Martes, 13 de diciembre de 2016

MENU

La importancia de la conectividad aérea para el desarrollo turístico

Desde hace bastante tiempo, vemos que se plantean diferentes discusiones e intercambios de ideas con respecto a la importancia o no de la conectividad aérea. Esto ha sucedido y sucede no solo en nuestro país sino en diferentes destinos que carecen de esta fortaleza y ventaja, en mi caso en particular no soy un experto en aviación y menos en sus aspectos más complejos que vaya si los tiene. Sin perjuicio, la larga vinculación con el turismo y el conocimiento adquirido ya sea en forma superficial sobre las tareas y estrategias que desarrollan otros destinos, me ha llevado a conocer algunos aspectos de esta temática tan particular.

Ya en la reunión 56 de la Organización Mundial de Turismo (OMT) se reafirmó de la importancia de trabajar en conjunto con las diferentes aerolíneas para favorecer el desarrollo del turismo, considerando que todavía existen políticas insuficientes en este sentido siendo que el transporte aéreo es una importante clave al efecto.

Justamente en esta reunión se mencionó cuales habían sido los principales factores que habían contribuido al crecimiento del turismo a nivel global. A saber:

1-Aumento clase media
2-Tecnologias de la información y comunicación- Nuevos canales de comercialización.
3-Fuerza de la globalización.
4-Más y mejores conexiones aéreas.

 

La aviación tiene un efecto multiplicador en la economía

En un estudio realizado por Oxford, denominado ´´Economics aviation benefits beyond borders´´ y otro estudio similar desarrollado por OACI (organización internacional de aviación civil) con el nombre ´´Economic contribution of civil aviation´´, se manejan datos estadísticos muy similares sobre el impacto tanto directo como indirecto, en la economía producido por la aviación. En ese estudio se aprecian datos realmente sorprendentes tales como que el impacto directo al PBI mundial  hoy se estima cercano a los 700.000 millones de dólares con un efecto indirecto que duplica y triplica esa cifra.

A su vez los informes determinan que cada 100 dólares por ingresos que produce el transporte aéreo se genera una demanda adicional de 325 dólares. También se estima que cada 100 puestos de trabajo creados por el transporte aéreo en forma directa se generan una demanda adicional de más de 600 empleos en otros sectores.

Estas cifras y conclusiones sin lugar a dudas, llevan a mirar el transporte aéreo desde otra óptica y son muchos los países que hoy buscan mejorar su conectividad no solo por el beneficio de poder traer mayor cantidad de turistas, sino por el propio negocio que las aerolíneas generan en los destinos en forma directa e indirecta. Por esa razón ya desde hace un buen tiempo se están cambiando ciertos paradigmas en la forma de obtener mayor rentabilidad de las aerolíneas y entre ellos la forma en cómo los gobiernos comienzan a modificar sus organigramas funcionales dentro del turismo.

 

Turismo y transporte aéreo una misma cartera ministerial

Ya desde hace unos años se considera que desde un punto de vista administrativo el turismo y el transporte aéreo deben formar parte de una misma cartera, pero sin embargo seguimos viendo en muchos destinos que estas carteras están separadas, se considera imprescindible que debe existir un trabajo común y coordinado que abarque no solo el transporte aéreo, sino también la seguridad, infraestructura, salud, estadísticas, regulaciones económicas, protección al consumidor, gestión de crisis, y sostenibilidad.

Una valiosa lección la están dando aquellos países donde ésta integración se está produciendo, es el caso de las empresas aéreas del golfo y de China. En estos países se están integrando políticas conjuntas como el comercio, turismo y aviación. Esto debería ser visto con mayor atención en países pequeños donde siempre hay riesgos que se retiren las aerolíneas porque son más vulnerables.

Hoy estos destinos gracias a esa integración, trabajan en el manejo del espacio aéreo, asignación de turnos de llegada y salida y las franjas horarias, visados a la llegada, visado electrónico y exención de visado. Esta unión de funciones y de carteras permite también algo muy importante que es evitar que los impuestos y gravámenes sigan creciendo (presión fiscal) debido a que siempre el turismo llama la atención para eso.

Hoy muchos destinos siguen aplicando derechos de aterrizaje, canon por pasajero y otros desoyendo a la OACI (organización internacional de aviación civil) que pide se aplique una fiscalidad inteligente para no obstaculizar el desarrollo del turismo y defenderlo.

En el año 2013 la OMT y la OACI realizaron una declaración conjunta de crear sinergias para optimizar los beneficios de ambos y establecieron como acciones y medidas a llevar adelante la mejora de la conectividad, protección de pasajeros, turistas y proveedores de servicios turísticos y como mejorar y crear acciones que mejoren a los destinos de larga distancia, procurando hacer entender la incidencia negativa de las políticas de los impuestos, derechos y tasas que se aplican en aviación y turismo.

