Martes, 15 de agosto de 2017

MENU

Desbordados por la inseguridad

La seguridad es garante de la libertad, siendo la columna vertebral de una sociedad más justa e integrada.

La seguridad ciudadana es visualizada como la primera de las libertades, por cuanto ella vela y garantiza el ejercicio pleno de las demás libertades. Un Estado que no garantice la seguridad, difícilmente podrá garantizar ninguna de las otras libertades.

En los últimos tiempos, la ciudadanía se ve conmocionada con una creciente ola delictiva y de episodios cada vez más violentos que despiertan una alarma más que justificada. No es que la inseguridad sea un hecho nuevo, pero se ha agudizado profundamente y cobra vidas en forma casi cotidiana.

El consolidado deterioro de la seguridad pública que se viene desarrollando desde los últimos años, a cifras record, se puede observar claramente en este conjunto de cuadros de evolución y comparativos:

grafica maciel

 

También puede resultar interesante un cotejo de los delitos más reiterados y que afectan más a la gente, como lo son los hurtos y las rapiñas:

grafica maciel2

Y en materia de crímenes, los datos también resultan lamentablemente muy negativos:

grafica maciel3

Durante la gestión del ministro Bonomi a la fecha llevan ocurridos 1.917 homicidios (1.757 del 2010 al 2016 más 160 en lo que va del 2017), por este camino, en muy poco tiempo más, llegará al record de los 2.000 homicidios.

grafica macie4

A su vez en los delitos más violentos como las rapiñas y los homicidios, se puede observar el fuerte agravamiento en los últimos 10 años (2007 y 2016) de gestión de los gobiernos del Frente Amplio:

grafica macie5

Este crecimiento alarmante de los delitos se da en un escenario donde a su vez el Ministerio del Interior pasó a contar con mucho más personal y con un presupuesto que se multiplicó casi por 5. Lo que deja demostrado que se hicieron más caros y más ineficientes. Y donde la gestión podría calificarse de rotundo fracaso.

grafica macie6

Como corolario, se podría consignar que es notorio e indiscutible que de 2005 a 2017 la situación de inseguridad aumentó gravemente y particularmente mucho más durante la gestión del ministro del Interior de 2010 a 2017.

Sin lugar a dudas estamos mucho peor que hace 12 años y muchísimo más que desde que asumió el actual titular del ministerio del Interior. Todos estos datos de la cruda realidad, brindan una clara evidencia de la magnitud del problema de la inseguridad reinante. Y a su vez, acreditan que no se ha logrado una mejora real en la seguridad.

Guillermo Maciel

Autor: Guillermo Maciel

Doctor en Derecho y Ciencias Sociales. Doctor en Diplomacia. Docente de la Universidad de la República; de la Universidad de la Empresa y de otros centros de estudios superiores. Director General del Ministerio del Interior de la República Oriental del Uruguay de 1999 a 2005. También se desempeñó como asesor del Ministro del Interior durante 1998. Asesor del Comité Nacional de Calidad de la Presidencia de la República de 1996 a 1999. Director del Observatorio en Seguridad de la Fundación Propuestas. Consultor especializado en seguridad ciudadana; y autor de varios trabajos publicados sobre la materia.