Lunes, 8 de junio de 2015

MENU

Editorial: DEMOCRACIA ES LIBERTAD

Magna CartaLleno de objetivos, sueños y fuertes convicciones es que enfrenta su segunda editorial El Telescopio, tratando de romper con algunas miradas superficiales y efímeras; abogando, en su lugar, por una apuesta al contenido y el análisis.

En estos tiempos de información dinámica, en los que todo se sabe al instante y la comunicación es vertiginosa, resulta una enorme responsabilidad apostar a un nuevo medio de comunicación original, fresco, innovador y diferente.

Es tiempo entonces de ir forjando perfil; sin duda serán nuestros valores e ideas los que nos definan, los que pauten nuestra identidad y mensaje. Esta es la reflexión obligatoria que nos proponemos quienes pretendemos ser vehículo de información y propulsores de verdadera profundidad en el análisis.

Casualmente (para quienes crean en las casualidades) en este mes de junio se cumplen 800 años de la emblemática Carta Magna, superlativo acontecimiento para la historia de la democracia y la república moderna.

Allá por el año 1215 un grupo de ciudadanos logró algo que parecía imposible: limitar el poder del Monarca de turno, un Rey apodado Juan Sin Tierra. Este no solo aceptó, sino que suscribió en un documento que la voluntad del Pueblo sería tenida en cuenta aun en discordancia con la suya propia. Selló así la peor derrota a un sistema despótico de larga data, hecho que dio lugar al reconocimiento de libertades y garantías individuales, un gigante paso hacia la igualdad y el pleno ejercicio de los derechos humanos.

Nos tomamos hoy el atrevimiento de utilizar este aniversario para referirnos a la vigencia de los valores, la ética, al peso de la república y por sobre todo a la relevancia de la libertad de expresión.

En palabras de Joseph Pulitzer “El poder para moldear el futuro de una República estará en manos del periodismo de las generaciones futuras”.  Cabe preguntarse ¿cuál será entonces la relación entre la libertad de expresión, el periodismo y la república?

Hoy, al igual que hace 800 años, es necesario limitar el ejercicio del poder, evitar los abusos, garantizar libertades, sin perder de vista los desafíos constantes que se nos presentan en la actualidad. Es claro que mucho camino se ha recorrido, pero es aún más claro que queda mucho por hacer.

Nuestro país enfrenta la inminente puesta en práctica de una cuestionada ley de medios, reguladora de esta libertad de expresión que desde los tiempos de Juan Sin Tierra hasta hoy tantos han dado la vida por defender.

Será nuestra tarea brindar nuestra opinión sincera, seria y responsable sobre este tema, así como de otros que vendrán. El poder siempre escuda sus batallas en intenciones de controlar. Esa es la excusa del poder sin límite que asume ser el guardián de la responsabilidad, de la buenaventura, de la libertad.

La Historia enseña que no es el que está en el poder quien debe controlar todo sino  quien debe respetar los derechos de todos. Porque Democracia es libertad y los miedos los deben tener los opresores.twitter tweet

Entonces, aniversario, paralelismo y legado de la firma de la Gran Carta de junio de 1215, es lo que nos hace sentirnos en  la responsabilidad de actualizar diariamente este desafío, elegir las batallas a dar en nuestra vida cotidiana para profundizar la libertad de expresión y, de existir, encontrar a nuestro “Juan Sin Tierra” y recordarle todos los días nuestra propia Carta Magna.

El Telescopio.

Autor: El Telescopio.