Lunes, 27 de febrero de 2017

MENU

Fuerte crecimiento del empleo público.

Fuerte crecimiento del empleo público.

Entre los años 2005 y 2015 el número de vínculos de funcionarios públicos se incrementó en un 30,7%, lo que equivale a 59.353 puestos de trabajo en ministerios y entes[1]. Este tema ha sido foco de discusión del debate político y académico. La línea divisoria entre clientelismo versus necesidad de requerir mayores recursos humanos en el estado es muy fina. Hay que remontarse a 1969 para tener el primer censo de funcionarios públicos, y al posterior estudio de Oscar Oszlak en 1972 para Naciones Unidas[2].

grafico funcionarios publicos

Fuente: Oficina Nacional de Servicio Civil

 

En el gráfico puede verse la evolución de los vínculos con el estado durante el período 1995-2015. Se incluye contratos de función pública  y total de vínculos (contratos públicos más los vínculos de no funcionarios públicos).  En general el incremento en función pública (presupuestados, contratos permanentes, zafrales, eventuales y otros) se ha dado a una tasa de 0,8% anual. Hay un pico de crecimiento de 4,7% en el año 2009, coincidiendo ese incremento con el año electoral. Sin embargo, para el siguiente período electoral vemos que ese incremento de los contratos ya no se verifica, sino que se constata una leve baja en el número de contratos.

 

Los contratos de función pública

Entre 1995 y 2004 tuvo lugar un proceso de reducción del personal del estado contratado por función pública. Este proceso ya había comenzado en 1990, en el marco de la reducción del tamaño del estado, pero los datos a los que accedimos de la ONSC están disponibles desde 1995. La reducción de funcionarios públicos para ese período alcanzó un 13,3%.

Para el período 2005-2015 la realidad es bien distinta. El incremento de los contratos por función pública fue continuo hasta 2014, registrándose un leve descenso hacia el 2015. Ya habían quedado atrás las leyes 16.997 de 1995 y 16.736 de 1996 que restringían el ingreso de funcionarios al estado. Derogada por Vázquez esa normativa, se dio vía libre a nuevos ingresos. Tal es así que el incremento total por función pública creció un 30,7% durante la administración del Frente Amplio. Al cierre del gobierno de Batlle el estado tenía 192.924 contratos de función pública. La primera presidencia de Vázquez cerraba el 2009 con 210.019, es decir, 17.095 nuevos contratos. Luego, transcurrido el gobierno de Mujica, Vázquez asume en 2015 con 252.277, es decir, 42.258 contratos de función pública más que su anterior administración.

 

Los otros vínculos

Los otros vínculos hacen referencia a los contratos que no son de función pública (becarios, arrendamientos de obra, pasantes, otros). Su evolución ha sido algo más irregular para todo el periodo 1995-2015, y representan en promedio unos 11.139 contratos. Su volumen hace que no tenga un  peso categórico sobre el total de vínculos con el estado. Proporcionalmente representan en promedio el 5% del total de los vínculos.

grafico funcionarios publicos 2

 

Durante el período 1995-2004 los vínculos por esta modalidad de contratación se incrementaron 36,5%. Pasaron de 8.243 contratos en 1995 a 11.253 en 2004. Muy probablemente el aumento de estas contrataciones haya sido una forma de eludir las restricciones que imponía la ley al aumento de funcionarios públicos. Durante el periodo de gobierno del Frente Amplio la evolución presenta altibajos. Pero si comparamos 2015 respecto a 2004 tenemos un leve descenso de -2,6% (972 contratos menos).

 

Apertura por incisos

Es interesante comparar ambos períodos en función de los incisos que tienen un mayor peso en las contrataciones por función pública. Para el año 1995 ANEP era el inciso en el que se concentraba una mayor proporción de funcionarios públicos, un 23,5%. Le seguía el Ministerio de Defensa Nacional (14,6%) y el Ministerio del Interior (11,2%).

En 2015 esa estructura se mantuvo, pero con una reconfiguración en sus pesos relativos. ANEP pasó a concentrar el 33,6% de los funcionarios. En tanto el Ministerio del Interior superó al Ministerio de Defensa Nacional (12,7% y 11,2% respectivamente). En buena medida esa reconfiguración refleja las prioridades políticas de la administración frenteamplista. En términos absolutos aumentó la cantidad de funcionarios de la educación y seguridad pública, en tanto descendió la cantidad de funcionarios en defensa.

 

El componente educativo de la función pública

De cada 5 nuevos contratos durante la administración frenteamplista 3 fueron para ANEP. El ente educativo ha absorbido la amplia mayoría de los contratos del total de 59.353 nuevos puestos de trabajo  que veíamos al inicio. Ello explica que el ente haya pasado de concentrar el 23,5% de los contratos de función pública al 33,6% actual.

 

Las modalidades de contratación

Esta información empezó a estar disponible a partir del año 2010. Por lo cual la comparación que se puede hacer es entre años muy recientes. En la comparación puede verse que la modalidad más utilizada es la del concurso, que en 2015 comprende el 50,8%, seguido de la categoría “otros”. Las designaciones directas muestran una baja considerable en la comparación.

Altas de los vínculos con el estado por forma de contratación
Modalidad 2010 2015
Concurso 45,2 50,8
Directa 12,5 5,3
Otro* 42,3 43,9

Fuente: Oficina Nacional de Servicio Civil. *En esta categoría se agrupan reincorporados de las Fuerzas Armadas, excedentarios reincorporados, entre otros.

En este análisis, por cuestiones de espacio y practicidad en el análisis de la información, se optó por abordar los datos del empleo público en ministerios y entes. En la próxima entrega la idea es abordar el empleo público en las intendencias.

 

 


 

[1] Queda por fuera de este artículo las personas públicas no estatales y sociedades anónimas de capital estatal, ya que la ONCS no cuenta con información de los recursos humanos de esas entidades.

[2] Bertino, M. y García, U (2008). La expansión del funcionariado público en el Uruguay del siglo XX.

Alejandro Guedes

Autor: Alejandro Guedes

Politólogo. Egresado de la Faculta de Ciencias Sociales.Se encuentra cursando la maestría en Ciencia Política (UdelaR). Integrante del Programa de Estudios Parlamentarios del Instituto de Ciencia Política.