Martes, 23 de enero de 2018

MENU

Facebook reconoce que el uso de redes sociales puede ser dañino para la democracia

Facebook continuó el examen de conciencia iniciado tras la elección de Donald Trump a la Casa Blanca en 2016 y reconoció el lunes que el uso generalizado de las redes sociales puede ser dañino para la democracia, comprometiéndose a trabajar para minimizar este riesgo.

“Ahora estamos más dispuestos que nunca a combatir las influencias negativas y asegurarnos de que nuestra plataforma sea una fuente incuestionable para el bienestar democrático”, dijo Katie Harbath, jefa de políticas globales del grupo en un comunicado.

La declaración ocurre en medio de persistentes críticas contra la red social por supuestamente permitir el aumento de la desinformación, reforzar las “burbujas informativas” y facilitar el acoso de disidentes y activistas.

Facebook, añadió, tiene el “deber moral de entender cómo se están usando estas tecnologías y qué se puede hacer para que las comunidades como Facebook sean lo más representativas, respetuosas y fiables posible”.

Ejecutivos de Facebook ya recorrían Europa esta semana para abordar la lenta respuesta de la compañía a los abusos cometidos en su plataforma, como discursos de odio y las campañas de influencia extranjera.

El jefe de compromiso cívico de Facebook, Samidh Chakrabarti, indicó en un blog que la red social fue “demasiado lenta para reconocer cómo los malos actores abusan de la plataforma” y que la compañía está “trabajando diligentemente para neutralizar estos riesgos”.

El blog “Preguntas difíciles” fue publicado en el marco de los esfuerzos de Facebook para limpiar su imagen después de que la semana pasada anunciara que pediría a sus usuarios calificar la fiabilidad de las fuentes para evitar el flujo de las llamadas “fake news” o noticias falsas.

“Al ser optimista de corazón, no estoy siendo ciego ante el daño que internet puede hacer incluso en una democracia que funciona bien”, dijo Chakrabati.

El directivo señaló que la red social trabaja para equilibrar la apertura y transparencia con los esfuerzos para frenar la manipulación, los discursos de odio y la propaganda violenta. “Controlar este contenido a escala global es un problema de investigación actual porque es difícil para las máquinas entender los matices culturales de la intimidación política”.

Chakrabarti destacó que varias organizaciones utilizan la red social para educar. “Un tipo equivocado de transparencia podría poner a estos activistas en un verdadero peligro en varios países”, dijo. “Aunque estamos contratando más de 10.000 personas adicionales este año para trabajar en seguridad y protección, es probable que esto siga siendo un desafío”.

Luego de haber eludido el tema durante mucho tiempo, Facebook parece actualmente conciente que tiene el poder de influenciar a más de 2000 millones de personas y que eso le impone obligaciones inéditas en la historia.

El grupo invitó a una voz exterior, Cass Sunstein, profesor de derecho en Harvard y autor de un libro sobre el tema, a que se exprese en su blog. “Las redes sociales son formidables para la democracia en todos los aspectos, pero malos en otros”, dijo el universitario.

Para Will Oremus, del sitio de informaciones Slate, la reflexión de Facebook parece ser “terriblemente simplista e ingenua”.

El magnate de los medios Rupert Murdoch dijo a su vez que las grandes plataformas como Facebook deberían pagar a las empresas noticiosas “confiables” como parte de los esfuerzos para mejorar la credibilidad y frenar la desinformación.

El presidente ejecutivo del grupo de medios News Corp consideró que las “medidas correctivas” anunciadas por Facebook son “inadecuadas, comercial, social y periodísticamente”, según escribió en una carta pública.

“Ha habido mucha discusión sobre los modelos de suscripción, pero no he visto aún una propuesta que verdaderamente reconozca la inversión y el valor social del periodismo profesional”, agregó Murdoch, también presidente ejecutivo de 21st Century Fox.

“Si Facebook quiere reconocer a los editores confiables entonces debería pagar a esos medios una tarifa similar al modelo adoptado por los cableoperadores”, dijo el magnate.

“Seguimos de cerca los recientes cambios en la estrategia de Facebook, y no tengo dudas de que Mark Zuckerberg (el director de Facebook) es una persona sincera, pero todavía hay una seria falta de transparencia que debería preocupar a los editores y a aquellos que desconfían de la orientación política de estas poderosas plataformas”, concluyó.

 

La Nación, Agencias AFP y Reuters

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio