Viernes, 29 de diciembre de 2017

MENU

¿Exportando Celulosa?

A menudo en informativos, e incluso en reportes no vinculantes de organismos del gobierno, como los de Uruguay XXI, se dice que la celulosa es el segundo rubro de exportación del Uruguay, solo por debajo de la carne bovina.

En el caso de los informes de Uruguay XXI es notable la diferencia entre lo que se dice en el texto al comienzo de los informes (1) y los anexos estadísticos (2). En la primera parte se incluyen las ventas de las zonas francas celulósicas como “exportaciones” del Uruguay, pero los datos aduaneros del anexo estadístico desmienten ese dato.

Eso es porque la celulosa se produce en ZONAS FRANCAS (ZZFF), por lo tanto fuera del territorio aduanero nacional.

Así, las ventas de celulosa no se registran en la Aduana Uruguaya ni aparecen en las estadísticas del BANCO CENTRAL del URUGUAY (BCU) que genera los datos de la balanza comercial (3)

De la misma manera, la producción de celulosa en las ZONAS FRANCAS tampoco tiene certificado de origen del Mercosur, por lo que si una empresa de un estado miembro quisiera importar a su país esa celulosa, debiera de pagar el arancel externo común. Eso incluso para empresas uruguayas y de hecho se importa Celulosa de esas ZONAS FRANCAS al Uruguay, unas 40.000 toneladas en 2016.

La base legal de esos movimientos comerciales hacia y desde las ZZFF está en el Código Aduanero (Ley 19276) aprobado en setiembre de 2014, artículos160 a 164

En términos de comercio internacional, la Pasta de Celulosa integra la Sección 10 de la Nomenclatura Común del Mercosur (NCM) que se define como:

 

Sección X

PASTA DE MADERA O DE LAS DEMÁS MATERIAS FIBROSAS CELULÓSICAS; PAPEL O CARTÓN PARA RECICLAR (DESPERDICIOS Y DESECHOS); PAPEL O CARTÓN Y SUS APLICACIONES

47 Pasta de madera o de las demás materias fibrosas celulósicas; papel o cartón para reciclar (desperdicios y desechos)
48 Papel y cartón; manufacturas de pasta de celulosa, de papel o cartón
49 Productos editoriales, de la prensa y de las demás industrias gráficas; textos manuscritos o mecanografiados y planos

Dentro de la pasta de madera, se caracteriza en la codificación 47 a la “Semiblanqueada o blanqueada”, como 4703.2 y según la madera utilizada en su producción se divide en:

  • 4703.21.00.00 – – De coníferas
  • 4703.29.00.00 – – Distinta de la de coníferas

En Uruguay es el Banco Central del Uruguay (BCU) el que genera y difunde información y conocimiento en materia económica financiera, incluso del sector externo (3)

Con esa información se define la balanza comercial del Uruguay.

Según esos datos, en 2015 URUGUAY exportó de toda  la “Sección 10” (celulosa entre ellas) U$S 87.334.000 y en 2016 U$S 56.165.000.

Evidentemente los datos oficiales de las exportaciones no incluyen las ventas de las ZZFF Celulósicas que según informan desde esas zonas superan los 1200 millones anuales.
En el mismo período, las exportaciones de otra sección de la Nomenclatura Comercial del Mercosur, la Sección 9, fueron de U$S 767 millones en 2015 y U$S 776.975.000 en 2016

 

¿Que es la Sección 9?:

Sección IX

MADERA, CARBÓN VEGETAL Y MANUFACTURAS DE MADERA; CORCHO Y SUS MANUFACTURAS; MANUFACTURAS DE ESPARTERÍA O CESTERÍA

44 Madera, carbón vegetal y manufacturas de madera
45 Corcho y sus manufacturas
46 Manufacturas de espartería o cestería

En 2016 los principales destinos de la madera exportada por Uruguay fueron:
ZONA FRANCA DE FRAY BENTOS (UPM)  265 Millones de dólares
ZONA FRANCA PUNTA PEREIRA (MDP)    330 Millones de dólares

OTROS DESTINOS 182 Millones de dólares

En total 595 millones a las Zonas Francas Celulósicas y 182 millones a otros destinos.

Queda allí en evidencia la gran diferencia entre las exportaciones de madera de Uruguay a las ZZFF, algo menos de 600 millones, y el valor que se informa de las ventas de celulosa desde las ZZFF, que supera los 1200 millones.

Sobre esa diferencia, que en  el caso de UPM la hace su planta más rentable en el mundo, Uruguay no recibe más que un insignificante canon anual de menos de un millón de dólares y los beneficios derivados de la actividad comercial que pueden generar los salarios de los 200 empleados que trabajan en la producción de la celulosa para UPM.

Cabe preguntarse así sobre la lógica que ha llevado a otorgar zonas francas al procesamiento de productos locales, que son además producidos por subsidiarias de las multinacionales a las que se les entregan esas ZZFF y cuya posibilidad de producción está limitada geográficamente en el mundo por razones climáticas, de suelo e incluso por normativas nacionales y regionales.

Específicamente, el Eucalipto casi no tiene zonas donde pueda ser plantado en el hemisferio norte, y en el sur del planeta no se le acepta en el sur de África, tiene limitaciones y competencia en su lugar de origen (Australia) y solo puede ser plantado comercialmente en el sur de Brasil, el este de Argentina y el Uruguay.

Si no valoramos adecuadamente esas situaciones, seguiremos resignando las pocas posibilidades genuinas de ganar dinero que tiene nuestro país, en beneficio exclusivo de empresas que para su instalación incluso se ubican por encima del ordenamiento jurídico nacional.

 


 

(1)  http://www.uruguayxxi.gub.uy/informacion/wp-content/uploads/sites/9/2017/01/Informe-Anual-de-Comercio-Exterior-2016.pdf
(2) http://www.uruguayxxi.gub.uy/informacion/wp-content/uploads/sites/9/2017/01/Anexo-Diciembre-2016.pdf
(3) http://www.bcu.gub.uy/Estadisticas-e-Indicadores/Paginas/Intercambio-Comercial-.aspx

Raúl Viñas

Autor: Raúl Viñas

Magister en Ciencias Meteorológicas, docente en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de la Empresa y la Escuela de Meteorología del Uruguay. Vocero de grupo ambientalista Uruguay Libre de Megaminería.

  • Oscar Dourron

    Excelente reflexión con datos claros.