Martes, 29 de septiembre de 2015

MENU

¿Dónde quedó el Uruguay Natural? La contaminación de La Caleta

lacaleta37En mayo de este 2015 se realizó un informe de evaluación ambiental (document) sobre el lago La Caleta, ubicado en la localidad Huertos de Carrasco, departamento de Canelones. Concretamente, su superficie se encuentra dentro de la zona delimitada por la Avenida de las Américas, Avenida Giannattasio y Avenida de La Playa.

La evaluación, que estuvo a cargo de la empresa GEA Consultores, analiza las obras de relleno que se realizan en el lago y afirma que “se contamina el agua con materia orgánica” y concluye en la existencia de daño grave e irreversible al medio ambiente.

La Caleta es definido como un lago arenero y es el resultado de la acumulación de agua proveniente de emanación subterránea y  de precipitaciones pluviales en predios afectados por excavaciones realizadas para la extracción de arena. A su vez, fue declarado de interés y protegido según el Plan de Ordenamiento Territorial de la Micro Región de la Costa, tanto por sus cualidades ambientales como por su valor paisajístico y su pertenencia a la red de espacios libres del departamento.

La Ley 18.610 que refiere a la Política Nacional de Aguas parece no respetarse en lo absoluto. Establece en su artículo  4 ‘Integran el dominio público estatal las aguas superficiales y subterráneas, quedando exceptuadas las aguas pluviales que son recogidas por techos y tanques apoyados sobre la superficie de la tierra’. Además, en su artículo 3, se menciona que el “agua es un recurso natural esencial para la vida”. Por su parte el artículo 47 de la Constitución en la misma línea establece:

 “Las aguas superficiales, así como las subterráneas, con excepción de las pluviales, integradas en el ciclo hidrológico, constituyen un recurso unitario, subordinado al interés general, que forma parte del dominio público estatal, como dominio público hidráulico.” tweet

La Caleta constituye actualmente y desde hace más de medio siglo, un verdadero refugio para fauna y flora autóctona, que se ve amenazada a nivel local por la acelerada modificación de sus hábitats naturales, particularmente por el desarrollo urbano descontrolado, y la consiguiente pérdida de los ecosistemas presentes en el área. Cabe destacar, que actualmente el centro poblado de la Barra de Carrasco cuenta con 5.410 habitantes y 2.001 viviendas de las cuales 1.787 se encuentran ocupadas.

La superficie del lago cuenta con 13,9 hectáreas, de las cuales se pretende rellenar 3 hectáreas para la obtención de tierra firme y con ello permitir a su propietario comercializarla para la construcción de un complejo de edificio de viviendas en el padrón número 3.710 y parte del número 2.675 (lago) –lo que también se puede observar en el informe de GEA– para el cual también se obtuvieron importantes excepciones urbanísticas.

De acuerdo al dictamen de la Dirección General de Gestión Ambiental de la Intendencia de Canelones, es fundamental que las características del relleno sean inertes, evitando la materia orgánica. Sin embargo, varias contradicciones rondan entorno al caso. El material que se está utilizando proviene de la obra de Saneamiento de la Ciudad de la Costa, lo que implica que éste no sea apto para ser utilizado, de acuerdo al dictamen de Gestión Ambiental.

De hecho, según evidencias recogidas, se pudo constatar la heterogeneidad del material, que contiene cerámicos, hormigón, varillas metálicas, cañería plástica, así como restos orgánicos de vegetales y tierra, y una alta concentración de coliformes fecales.

Esta situación genera un impacto ambiental negativo si tenemos en cuenta la procedencia del material y su composición e implica riesgos sanitarios graves para la población.

De esta forma, se incumple la Ley de Protección del Medio Ambiente (Ley 17.823) que establece el derecho de los habitantes de ser protegidos del goce de un ambiente sano y equilibrado.

En entrevista con El Telescopio, el abogado, Mauricio Fioroni, integrante del Estudio que patrocina a los vecinos de La Caleta  señala que en principio el propietario del padrón del lago beneficiado por la Intendencia de Canelones  sería el abogado, periodista y ex Director de la República, Federico Fasano. Además, denuncia que hubo una excepción urbanística y que la “contaminación del lago se produce como consecuencia de la actividad de relleno que se viene realizando desde hace varios meses mediante el volcado de material proveniente de las obras de saneamiento de la ciudad de la costa llevadas adelante por OSE y la Intendencia Municipal de Canelones (IMC) con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID)”.

Sobre este tema, es importante subrayar las contradicciones de OSE(document)  y la IMC(document) entorno a la procedencia del material de relleno.

 

A continuación la entrevista con Fioroni:

 

¿Cómo se puede comprobar que Fasano es el propietario del padrón que contiene el lago?

En primer lugar porque de los propios documentos del proyecto surgen referencias explícitas, es decir, se dice “Lago Fasano” y “Proyecto Fasano”en las presentaciones ante la Intendencia. Por otra parte los vecinos saben cuándo y cómo el empresario adquirió el padrón del lago, saben de la intervención de testaferros, sociedades etc. -ya que muchos lo conocen, pues estuvo radicado allí mucho tiempo.

 

¿Existió una excepción urbanística? 

Si, en 2007 se obtienen del gobierno departamental importantes excepciones urbanísticas tales como posibilidad de construir en mayor altura, mayor factor de ocupación de suelo y mayor ocupación total, todo lo que implicó indirectamente que el valor de la propiedad se multiplicara.

Por la sola obtención de las excepciones la propiedad aumento muchísimo de valor. De todas maneras, la gran excepción consistió en permitir que tres hectáreas del lago fuesen eliminadas mediante su aterramiento. Se pasa de un punto de partida donde debía respetarse un retiro del borde del lago de 20 metros (para su protección, especialmente para mantener su calidad y configuración) a permitir adentrase en 3 hectáreas.

Pero no solo se dieron, sino que aun hoy, a casi una década se mantienen, sin inicio de obras, sin permiso de construcción en trámite para edificio alguno (ya que nada se construye allí) incluso sin ejecución de obras de contrapartida. Esto es sumamente increíble.

Sin perjuicio de la gravedad que tal situación implica desde el punto de vista urbanístico y ambiental, nosotros sostenemos que, por efecto del artículo 47 de la Constitución  y en consonancia con la ley 18.610, que establece la Política Nacional de Aguas, el espejo de agua del Lago La Caleta es de dominio público, integrando en dominio público hidráulico, al igual que el acuífero del que se nutre ya que el origen del agua que contiene es por emanación.

 

¿Cómo se contamina el lago?

La contaminación del lago se produce como consecuencia de la actividad de relleno que se viene realizando desde hace varios meses mediante el volcado de material proveniente de las obras de saneamiento de la ciudad de la costa llevadas adelante por OSE y la IMC con financiamiento del BID. Dicho material se compone, entre otras cosas, por cubierta vegetal, tierra y basura, lo que convierte al lago en un gran basurero, con el agravante de que el agua, al recibir todos esos desechos se descomponen sumándose al desastre ambiental y sanitario.

Según los expertos ambientales consultados (GEA) al volcar materia orgánica al agua, aumentan los nutrientes posibilitando la proliferación de algas (algunas de ellas tóxicas) y de determinada vegetación que cubre la superficie alterando el ecosistema hasta volverlo inviable.

 

¿Cómo se debería rellenar el lago?

Cuando el propietario del predio solicita inicialmente permiso para rellenar parte del lago, declara que lo va a hacer con arena limpia proveniente del propio lago -mediante refulado-. Esa, si bien es también una actividad prohibida por ley, ya que implica actividad minera en zona urbana (extracción de arena) es ambientalmente menos contaminante que el aterramiento que en definitiva se está haciendo.

El rellenar con arena limpia es la práctica ambientalmente menos depredatoria -ya que no se vuelca materia orgánica al agua- aunque insistimos, la eliminación de tres hectáreas de espejo de agua es de por sí  un acto claramente ilegal.

 

¿Qué efecto tiene el proceso de relleno? 

El relleno genera distintos efectos. Por un lado degrada la calidad del agua -esto vinculado principalmente a la composición del material que se está utilizando para rellenar-.

Afecta el equilibrio del ecosistema por la introducción de materia orgánica al agua, pero también por el transporte de especies que no pertenecen al mismo y por destrucción de la propia flora y fauna del lugar. Es decir, el relleno lleva a la degradación y descomposición del agua, generando efectos o impactos negativos desde muchos puntos de vista.

Por ejemplo el proceso de descomposición del agua trae roedores a la zona, el lago deja de ser centro de actividades recreativas y deportivas, el aspecto del espejo agua afecta negativamente al paisaje de la zona. En líneas generales, un lago que tenía uso recreativo, deportivo, riego, valor escénico, etc. pierde todas esas cualidades para convertirse en un gran basurero y foco infeccioso para toda la zona de influencia.

 

¿Qué contradicción existe entre OSE y la IMC en cuanto a la procedencia del material?

Según la información que pudimos obtener, existen grandes contradicciones en materia del origen del material de relleno. OSE declara que la obra de saneamiento de la ciudad de la costa no tiene excedentes  y que por tanto de allí nada sale, mientras que de la información que existe en la IMC surge que el origen del material de relleno es justamente esa obra financiada por el BID.

La Intendencia de Canelones no ha respondido a la solicitud de información planteada por los vecinos por lo que en breve se presentará demanda judicial para su obtención compulsiva. Más allá de la gran importancia ambiental que tiene este tema del origen del relleno, existe algo que también debiera quedar aclarado y es cómo es que el propietario del predio fue acreedor de dos milagros en un mismo día. Esto quiere decir, como obtuvo que se le permita rellenar un lago y como obtuvo el material para hacerlo, pues la magnitud de la obra de aterramiento es tal que solo en condiciones extraordinarias hace viable la ecuación económica del negocio inmobiliario ¿cuánto vale rellenar un terreno? Acá se está rellenando 3 hectáreas de un lago donde en algunas partes llega a los 14 metros de profundidad.

 

¿Se ha tramitado frente a la Dirección Nacional de Medio Ambiente (DINAMA) la Autorización Ambiental Previa?

Increíblemente no, la DINAMA se ha mantenido al margen incluso de las denuncias de los vecinos. Al parecer, solo les toca actuar cuando debe conceder una autorización ambiental previa -y para hacerlo, no para negarla-. Alguien puede generar un basurero acuático de 13 hectáreas en plena zona urbana, destruyendo un lago, y no interviene ni aun frente a las insistentes denuncias de los vecinos.

 

Como abogado de los vecinos, ¿en qué instancia se encuentra? 

Iniciaremos en los próximos días demandas contra la IMC por denegar el acceso a la información pública (document),  así como por la contaminación del lago y los daños y perjuicios que genera a los vecinos. También está previsto accionar contra los nuevos propietarios del predio, un grupo inversor argentino cuya participación en el proyecto es solo a los efectos de la obtención de tierra firme para luego vender a algún eventual interesado, las grandes excepciones urbanísticas dadas por la IMC en su momento a la sociedad anónima propietaria del predio.

 

¿A quién perjudica la obra?

La obra perjudica a todos menos al empresario que está tras sus suculentas ganancias especulativas cortoplacistas. Damnifica a los vecinos por la contaminación que produce el relleno, perjudica a los usuarios del lago (que son más que aquellos vecinos linderos o ribereños)  perjudica a la zona de los lagos de Carrasco, pues la contaminación del lago La Caleta implica necesariamente la de la napa y el acuífero al que pertenece, es decir, al resto de los lagos y de los pozos, manantiales etc., de toda la zona.

Perjudica a Canelones por poner en grave riesgo una de las zonas de mayor valor ambiental, paisajístico  y patrimonial del departamento, fuente de ingreso de muchos canarios a través de un desarrollo sostenible compatible con la legislación vigente. Genera un pésimo precedente… ¿Por qué se pueden rellenar 3 hectáreas y no 10, o todo? ¿El lago es privado? ¿El espejo de agua es privado? ¿De quién es? Pero entonces, ¿si el lago es mío hago lo que quiero?

 


fotogaleria
Visualizar Fotogalería

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio