Lunes, 6 de junio de 2016

MENU

El momento de concretar

Hace ya dos meses que el presidente de la República convocó a los representantes de los partidos (y a algunos que no lo son) para buscar consensos en materia de políticas de seguridad.

Como era de esperarse, una convocatoria de esa envergadura ocupó los titulares de la prensa y generó en la población la expectativa de cambio que esta reclama.

Rápidamente se anunció que se había llegado a un acuerdo en tres temas: nuevo Código del Proceso Penal, normas sobre reincidentes y procesos alternativos.

Esas fueron propuestas del gobierno. Se dijo que se continuaría el trabajo analizando las propuestas de la oposición.

Sin embargo, pese a los anuncios oficiales el trabajo luce ahora empantanado.

Los tres proyectos del oficialismo que se dice fueron acordados siguen a estudio en el Parlamento.

El del nuevo Código del Proceso Penal va rumbo a ser modificado una vez más. No entrará en vigencia parte del mismo en febrero del año que viene. Se dice ahora que será en Julio y la Suprema Corte de Justicia pone en duda incluso que ello pueda suceder.

Sobre la limitación de los beneficios de libertades y salidas transitorias para quienes reinciden todo indica que, pese a los anuncios, las limitaciones serán menores.

El oficialismo se niega a limitar todos los derechos que tienen hoy los reincidentes, esto es quienes cometen más de una vez delitos como homicidios, violaciones y rapiñas.

El tercer proyecto fue duramente criticado por los operadores judiciales que concurrieron al Parlamento esta semana.

Las últimas reuniones en la presidencia de la República no han tenido resultados positivos.

El Poder Ejecutivo se limita a comunicar, al finalizar las mismas, que no está de acuerdo con las propuestas de la oposición como las de subir penas o utilizar militares para el cuidado de las embajadas y la custodia de la frontera seca.

Lo que se anunció con bombos y platillos como la búsqueda de acuerdos va camino del fracaso.

Lo poco que se acordó no se concreta y lo mucho que se propuso por la oposición es rechazado.

La expectativa que las reuniones despertaron en la población corre el riesgo de frustrarse.

Mientras ello pasa, sucesos como los ocurridos en el barrio Marconi, la aparición de cementerios de personas asesinadas por narcotraficantes, los homicidios y las rapiñas diarias recuerdan la urgencia del tema.

El tiempo apremia y la situación se agrava.

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio