Miércoles, 2 de diciembre de 2015

MENU

¿Hasta cuándo/cuánto terror?

Para tratar de comenzar a comprender lo incomprensible . . .
En los últimos tiempos, el Conocimiento ha derivado entre errores de apreciación / evaluación, cierta ignorancia y moldes estandarizados que pretenden explicarlo todo: muy cerca de ser una Crónica de Irresponsabilidades.
A lo largo de la Historia de la Humanidad, los Conflictos entre seres Humanos, han sido una constante significativa. En su previsión y evaluación nunca nada ha sido ni matemático, ni porcentual, ni Blanco/Negro. Para el caso de esta nueva-vieja oleada conflictiva del S. XXI global, instantáneo, interactivo en red, transversal ubicuo, lamentablemente tampoco. Si a estos conceptos primarios le aditamos la visión en perspectiva y le aplicamos un peso no específico, la resultante seguirá siendo la misma:
Contraste entre ganar-perder-ganar y/o viceversa; en un espiral evolutivo entre razonamientos lógicos lineales, formales y dialécticos y formas no lógicas, en una combinatoria imponderable, imprevisible e inesperable.
El mixing resultante, para cada caso y lugar, ente tiempo, espacio y volumen, se ve representado por Momentos en cualquier geografía-tiempo y por Actores múltiples polivalentes en n continuo juego causa-consecuencia. Esto se convierte en una de las Asimetrías más favorables con que cuenta la autoproclamada Organización Terrorista Fundamentalista Islámica (de esto en realidad tiene poco o nada), EI, con todas sus nominaciones, ramificaciones, vínculos y redes; directas/indirectas, conocidas/encubiertas, materiales/perceptivas/mitológicas, reales o inventadas en su consecución mitológica en continuo, donde el Terror a todos, es la base se su supervivencia, iniciativa y expansión. El desarrollo de sus Acciones pasa por concepciones sobre el Enemigo (inmediato, próximo y lejano), sobre las Células en Red (Coordinación, Planificación y Ejecución) y en una variación entre clandestinidad y legalidad en grupo o individual (Manadas de Lobos, Lobos sueltos o Lobos solitarios).
La postura, actitud y aptitud de los Occidentales – todos nosotros – por supuesto que no es única ni en concepto, alcance ni en medidas a tomar. Todas y cada una de ellas son respetables, con la distinción que cuanto más se restringe o amplía el Contexto y/o se desechan o agregan Indicadores reales, potenciales y/o estimados/perceptivos, en mayor medida crecen las Asimetrías favorables de los practicantes del Terror tras sus Objetivos de Poder. De esas Acciones de violencia extrema, no importa sobre qué Comunidad, en qué tiempo/lugar/momento y con cuánta publicidad o propaganda se expande en el Mundo su divulgación o no; aunque los Medios de Comunicación Masivos no lo hagan o lo hagan a medias, ellos tienen los Medios de acceso y llegada para completar su Estrategia del Terror, más allá de la simple Táctica que representan sus Acciones.
La Globalización moderna llegó para quedarse, y con ella, estos tipos de violencia extrema como Vía de Lucha, de corte sólo Terrorista; organizada, planificada y en continuidad. La misma podrá ser desde individual, grupal/focal o genérica/indiscriminada: la oportunidad es lo que marca y rige toda Acción desde su Idea, Planificación, Preparación y Ejecución. Con gran explotación de la Sorpresa y la Flexibilidad, sin Organizaciones ni Medios complicados, lo simple es más efectivo y hasta cambios de Objetivos en marcha se consideran para el éxito. En las causas no hay que profundizar en lo Social/Político/Ideológico, sí bastante en las consecuencias.
Las diferentes conceptualizaciones que se manifiestan no es un tema menor, hablar de choque religioso, cultural de civilizaciones resulta en discusiones bizantinas nuevamente favorables al Terror y a sus ejecutores. Hablar de Ideología es pretender bajarle el nivel de Legitimidad, Justificación y Credibilidad que se les inculca y se presenta en actos y vida cotidiana o no a los adeptos, satélites, periféricos e integrantes a modo de unidad y doctrina de acción. El pilar Religión y su uso y abuso en este sentido, hace que los tres preceptos necesarios para todo grupo y acción y mucho más para este caso en particular, se tornen inobjetables e indiscutibles: resultan en simples Actos de Fé, no necesitan ni interlocutor, ni explicación, ni pruebas; es por Dios, por Mandato divino.
La concepción religiosa es interpretación y forma única de vida y conducta; Islam como sumisión y a través de la aplicación de la letra estricta como Sharia, Ley divina que rige todo lo que es y hace el Hombre. Esto, combinado con una Historia complicada y con los más variados elementos, que incluyen frustración, ignorancia y odio, hace que el Proyecto de Poder prospere. Para su expansión, es necesario además convencer o someter, eliminar a los que no lo hagan o piensen diferente y combatir en pos de expandir poder territorial, con o sin gente. Claro que el Caos provocado y el Colapso buscado para una sustitución teológica absolutista – el Califato – encontró mucho “caldo de cultivo” en las acciones alentadas desde Occidente a través de la “Primavera árabe” o las “Revoluciones coloridas”, con las que en vez de lograr una democratización liberal en gobiernos y sociedades, se abrió el portal para estas Organizaciones, sus aparatos y sistemas de Poder. Los Objetivos probables que se pueden concluir al respecto dependerían de a quiénes se visualice como Actores, no tanto directos, sino las especulaciones sobre a quiénes se estiman indirectos y según sus intereses y conveniencias. De todos modos, el resultado entre Caos y Colapso, ahora extendido entre “Comunidad nómade” (mal nombre para la oleada de Inmigrantes sin control hacia el Norte y Noroeste) y todas las Acciones terroristas desarrolladas, está y estará mucho más a la vista. Los objetivos económicos, sociales y de más espiral de violencia y masa a reclutar se cierra en perfecto; cómo diferenciar o no homogeneizar entre Islamistas, entre Árabes en contraste entre gente común y Elementos de la Organización, la caída de divisas y empleos en Túnez, Turquía, Egipto y ahora Francia, cuanto mayor desocupación “más podremos culpar” a Occidente y engrosaremos las filas. Ni hablar de victimarios y de víctimas, no importa el lugar, la procedencia y “clase” de las víctimas son cualquiera. Es así que el nivel de Riesgo ya está, ese es el piso por más que se quiera bajarle presión. Claro que no hay que caer en el Terror o en su continuismo del Pánico en la masa (Objetivo muy importante para este tipo de Organizaciones), pero la Incertidumbre se debe analizar y partir siempre de la peor posibilidad: la Amenaza presente y global, si de posibles/probables Acciones violentas se trata.
Recordar, que bajo estos preceptos, nos esperan en la Región las Olimpíadas de Río, con la participación del Mundo como Atletas, Prensa y Espectadores. Varios países “enemigos” participarán en todas estas categorías y el Evento no está lejos ni ajeno a nuestro paisito.

Sahara

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio