Lunes, 4 de septiembre de 2017

MENU

Evolución del delito de rapiña en el Uruguay

El concepto de “SEGURIDAD” hace referencia a aquello que tiene la cualidad de seguro o que está exento de peligro, daño o riesgo. La seguridad, es: “un estado de confianza” en la que el individuo percibe que su propia integridad física y sus bienes, están protegidos de acciones destinadas a producir un sentimiento contrario. Y la seguridad pública o seguridad ciudadanas refiere a una garantía que debe brindar el Estado para velar por la integridad física de los ciudadanos y sus bienes. Indica a su vez “calidad de vida”, protección de sus DD.HH., y es un índice de desarrollo humano (IDH).

Además, la seguridad ciudadana significa “un sistema de organización de la fuerza pública que cuida de manera eficaz de impedir o reprimir las agresiones de que pueden ser víctimas las personas honradas; y que infunde —sin excluir esporádicos ataques— la tranquilidad de convivir y de poder circular sin preocupaciones especiales por cualquier punto del territorio y el frecuentar o visitar cualquier lugar sin temor”.

El Estado es el garante de la seguridad pública y el máximo responsable de combatir la inseguridad ciudadana. El concepto tradicional de seguridad pública o ciudadana, es el que asocia la seguridad con la prevención, la represión del delito y el mantenimiento del orden. Es la ausencia de amenazas que ponen en peligro la seguridad del ciudadano y las políticas destinadas a su protección.

La seguridad pública, es una garantía y a la vez, un valor esencial para la comunidad y para el desarrollo, que afronta un permanente y constante ataque a la misma por parte de la delincuencia.

Uno de los delitos con violencia que más golpea a la sociedad uruguaya es el delito de rapiña. Y se puede trazar la evolución de este delito a fin de cotejar como viene afectando fuertemente a la seguridad pública.

En el delito de rapiña, se asiste a un hurto con violencia, en general mediante el uso de armas, algo que lo distingue de la frontera sutil del arrebato. El Código Penal, establece en su: “Artículo 344. (Rapiña) El que, con violencias o amenazas, se apoderare de cosa mueble, sustrayéndosela a su tenedor, para aprovecharse o hacer que otro se aproveche de ella, será castigado con cuatro a dieciséis años de penitenciaría. La misma pena se aplicará al que, después de consumada la sustracción, empleara violencias o amenazas para asegurarse o asegurar a un tercero, la posesión de la cosa sustraída, o para procurarse o procurarle a un tercero la impunidad. La pena será elevada a un tercio cuando concurra alguna de las  circunstancias previstas en el artículo 341 en cuanto fueren aplicables”.

Por su parte, el Departamento de Datos, Estadísticas y Análisis del Ministerio del Interior, consiga: “RAPIÑA: se clasifican como Rapiñas todos los incidentes en que se sustrajo o intentó sustraer, por medio de la fuerza o amenaza de uso de la fuerza, cualquier objeto propiedad, al cuidado o bajo la custodia de otra o varias personas”.

Debe de consignarse que como las rapiñas conllevan agresión física o amenaza y por lo tanto contacto con el victimario, afectan más a las víctimas.

A partir de las estadísticas y datos del Observatorio Nacional sobre Violencia y Criminalidad del Ministerio del Interior, debe consignarse que las rapiñas se han multiplicado enormemente, particularmente a partir del año 2005, alcanzando incluso un record histórico, con el número más alto, según los datos oficiales, en el pasado año 2015.

A continuación una tabla ilustrativa sobre tal circunstancia:

evolucion rapinas

 

Otro dato interesante de observar es cotejar la evolución del delito de rapiña por cada período de Gobierno desde el año 1985 hasta el presente y donde el resultado es el siguiente:

evolucion rapinas 2

Como se observa, en los gobiernos del Dr. Tabaré Vázquez y del Sr. José Mujica fue cuando más crecieron los delitos de rapiñas, en número absolutos. Y asimismo se puede ver, que en lo que va del actual período 2015/2019, y donde se está a la mitad del mismo, prácticamente ya se llevan registrados la misma cantidad de delitos de rapiña, que los ocurridos en todo el primer gobierno del Dr. Vázquez, 2005/2009.

evolucion rapinas 3

A su vez se puede apreciar también que el aumento en números absolutos, de delitos de rapiña denunciados, con relación al periodo anterior fue el siguiente:

evolucion rapinas

 

En suma, los datos son más que elocuentes, sobre el crecimiento sistemático y constante de este delito en particular y por ende de la inseguridad que abruma a la ciudadanía diariamente.

Más información sobre la evolución delictiva se puede encontrar en el Reporte Nº 17 del Observatorio de Seguridad de la Fundación Propuestas (Fundapro) disponible en el siguiente link:
http://seguridad.observatoriofundapro.com/wp-content/uploads/2012/09/Fundapro-
Reporte-17.pdf

Guillermo Maciel

Autor: Guillermo Maciel

Doctor en Derecho y Ciencias Sociales. Doctor en Diplomacia. Docente de la Universidad de la República; de la Universidad de la Empresa y de otros centros de estudios superiores. Director General del Ministerio del Interior de la República Oriental del Uruguay de 1999 a 2005. También se desempeñó como asesor del Ministro del Interior durante 1998. Asesor del Comité Nacional de Calidad de la Presidencia de la República de 1996 a 1999. Director del Observatorio en Seguridad de la Fundación Propuestas. Consultor especializado en seguridad ciudadana; y autor de varios trabajos publicados sobre la materia.