Sábado, 10 de junio de 2017

MENU

Estonia ofrece residencia virtual para emprendedores del todo el mundo

e-Residency-01

“Únete a la nueva nación digital”, es la invitación que aparece al ingresar al sitio oficial de promoción de e-residencias, es decir, residencias virtuales de la República de Estonia.

“Pese a que somos apenas un poco más de un millón, gracias a las capacidades de Estonia, podemos hacer diez millones de pagos, realizar diez millones de peticiones y firmar diez millones de contratos en sólo diez minutos. Lo que incluso estados diez veces más grandes no pueden superar. Pero la buena noticia es que ahora puedes formar parte de nuestro exclusivo club de ciudadanos digitales habilitados” afirma la actual presidente de Estonia, Kersti Kaljulaid.

 

Innovar, siempre

Esta innovadora iniciativa no es la primera que nace en Estonia. Este pequeño y joven país, independizado en 1991 de la URSS y ahora parte de la Unión Europea, también ha sido pionero en los comicios electorales a través de internet. En 2005, Estonia se convirtió en el primer país en ofrecer voto por Internet a nivel nacional en las elecciones locales.

Antes, en el año 2003, también fueron los primeros en pasar al formato virtual todos los trámites con el estado. Manejando de forma muy inteligente lo que hoy llamamos Big Data, llevaron a cabo esta virtualización de la burocracia bajo el lema “ingrese sus datos una sola vez”, es decir que por ejemplo, si en un trámite llena un formulario donde que dice que Ud. tiene un solo hijo, esta información queda automáticamente disponible para el resto de los trámites que deba realizar ante cualquier organismo del estado. Por supuesto que todo esto redundó en poder hacer infinidad de trámites en 10 minutos y lo más importante, en reducir la estructura burocrática y un uso más eficiente de los impuestos de la ciudadanía.

Digital-Society-Estonia

 

 

SkypeInfograph_smEstonia también se enorgullece de ser la cuna de Skype, una startup que se origina en ese país alrededor del año 2002. “No todo el mundo sabe donde está Estonia, pero todos usan Skype, entonces les digo que soy el presidente del país donde se creó Skype” decía hace algunos años el ahora ex presidente Toomas Hendrik Ilves. El New York Times llegó a referirse a Estonia como “una especie de Silicon Valley en el mar Báltico”.

 


 

E-Residencias

Luego de este raconto, y volviendo al tema que origina esta columna, la oferta de residencias virtuales se origina en el año 2014 y cobra nueva fuerza tras el Brexit, la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea.

Esta oferta de residencia virtual se presenta como una oportunidad de empoderamiento a los emprendedores alrededor del mundo de contar con una locación independiente para sus negocios, ubicada dentro de la Unión Europea y bajo los términos de la UE.

Es bueno aclarar que esto no es una ciudadanía real sino virtual y más bien enfocada a negocios online. Si se quiere viajar dentro de la Union Europea, la persona deberá contar con los habituales documentos y visados expedidos en su país de origen.

Lo que Estonia ofrece a los emprendedores, es toda su infraestructura digital para poner en marcha su emprendimiento con base fiscal en la UE y ser reconocido como tal en el resto de la comunidad europea.

La aplicación para la e-residencia tiene un costo de 100 euros, a los cuales deberán sumarse los gastos de pasaje y viático para retirar la tarjeta de identidad electrónica, que debe sí o sí, retirarse en persona en las embajadas o consulados autorizados, que lamentablemente no se encuentran en todos los países. Aquí en América del Sur por lo que pudimos ver en la página de la Embajada de Estonia, existe embajada en Chile y un consulado en Argentina, a los que convendría consultar antes de iniciar el proceso de e-residencia.

Los e-residentes acceden a una tarjeta de identificación digital que ofrece:

smartid

  • Una identidad digital emitida por el gobierno
  • Acceso seguro a los servicios electrónicos del gobierno
  • Firma digital y autenticación de documentos

La tarjeta de identificación digital y los servicios electrónicos se basan en soluciones tecnológicas de última generación, incluido el cifrado de clave pública de 2048 bits.
La tarjeta de identificación digital contiene un microchip con dos certificados de seguridad: PIN1 PIN2 para la autenticación y para la firma digital.
La tarjeta de identificación digital no es una identificación física o un documento de viaje, y no muestra una foto.

Romana Ferrer

Autor: Romana Ferrer

Creativa gráfica / Desarrolladora Web / Escribiendo desde la burbuja

  • CARLA

    Parece haber fotos de la hermosa bailarina y modelo Rocio Robles y Nelson Simatovich un diplomático de cuarenta años muy guapo.