Miércoles, 2 de noviembre de 2016

MENU

Desamparados ante el delito

El auge delictivo y su no contención por parte de las autoridades, queda evidenciado, con el crecimiento exorbitante que ha tenido en los últimos 11 años, el delito de rapiña (robo con violencia o amenazas).

En efecto y como se puede observar en el cuadro de análisis que sigue (elaborado sobre la base de los datos oficiales que publica el Ministerio del Interior), el incremento que ha tenido este delito por períodos de gobierno en “números absolutos”, deja de manifiesto que la mayor cantidad efectiva de rapiñas en la historia del país, ocurrieron durante la gestión del actual ministro, en el período de gobierno del año 2010 al 2014. A su vez, el primer año cerrado (2015) de este nuevo período de gobierno, no luce muy auspicioso, por cuanto finalizó con un nuevo record histórico, alcanzándose la cifra de 21.126 rapiñas en el año.

cuadroseg1

 

En los 5 años que trascurrieron de 2010 a 2014, se cometieron nada menos que 86.538 rapiñas (denunciadas). Esta cifra implica que fueron 33.636 más que en los 5 años anteriores que van del 2005 al 2009.

 

A esta preocupante situación se agrega que si se promedian los principales delitos ocurridos durante el año 2015, los resultados aproximados serían los siguientes:

  • 1 Hurto cada 5 minutos;
  • 1 Rapiña cada 30 minutos;
  • 1 Homicidio cada 30 horas.

 

En efecto, el Ministerio del Interior informó que durante el 2015, ocurrieron 108.755 hurtos; 21.126 rapiñas y 289 homicidios.

Pero no solo son graves estas circunstancias, sino que existen declaraciones públicas que no se ajustan a la realidad y por ende que no contribuyen a la confiabilidad y transparencia que debe tener una materia tan sensible como la seguridad ciudadana.

A modo de ejemplo, el Sr. ministro del Interior ha afirmado públicamente: “desde 1980, cuando se empiezan a registrar las rapiñas, hasta ahora, nunca hubo un período de baja de este delito en Montevideo“. También ha señalado el Sr. Ministro: “desde hace 31 años (desde el retorno de la democracia en 1985) no disminuyen las rapiñas“.



Programa “En la Mira” canal de cable VTV, emitido el día 13 de octubre de 2016

Sobre estas declaraciones corresponde precisar que las cifras sobre los principales delitos cometidos pueden ser consultadas en el Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior, desde 1980, hasta las estadísticas del año 2015.

Cabe consignar que no es correcto que desde 1980 a 2015, no se reducen las rapiñas. Y tampoco lo es, que no disminuyeran en los últimos 31 años (desde 1985).

En efecto, no solo los datos oficiales publicados en la página del Ministerio del Interior demuestran que en otros años bajaron las rapiñas en Montevideo, sino que la empresa UYCHECK presentó un informe publicado en la prensa (diario El País, del 13 junio 2016) donde se consigna que la afirmación del ministro es falsa, por cuanto las rapiñas descendieron en varias oportunidades, antes de los gobierno del Frente Amplio.

Así se señala por UYCHECK que: “en los propios reportes anuales del Ministerio del Interior se muestra que las rapiñas en Montevideo sí bajaron en los años 1983, 1984, 1988, 1991, 1994, 1998. 2001, y 2003”

http://uycheck.com/noticias/eduardo-bonomi-montevideo-desde-1980-cuando-se-empiezan-a-registrar-las-rapinas-a-ahora-nunca-hubo-un-periodo-de-baja-de-estas-caracteristicas/

Asimismo, de los propios reportes anuales del Ministerio del Interior, surge que a nivel nacional, también disminuyeron las rapiñas en los años 1983, 1984, 1988, 1991, 1992, 1994, 1998, 2001 y 2003.

cuadroseg2

Mientras que de los años 2005 a 2015 el delito de rapiña no han dejado de aumentar en forma sistemática. En consecuencia, son 11 años consecutivos de constante crecimiento de las rapiñas.

 

Medidas concretas

Las acciones inmediatas a fin de comenzar a revertir la situación de inseguridad y el desamparo que sufre la población, deberían encaminarse a tres aspectos básicos, del rol efectivo que debe cumplir el Ministerio del Interior:

  1. Prevención y Disuasión = Desarrollando un patrullaje intensivo (preferentemente planificado sobre un despliegue policial por cuadrícula o cuadrante). Potenciando las Comisarías del barrio como centro neurálgico de la descentralización y monitoreando con indicadores de resultados, eficacia y respuesta. A su vez analizar el comportamiento delictivo (mapa delictual geo-referenciado).
  2. Represión = Evitar la impunidad por medio del mayor esclarecimiento de los delitos -capturar y llevar a la justicia con pruebas, a fin de lograr el correspondiente procesamiento-. Implica por ende, potenciar las investigaciones y la inteligencia policial, para dar con los autores y aclarar los delitos.
  3. Rehabilitación = Bajar la tasa de Reincidencia (el 65% de los reclusos no trabajan, 80% no estudian, más de la mitad -60%- reinciden y hay record de fallecidos en las cárceles –van 36 muertos y más de 70 heridos graves en 10 meses de 2015-).

Corolario, si no se cambia el rumbo, si no se implementan mediadas efectivas contra la delincuencia, el desamparo de la gente continuará y la situación tenderá a agravarse.

Guillermo Maciel

Autor: Guillermo Maciel

Doctor en Derecho y Ciencias Sociales. Doctor en Diplomacia. Docente de la Universidad de la República; de la Universidad de la Empresa y de otros centros de estudios superiores. Director General del Ministerio del Interior de la República Oriental del Uruguay de 1999 a 2005. También se desempeñó como asesor del Ministro del Interior durante 1998. Asesor del Comité Nacional de Calidad de la Presidencia de la República de 1996 a 1999. Director del Observatorio en Seguridad de la Fundación Propuestas. Consultor especializado en seguridad ciudadana; y autor de varios trabajos publicados sobre la materia.