Jueves, 28 de junio de 2018

MENU

El mundial de la corrupción

“El dinero en la política, es la plaga de la democracia” dice Adam Przeworski.[1]

Cuando el dinero se entromete en la política estamos ante hechos de corrupción. Y cuando la corrupción alcanza a la política, permea a vastos sectores de cualquier país. Porque la política es el espejo de una sociedad. Desde el poder se gobierna y se da el ejemplo, y si el ejemplo es de corrupción, pues serán suficientes pocos estímulos para que la misma se inmiscuya en la vida cotidiana.

Un país en el que la corrupción se vuelve parte de su diario vivir, pierde por múltiples aspectos. Por un lado, se ve afectada su confianza. Quienes tienen la posibilidad de invertir y generar trabajo, van a elegir países menos corruptos para hacerlo. Por otro, una sociedad corrupta no es meritocrática. No hay estímulos para esforzarse y salir adelante, el dinero consigue lo que se necesita.

Si usted pudiera elegir a qué país irse a vivir, ¿entre varios factores, verdad que le agradaría vivir en un país donde la percepción de la corrupción sea baja?

En estos momentos, se está disputando el mundial de fútbol en Rusia. De poca cosa más se habla, por lo menos en Uruguay. Es una buena oportunidad para tomarlo como excusa y ver, por ejemplo, cómo se comportan los países que están disputando esa competencia, en materia de corrupción.

 

El campeón de la transparencia

¿Qué ocurre con la corrupción, entonces, entre los 32 países que disputan la copa mundial de fútbol?

Si tomamos el Índice de Percepción de la Corrupción que elabora la organización Transparencia Internacional[2], para el año 2017 -último dato disponible- el resultado que obtenemos es el que presento en el gráfico. De ese modo vemos que, el mundial de la transparencia, lo gana Dinamarca, (2° en el ranking mundial)[3]. El vice campeón es Suiza (3° en el mismo ranking).

La semifinal la gana Suecia (6°) a Inglaterra (8°).

De las selecciones latinoamericanas que están disputando la copa del mundo, la mejor posicionada es la de Uruguay que queda en el lugar 11, (23°). Luego está Costa Rica, lugar 14 (38°). Argentina 23 (85°), Perú, Brasil, Panamá y Colombia, todo quedan en el lugar 24 (96°), último quedará México, en la posición 30 (135°).

La contienda deportiva dirá qué selección es la mejor, pero en la percepción de corrupción, esos son los resultados.

Lamentablemente, como se puede ver, nuestra América Latina no queda bien posicionada.

Las selecciones han tenido suerte distinta y en definitiva se trata de un juego que terminará en unas semanas. Pero el otro partido, el de la corrupción se seguirá jugando. Sería muy importante que nuestros países se fijen como objetivo principal mejorar estos guarismos, del mismo modo que lo hacen en lo futbolístico.

 

mundial corrupcion

 


 

[1] “Qué esperar de la democracia. Límites y posibilidades del autogobierno”. Adam Przeworski. Siglo Veintiuno editores, Buenos Aires, 2010.
[2] https://www.transparency.org/news/feature/corruption_perceptions_index_2017
[3] Lo que figura entre paréntesis es la posición en el ranking mundial.

Fitzgerald Cantero Piali

Autor: Fitzgerald Cantero Piali

Licenciado y Diplomado en Ciencia Política por la UDELAR, Diplomado en Filosofía Política por la UM, se encuentra cursando la Maestría en Administración y Gestión Avanzada de Proyectos en la Universidad Católica San Antonio de Murcia, y la Maestría en Ciencia Política en la UDELAR. Fue edil departamental (2005-2010) y diputado de Vamos Uruguay (2010-2015). Actualmente se encuentra ejerciendo el cargo de Director en el Banco de Seguros del Estado en representación del Partido Colorado.