Lunes, 1 de agosto de 2016

MENU

Igualando para abajo

La decisión de la bancada del Frente Amplio de excluir a las Universidades Privadas del régimen de donaciones especiales con exoneraciones fiscales es preocupante.

Preocupante porque le quita a estas Universidades fondos que destinan a investigación y becas.

Preocupante porque el reducido monto de las mismas (poco más de un millón de dólares) revela que no se persigue con este cambio otra cosa que atacar a las Universidades privadas.

Así lo reconoció en forma expresa quien propulsó este cambio, la diputada Macarena Gelman, que afirmó que no se trata de una propuesta recaudatoria sino ideológica y programática.

Preocupante porque expresamente se aclara que esto solo tiene como destinatarias a las Universidades privadas dejando fuera a las públicas y otras privadas que no son universitarias.

Preocupante porque se legisla con nombre y apellido puesto que alcanzará a las cinco Universidades privadas existentes (Católica, Montevideo, ORT, CLAEH y de la Empresa) excluyéndolas mientras que las públicas y otras instituciones privadas seguirán gozando del beneficio.

Preocupante porque con el sistema vigente hay un aporte privado a las universidades que o se perderá o será redirigido a las otras instituciones que gozan del beneficio.

También es preocupante porque desnuda dos realidades.

Por un lado, el pensamiento de una parte de nuestro sistema político que es contrario a estas Universidades privadas y que las ven como una amenaza hacia la Educación Pública cuando no lo son.

Por el otro, el poder de condicionamiento que tienen sectores minoritarios del Frente Amplio hacia las mayorías.

La propuesta surgió de un sector de extrema izquierda, totalmente minoritario pero que logró condicionar a las mayorías del Frente Amplio, haciendo valer la necesidad de un par de votos para llegar a la mayoría.

Finalmente y sobre todo, la modificación del régimen vigente revela pobreza de objetivos y razonamientos.

En lugar de estar pensando en normas que mejoren la educación pública, existen actores políticos que prefieren desmejorar a la privada.

En una actitud perro-horteliana e ideológica que nada aportará a solucionar los problemas del país, sino que seguirá sumiéndonos en la mediocridad y el retroceso.

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio

  • Alfredo Barran

    La que hizo el planteo es la que recibió más de U$S 500,000 de indemnización del Estado, el que nunca le dio nada a los familiares de los asesinados por los Tupamaros, caso del peón, de los soldados, de la víctima del Bowling de Carrasco, y de tantos otros. Y como siempre tratan de que la juventud cada vez más sea ignorante y que no conozca la verdadera historia de los que pasó cuando los tupas conspiraron contra un régimen democrático y que es desvirtuada para una serie de profesores y pseudos intelectuales izquierdistas que han tergiversado la historia.