Miércoles, 5 de agosto de 2015

MENU

Construyendo inclusión en una educación para todos

Un tema tan sensible para las familias y la sociedad en su conjunto, como es el derecho a una educación inclusiva de las personas con necesidades educacionales especiales, requiere por parte de todos , el respeto y la valorización  de la diversidad .

Nuestro país inició en el año 1985, un cambio de paradigma en la atención de alumnos con necesidades educacionales especiales. En ese momento, la escuela, los docentes y la comunidad, no estaba preparada para el cambio.

autismoDesde entonces hasta ahora, un largo camino se ha recorrido entre exclusión e inclusión , permaneciendo aún, importante número de alumnos al margen del sistema educativo ,integrado por aquellos alumnos que presentan Trastornos del Espectro Autista (TEA).

Así como también aquellos alumnos portadores de “Altas Habilidades”, que no reciben la atención adecuada, como por ejemplo, el enriquecimiento y profundización  curricular. Esos alumnos muchas veces abandonan el sistema educacional, inclusive por dificultades de relacionamiento.

Todos los alumnos, en determinado momento de su vida escolar, pueden presentar necesidades educacionales y sus docentes conocen diferentes estrategias para dar respuesta a ellas. Sin embargo, existen necesidades educacionales que requieren de la institución educativa, una serie de recursos y apoyos de carácter más especializado, que proporcionen a los alumnos medios para acceder al curriculum. Esas son las llamadas necesidades educacionales especiales.

La política de inclusión de estos alumnos en la educación regular no consiste en la permanencia física de ellos  junto con los demás educandos. Representa la capacidad de cambios de paradigmas, para el desarrollo  de esas personas, respetando sus diferencias y atendiendo sus necesidades.

Es un proyecto pedagógico en que la escuela se compromete con una educación de calidad y equidad para todos sus alumnos. De esa forma no es el alumno que se adapta a la escuela, es ella ,que consciente de su función, se coloca a su disposición,  transformándose en un espacio inclusivo.

Para ello deberá contar con un currículo amplio y flexible en criterios de evaluación y promoción.

Deberá transformarse en el proyecto compartido por toda la comunidad educativa, que contemple la diversidad y compromiso de cambio, así como con la participación de los padres

Esta política inclusiva, exige la formación cualitativa y cuantitativa de de recursos humanos así como de servicios de apoyo pedagógicos especializados para asegurar el desarrollo educativo de los alumnos

La  inclusión escolar constituye una propuesta que representa valores simbólicos importantes, correspondiente con igualdad de derechos y oportunidades educacionales para todos, que nos impone un desafío:

“Generalizar la inclusión escolar –de modo que todos los alumnos independientemente de sus características individuales o necesidades educacionales especiales, puedan aprender juntos en una escuela de calidad y equidad-en una clara demostración de respeto a las diferencias y compromiso con la promoción de derechos humanos”

Teresita González

Autor: Teresita González

Maestra especializada en la “Educación de niños con problemas originados en el desarrollo del desenvolvimiento psíquico”. Licenciada en Educación en la Universidad Mayor de Chile y cursa Licenciatura en Ciencias Históricas –Opción Investigación- en la UDELAR. Cuenta con posgrado de Perfeccionamiento para Directores. Fue Directora General del Consejo de Educación Inicial y Primaria (2000-2005), Consejera Interina del Consejo de Educación Secundaria (1998), Gerente de Programas Especiales y Experimentales (1996 -2000) e Inspectora Nacional de Educación Especial (1990-1995), entre otras funciones.