Lunes, 17 de octubre de 2016

MENU

Eduy 21: ¿Por qué esta Iniciativa Ciudadana?

Porque es necesario que la población en su conjunto discuta sobre educación y haga de esta actividad esencial para la vida de cualquier sociedad, un tema de abordaje plural y fundamentado.

El Uruguay que podemos y queremos construir tiene mucho que ver con la manera en que se resuelven los desafíos educativos en una mirada estratégica y de larga duración. Desarrollo económico, participación democrática, consolidación de derechos, cuidado del medio ambiente, construcción ciudadana basada en la ética y el análisis crítico, y tantos otros aspectos fundamentales para la vida de cada persona y de toda la sociedad, se vinculan con la capacidad o no de abordar los grandes desafíos en educación.

Porque es fundamental valorar la profesión de docente y de educador, reconociendo la importancia y la complejidad de esta actividad.

Esto solo es posible si los ciudadanos somos capaces de hacer visible el gran trabajo que hacen miles de docentes en todo el país, la mayoría de las veces en condiciones difíciles, a la vez de pensar los cambios necesarios para crear efectivamente condiciones materiales y simbólicas que hagan posible el desarrollo profesional.

Porque hay que trabajar para ver con objetividad las dificultades estructurales del sistema educativo y los logros que también este ha tenido desde la reconstrucción democrática.

Especialmente, debemos comprender que la extensión de la matrícula en todos los niveles y la ampliación del presupuesto educativo, plantean nuevos desafíos. Todo ciudadano, y especialmente los niños y los jóvenes, deben poder acceder no solo a una plaza en los edificios escolares, sino también a la efectiva posibilidad de aprender los conocimientos, actitudes y competencias fundamentales para su desarrollo personal en una democracia.

Porque no han sido suficientes todavía los esfuerzos que nos permitan como sociedad, reconocer los cambios vertiginosos que estamos viviendo y que hace que nuestras instituciones fundamentales (familias, partidos políticos, estado, agremiaciones, iglesias y por supuesto también sus instituciones educativas) se vean interpeladas y resignificadas.  Esto hace que cuando pensamos los desafíos en educación tengamos especial atención a la interrelación que se juega con otros espacios que también están en “crisis” y como dice Francis Dubet, “debamos aprender a no esperarlo todo de la escuela”.

Porque a pesar de lo anterior, lo que sucede en cada jardín de infantes, escuela, liceo, utu, facultad o en la más amplia gama de espacios socieducativos, incide directamente en la vida de cientos de miles de uruguayos. Lugares habitables, donde el centro esté en el aprender con creatividad y libertad, donde todos los involucrados asistan con alegría y compromiso, debe ser no solo una utopía, sino un proyecto posible de concretar.

Porque creemos que sigue siendo necesario y posible el trabajo colectivo que aborde estos desafíos, participamos activamente en esta Iniciativa Ciudadana.

Mtro. Juan Pedro Mir

Autor: Mtro. Juan Pedro Mir

Maestro y Licenciado en Ciencias de la Educación Director de la Escuela de Práctica 121(Montevideo) Docente en los Institutos Normales de Montevideo y en el Instituto de Formación Docente Elbio Fernández