Miércoles, 27 de diciembre de 2017

MENU

El Presidente y sus dichos

El Señor Presidente de la República Dr. Tabaré Vázquez, en estos días postreros del año 2017, ha descuidado la enorme responsabilidad que le cabe de ejercer la primera magistratura del país para dedicarse a la política electoral. En particular, se puede destacar su entusiasta participación en un acto de un comité de base del Frente Amplio y en recientes declaraciones dirigidas contra los partidos de oposición.

De sus diferentes manifestaciones extracurriculares se destacan aquellas que inciden en afirmar que la oposición no tiene agenda y que siendo la misma incapaz de ser alternativa, tampoco está capacitada para gobernar. Cuando su participación en un club político y este tipo de declaraciones podía haberlas delegado en dirigentes de su partido, ha creído necesario realizarlas personalmente, en violación de lo dispuesto en el artículo 77 inciso 5º de la Constitución de la República, porque está preocupado. A menos de dos años de las elecciones, el Dr. Vázquez, que el 17 del mes de enero próximo cumplirá 78 años,  aprecia,  imaginamos que con cierta desazón, que el futuro electoral del Frente Amplio no es promisorio, que el colchón de retazos ideológico que, al influjo del General Seregni, se confeccionó en 1971, se empezó a deshilachar, que su partido no ha podido cumplir con los compromisos que asumió con la ciudadanía, que son muchos los resentidos por el aumento de impuestos y tarifas así como por los reiterados casos de corrupción que se han ido reiterando, entre los que se destacan ANCAP y ASSE.

Por otra parte, en nuestra región, han comenzado a soplar, con fuerza, vientos que  no le son favorables a los preceptos del Frente Amplio por lo que, en su análisis, probablemente, no debe estar ausente lo acontecido electoralmente en países como Argentina y Chile donde los autodenominados partidos progresistas y populistas han fracasado y han sido reemplazados por gobiernos de centro derecha. El viejo aforismo que expresa “cuando veas las bardas de tu vecino arder, pon las tuyas en remojo”, es muy probable que sea tomado en cuenta, no sólo por el Dr. Vázquez, sino también por muchos dirigentes del partido de gobierno.

Es habitual que un Presidente de la República, al finalizar el año, realice un balance de su gestión pero, en su lugar, el Dr. Vázquez prefiere atacar a los opositores. Y adopta ese temperamento porque, si hiciera balance, debería comunicar a  “uruguayos, uruguayas” que el mismo es claramente deficitario. Por otra parte, el ataque a los dirigentes políticos opositores no es razonable, habida cuenta que se trata del  jefe de un partido político que gobierna con mayoría absoluta de las cámaras, por lo que, la oposición, no puede entorpecer ni paralizar la acción gubernativa. Obviamente, están en todo su derecho los dirigentes políticos opositores de formular las críticas que cualquier ciudadano puede realizar a esa gestión y deben cumplir, porque así se lo impone la ley, con denunciar los actos de corrupción que se vienen reiterando que se le imputan a personalidades del Frente Amplio que han asumido importantes responsabilidades en la acción de gobierno.

Pero la oposición, no tiene la culpa de lo que está afectando a la conducción política del país. O acaso, ¿se le puede endilgar responsabilidad por los desastres causados en ANCAP, bajo la batuta del ex Vicepresidente (licenciado?) Raúl Sendic o de la caótica ASSE, donde varios jerarcas se contrataban a sí mismos? ¿Es responsable la oposición por los 60.000 nuevos funcionarios públicos que han sido designados por el Frente Amplio desde el año 2005 y cuyos emolumentos se satisfacen con impuestos y tarifas de los servicios públicos que pagamos todos y que han sido aumentados a pesar de lo prometido por el Señor Presidente de la República? ¿Es culpable la oposición por el aumento de la deuda pública y por proyectos inviables que han costado cientos de millones de dólares? ¿Por qué el Presidente Vázquez no hace referencia a iniciativas como las del puerto de aguas profundas de Rocha que implicó gastos millonarios que se fueron por la alcantarilla y que el mismo, a sugerencia del Ministro Rossi, ordenó encajonar? ¿Por qué no nos explica como se hizo andar, con enormes gastos, el proyecto de la regasificadora cuando no se tenía asegurada la venta del excedente de ese fluido? ¿Por qué no justifica el rechazo de su gobierno, al influjo de la posición del Canciller Gargano, al tratado de libre comercio con Estados Unidos con lo cual el país habría ahorrado cientos de millones de dólares por la exoneración que hubiera implicado de los impuestos que ese país le impone a los productos uruguayos que importa? Y sobre todo ¿por qué no le informa a la población sobre el estado actual de la educación pública que, según análisis de prestigiosos especialistas de su partido, aquellos que iban a cambiar el ADN de la educación, ha tenido un significativo retroceso desde el año 2005 a la fecha?

Realmente veríamos con agrado ese balance, donde el Señor Presidente tiene todo el derecho de referirse a lo hecho con las ceibalitas, a la exitosa lucha contra el tabaquismo, al cambio de la matriz energética  y seguramente a otros logros que podría mencionar, pero si se trata de un análisis objetivo, también deberá hacer referencia al aumento de los impuestos y de algunas tarifas de servicios públicos que, en lugar de reducirse, se aumentaron significativamente y a todos los otros datos de la gestión del Frente Amplio a que hicimos referencia precedentemente, en particular al desquicio de ASSE, a la vergonzosa gestión del Sr. Sendic en ANCAP, al incremento de la delincuencia, al aumento enorme de la nómina de funcionarios públicos y de la deuda pública, a una política exterior que rechazó un TLC con Estados Unidos y que está frenando algo similar con Chile. Sería oportuno ese balance para que la ciudadanía pueda determinar con claridad si la gestión llevada a cabo por el Frente Amplio, en esta docena de años en que nos gobierna, ha sido o no positiva para el país.

Insistimos, el Presidente Vázquez, al término de este año 2017 debería enviar un mensaje en cadena a la población informando de los logros de su gobierno y explicando que las críticas de esa oposición a la que ha calificado de incapaz de ser una alternativa de gobierno y de carecer de agenda, son infundadas. En esas circunstancias, sería muy interesante que explicase que no tiene fundamento lo afirmado por los políticos opositores en el sentido que, desde el año 2005 a la fecha, se ha duplicado la deuda externa y que, durante ese período, se designaron 60.000 nuevos funcionarios públicos,  estableciendo un record en la historia de nuestro país en esa materia. Asimismo, frente a las críticas de la oposición tendría que alegar a favor de la capacidad y el talento de los jerarcas designados por su gobierno y lo acertada que ha sido la administración de los dineros públicos de importantes personalidades de su partido entre las que se destacan, el ex Vicepresidente Sendic, el Senador  De León y la Dra. Muñiz. Sería bueno, además, que informase por qué se archivó el proyecto del puerto de aguas profundas en Rocha y cuánto costó su pretendida implementación y también todo lo referente al desaguisado de la regasificadora.

La ciudadanía tiene el derecho de estar debidamente informada, en especial, por parte del Señor Presidente de la República, que, en lugar de hacerlo con la objetividad que le corresponde, opta por atacar a la oposición que no gobierna ni puede entorpecer la acción gubernativa por la mayoría absoluta que en ambas cámaras legislativas detenta el Frente Amplio.

Estimamos que el camino que ha empezado a recorrer el Señor Presidente no corresponde a su alta investidura y no corresponde en cuanto a que, con esa actitud, en algunos aspectos, viola nada menos que a la Constitución de la República, y, en otros, no se ajusta a la verdad. Los dos principales partidos de la oposición, el Partido Colorado y el Partido Nacional, no conozco la situación de los otros partidos opositores, tienen perfectamente definida la agenda de gobierno y para hacerlo recurrieron a prestigiosos especialistas en las diversas áreas que un gobierno debe encarar.

En lo que refiere a mi partido, el Partido Colorado, aprobó, oportunamente, el programa de gobierno que fue remitido a la Corte Electoral por el período 2015-2020, titulado “Compromiso de Cambio. El Uruguay del Futuro” donde, se indican rumbos a seguir que, si hubieran sido recogidos por el Frente Amplio, podía haberle permitido palear algunos desastres que se han cometido y se vienen cometiendo por los errores de su gestión.

Edison González Lapeyre

Autor: Edison González Lapeyre

• Catedrático de Derecho Internacional Privado, Derecho Internacional Público y Derecho Diplomático en la UDELAR • Profesor de Derecho Internacional Marítimo de la Academia de Derecho Internacional de La Haya. • Asesor Letrado, Director del Instituto Artigas del Servicio Exterior, Director de Asuntos Culturales, Director de la Consultoría Jurídico - Diplomática • Embajador ante los gobiernos de República Dominicana, Barbados, Haití y Granada y representante Permanente ante la OEA. • Negociador en el Tratado del Río de la Plata y su Frente Marítimo, el Estatuto del Río Uruguay, el Tratado para el desarrollo de la Cuenca Hidrográfica del Río Cuareim y el Acuerdo de Extradición y Cooperación Judicial con EEUU. • Integró el equipo legal del Uruguay en el juicio ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya en una primera etapa. • Autor de más de 150 publicaciones de su especialidad.