Lunes, 14 de mayo de 2018

MENU

Inadmisible

El Director Nacional Policía, en un reportaje periodístico, realiza lo que podrían considerarse declaraciones preocupantes y muy graves (1). Pinta un panorama apocalíptico, de resignación y hasta de claudicación.

Dijo “que el gobierno tiene temor de aplicar medidas no simpáticas y que si no se trabaja de otra manera vamos camino a ser El Salvador o Guatemala”.

Señaló que la delincuencia va ganando terreno frente al Estado. Y expuso su juicio, varias razones, a las cuales sintetizamos y comentamos:

1  “Que el Estado esta compartimentado y no comparte información”;

¿Y de quien es la culpa, de que esto ocurra? Indudablemente es del propio gobierno. Se plantea el tema como si fuera de la oposición. Realmente increíble. ¿Quién debe coordinar que esto no ocurra, sino el propio gobierno que él integra?

2  “Que las bandas operan sin estructura organizada y sin líderes, en anarquía”.

En un país de las pequeñas dimensiones de Uruguay, con su escasa población, y no pueden con algunas bandas de delincuentes porque ellas están “desorganizadas”. Inédito.

3 “Que tienen problema de investigación de los detenidos, por un lío con los fiscales y el nuevo CPP”.

¿Acaso esto tampoco lo previeron?, ¿No lo vieron antes?, ¿No lo corrigen?, ¿No presentan propuestas legislativas para modificar la situación?

4  “Que llegó en WhatsApp, y es un aliado de los narcos”.

¿Resulta que ahora la culpa la tiene una aplicación de mensajería?. Pero el  WhatsApp existe en casi todos los países. ¿Cómo es que otros han encarado y resuelto el tema?. ¿No será un problema de ineficacia e incapacidad?.

5  “Que las cárceles inculcan violencia y son escuela del delito”

¿Y en que quedó la rehabilitación?. ¿Cómo se explica tras 13 años de gobierno, con bonanza económica y un presupuesto extraordinario para el ministerio del Interior?

6  “Que no hay presupuesto para “Informantes” y la figura del “Infiltrado” hoy es imposible”.

Pero resulta que se omite señalar que hay proyectos ley durmiendo en el parlamento desde hace más de dos legislaturas sobre estas figuras. ¿Por qué no se los aprueban?, ¿Cuales proyectos presento el gobierno? ¿No presentaron ninguno?. ¿Qué están esperando?.

7 “Que el gobierno no se anima a hacer algunas cosas”.

¿Es una denuncia de inacción y omisión, del gobierno del cual él es parte?. ¿Quiere reflejar una incapacidad generalizada del gobierno?. Esto es muy grave.

8  “Que los policía a veces están confundidos sobre cómo debe enfrentar”

¿Y para qué están las autoridades, sino para aclarar, orientar, para evitar que esto pase?

 

Corolarios

Parecería que de “la Suiza de América”, ahora vamos rumbo a ser “el Salvador o Guatemala”, según Director de la Policía Nacional.

Luego se inaugura un nuevo catálogo de explicaciones y justificaciones.

En sintonía con el resto de las autoridades del ministerio del interior, hay cero autocrítica a su gestión. ¿No hacen nada mal?

Se le endilga nuevamente a otros (Mides, Cárceles, Intendencia de Montevideo), todos los problemas.

Pero cabe preguntarse: ¿Quién administra el Mides, la Intendencia de Montevideo, las Cárceles, el Ministerio del Interior?

En suma, nada de lo que dice exculpa al gobierno.

Y se cae nuevamente en relatarnos lo qué pasa, obviando que su función es tratar de resolver o minimizar lo que sucede.

No hay caso. Se dedican más a explicar que a hacer. Y echarle la culpa a otros. Pero no se arregla esta grave situación de inseguridad, echándole la culpa a los demás.

Concomitantemente, no presenta ni una sola solución o medida. Sólo se hacen quejas y se augurar un panorama sombrío.

No se percibe que ensayen soluciones, que se hagan cambios, ni esfuerzos. No se trata de un mero espectador. Y de dar un paso al costado tampoco se habla.

Parecería que se olvidan que forman parte del Poder Ejecutivo y ocupan un cargo de particular confianza. Hagan algo!!

Este mismo jerarca fue el que dijo que estaban preparados para enfrentar el terrorismo internacional (2). ¿Y resulta que ahora no pueden con algunas bandas de delincuentes comunes y locales?.

¿No era que estábamos mejor que el FBI?.

Cabe también recordar, que el propio fiscal de Corte, Jorge Díaz, señalaba: “hay más homicidios en cinco o seis manzanas de Montevideo que en resto del país” (3). Esto ilustra el rotundo y absoluto fracaso del gobierno, que no puede controlar y dar seguridad, a apenas 5 manzanas de la ciudad.

Parecen olvidar que Uruguay es un país sin barreras geográficas, sin montañas, ni selvas, sin divisiones raciales, sin guerrilla, sin sismos. ¿Cómo puede ser entonces que su pequeña población tenga que resignarse a ser víctimas de algunos delincuentes, porque el gobierno no puede con ellos?

Cuando el Estado está ausente, los espacios que deja vacíos lo ocupa la delincuencia y crece la inseguridad y la violencia.

Hoy los delincuentes implantaron la pena de muerte en Uruguay, ellos deciden quienes viven y quienes no ,así de cruel es la realidad.

Se viene naturalizando la violencia, con una resignación debe ser la mayor preocupación.

El ministro y su equipo en sus años al frente de la cartera, no ha logrado obtener resultados tangibles. Pero se persiste en no cambiar nada. Porfiados, empecinados, e insensibles, empeñados en negar la realidad.

No se han tomado las medidas adecuadas, ni conciencia de ello. Así estamos.

La situación de la seguridad en el país ha desmejorado en forma dramática.

Se desmorona a pasos agigantados y parecen mirar para otro lado. Donde se explica todo y no se resuelve nada. Donde las autoridades no terminan de entender que su función, no debe ser la de relatar lo que ocurre, sino la de revertir lo que sucede.

Y la frutilla de la torta, es el ministro de licencia por Europa, como si acá no pasara nada.


 

(1) https://www.elobservador.com.uy/un-dia-los-marginados-van-ser-mayoria-como-los-vamos-contener-n1230914
(2) http://www.telenoche.com.uy/sociedad/uruguay-esta-preparado-para-enfrentar-al-terrorismo.html
(3)https://www.elpais.com.uy/informacion/policiales/guerra-casavalle-cobro-tres-muertes-semana.html

Guillermo Maciel

Autor: Guillermo Maciel

Doctor en Derecho y Ciencias Sociales. Doctor en Diplomacia. Docente de la Universidad de la República; de la Universidad de la Empresa y de otros centros de estudios superiores. Director General del Ministerio del Interior de la República Oriental del Uruguay de 1999 a 2005. También se desempeñó como asesor del Ministro del Interior durante 1998. Asesor del Comité Nacional de Calidad de la Presidencia de la República de 1996 a 1999. Director del Observatorio en Seguridad de la Fundación Propuestas. Consultor especializado en seguridad ciudadana; y autor de varios trabajos publicados sobre la materia.

  • Manuel Patrón Mederos

    Inflexión(I)

    El coraje cívico,personal y profesional que tuvo Mario Layera para gritar lo que gritó es la primera virtud a destacar.

    Si tuviera que representar su acción en una caricatura lo dibujaría golpeando con una tonfa a un avispero y detrás de él a Eduardo Bonomi y a Jorge Vázquez observando la misma.Los dos,con los ojos entornados,sonrisas a la Gioconda y una perra de tres patas en la vuelta.

    Las reacciones de diversos actores políticos no hacen más que ratificar que Layera pegó en el clavo y que,en general,cuenta con la aquiescencia de la ciudadanía toda.
    También demuestra que en el gobierno existen sectores que hacen gárgaras con la libertad de expresión pero llegado el momento muestran la hilacha de lo que verdaderamente piensan:no soportan la crítica—aún fundada—,y sólo están pensando en términos electorales.

    Por un lado,se observa al Partido Comunista y a Casa Grande que salen a cobrar al vuelo y a matar al mensajero con ramplona liviandad…

  • Manuel Patrón Mederos

    (II)

    También,se observa al fiscal de Corte zumbando contra Layera.Olvidando que luego de casi siete meses de implementación del nuevo CPP más del 75% de la ciudadanía no tiene acceso a la (in)justicia y la delincuencia festeja.

    Del lado de la oposición política hay de todo.El senador Pedro Bordaberry acierta cuando dice que “Mario Layera pegó un grito de auxilio ante una situación grave”.
    El senador Pablo Mieres,en tanto,escribe muy buenos diagnósticos pero se olvida—convenientemente,porque lo votó—,de las iniquidades del CPP.
    Jorge Larrañaga apuesta a los militares cuando esa no es la panacea para resolver los grandes y profundos problemas de inseguridad.
    Por último,Luis Lacalle Pou aprovecha para golpear porque la campaña política comenzó y no está corriendo a placé.

    Si tirios y troyanos no reaccionan ahora ante el tajo en el desierto que hizo Layera,no lo harán más.
    Con responsabilidad,con seriedad,poniendo al país por delante antes que mezquinos proyectos personales.
    Estamos ante una situación que es mucho más grave que la expuesta por Layera.Éste nos dio,apenas,el aperitivo.
    Es ahora o nunca.◘