernadores y miembros del Gabinete de Gobierno nacional.

Scioli, actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, y quien ocupó la Vicepresidencia en el Gobierno del fallecido Néstor Kirchner (2003-2007), evocó las figuras de Evita y Juan Domingo Perón, al tiempo que destacó las políticas puestas en marcha en los últimos doce años.

“Yo voy hacer lo que haga falta, sostener lo que haya que sostener, profundizar lo que haya que profundizar, cambiar lo que haya que cambiar. Lo voy a hacer a mi manera”, afirmó Scioli, quien prometió mejoras económicas, educativas, en salud y seguridad.

El principal candidato opositor, el conservador Mauricio Macri, líder del Pro, eligió para su último día de campaña recorrer varios programas de televisión junto a su esposa, la diseñadora de modas Juliana Awada.

Macri, actual alcalde de la capital argentina, aprovechó para pedir a sus dos millones de “amigos” en Facebook y 1,5 millones de seguidores en Twitter que, todos juntos, digan en sus perfiles que votarán por él y publiquen su foto.

El propio Macri siguió su consigna en su cuenta de Twitter y hasta publicó una imagen de su pequeña hija Antonia adhiriendo al hashtag “#YolovotoaMM”, que rápidamente se convirtió en tendencia en Argentina.

En tanto, el también opositor Sergio Massa, del Frente Renovador, que este miércoles cerró oficialmente su campaña con un acto en un estadio de Buenos Aires, brindó entrevista en televisión junto a su mujer, Malena Galmarini.

Otros candidatos optaron por los actos tradicionales con militantes, aunque en espacios más pequeños, como Elisa Carrió y Ernesto Sanz, quienes disputarán la interna con Macri, y dos de los tres candidatos de izquierda, Jorge Altamira y Nicolás del Caño.

En tanto, la candidata del Nuevo Movimiento Al Socialismo, Manuela Castañeira, cerró su campaña en las puertas de una fábrica de neumáticos, donde repartió panfletos y dialogó con los obreros.

Mientras, el candidato de Unidos por una Nueva Alternativa, José Manuel de la Sota, realizó una caravana por la ciudad de Córdoba.

Por su parte, Margarita Stolbizer, candidata por el frente de centroizquierda Progresistas, repartió flores en la calle de Buenos Aires y hasta bajó al metro para asistir en una de las estaciones a una muestra conmemorativa del bombardeo a Hiroshima y Nagasaki.

Pero el cierre más original de esta campaña ha resultado ser el del candidato menos conocido de estas primarias: Mauricio Yattah del Partido Popular, quien concluyó su acciones proselitistas solo.

En el centro de la ciudad de Mar del Plata, con megáfono en mano, pero sin público, más que los ocasionales transeúntes, se puso a enumerar lo que hará si llega a la Presidencia.

Luego, en su cuenta de Twitter, replicó los titulares de la prensa que daban cuenta, con imágenes, de su cierre en soledad y hasta subió una foto en un bar con los pocos periodistas que fueron a cubrir su último y peculiar acto de campaña.

Unos 32 millones de argentinos están convocados para sufragar este domingo en las primarias, en las que los 15 precandidatos a presidente necesitan obtener al menos el 1,5 % de los votos para poder competir en los comicios generales de octubre en su carrera por llegar a la Casa Rosada, sede del gobierno argentino.
Fuente: EFE

El Telescopio

Autor: El Telescopio