Ambas entidades son conscientes y así lo manifestaron, que a más conexiones aéreas más acceso a la economía mundial. Por ello es imperativo que se deba tener una visión integrada entendiendo la importancia que esto tiene para la economía y el desarrollo de empleo.

Lamentablemente no todos siguen este ejemplo o predica y siempre ambas cosas se ven por separado, hoy se estima que para el año 2030 se alcanzará la cifra de 1800 millones de llegadas de turistas y el 52% será por avión o sea 6300 millones de pasajeros.

 

Cuáles serán los grandes desafíos del turismo y aviación

Mejora constante de infraestructura y operaciones.
Buen manejo de los precios de combustibles.
Disponibilidad de combustibles alternativos.
Mejoras de normativas fiscales. Reducción de impuestos.
Políticas de transporte aéreo eficaces.
Sostenibilidad ambiental (hoy a nivel mundial la aviación representa el 2% de las emisiones mundiales y un 1% del PBI)
Liberar el transporte aéreo de bilateral a multilateral.
Facilitar las visas.
Defensa de los derechos de los turistas.
Mejora constante de servicios –
Mitigar el cambio climático.

 

Turismo en Uruguay e incidencia del transporte aéreo

En Uruguay realizando un resumen, el turismo mayoritariamente y el que más incidencia tiene es básicamente regional siendo hoy:

El 7% del PBI nacional. Se recibieron 3.286.000 turistas (receptivo) en el 2015 con cruceristas incluidos en esa cifra, lo que implica 1776 millones de ingresos generados- con un promedio de UDS 540 de ingreso per cápita.

A la vez 2.200.000 de turistas que salen del país (emisivo) con un gasto total de 1162 millones de dólares.

Esto género en la balanza 614 millones de dólares entre ingresos y egresos a favor.

El turismo interno genero 6.625.951 viajes.

Todo lo explicitado implica que existan 110.756 puestos de trabajo directos. Esto es un 6.7% del total en Uruguay, siendo los restaurantes y bares quienes emplean más personal.

 

El 85% del turismo llega de países vecinos

Discriminado de la siguiente forma 68.8% de Argentina y el 44% de estos del gran Buenos Aires con una estadía promedio de 5,7 días. Un 16% de brasileros siendo el 10% proveniente del sur de Brasil. A la vez, Un 5,1 de turismo europeo y un 10,1% de otros destinos.

Los destinos más visitados en orden son Montevideo con un 31.6 %, Punta del Este 20.9%, litoral termal 14.3%, Colonia 8,7%,  Costa de Oro y Piriapolis 4,3 y Rocha con un 4.9 % de turistas que la prefieren.

 

Transporte utilizado por argentinos

53,3 transporte terrestre
40,2 marítimo
6,3 aéreo.


Transporte utilizado por brasileros.

58,9 % terrestre
36,4 % aéreo
4,6 marítimo.

 

Transporte utilizado por europeos.

62% aéreo
31,9 marítimo.
5,8 terrestre.

 

Transporte utilizado por otros destinos

51.3 % aéreo.
30% marítimo.
18,5 % terrestre.

Sin lugar a dudas el análisis del modo de transporte utilizado por los turistas que llegan a Uruguay muestra claramente que la incidencia del transporte aéreo no es grande y que debe ser factor de análisis especialmente cuando pensemos en mejorar los ingresos de divisas por turismo, calidad de visitantes, aumento del gasto promedio y diversificación de nuestra oferta en otros mercados de mayor poder adquisitivo. Así también la aplicación de inversiones en promoción y la determinación de dónde las mismas se llevan adelante ya que no debemos olvidar el beneficio directo que las aerolíneas generan en el destino con la generación de demanda de nuevos empleos y utilización de una cadena de proveedores muy extensa.

En definitiva y a la luz de lo expresado en esta columna, es evidente que debemos pensar y analizar cómo seguir las recomendaciones internacionales en este sentido para continuar con un crecimiento sostenido, mejorando nuestro desarrollo turístico con su transversalidad de beneficios.

Arnaldo Nardone

Autor: Arnaldo Nardone

Licenciado en Adm. Hotelera en la Escuela de Negocios de la Univ.de Bridgeport EEUU. Licenciado en Gerenciamiento Estratégico en la Universidad de Cornell – EEUU. Postgrado en Marketing Estratégico empresarial –Universidad Carlos III de España y Universidad de Belgrano Argentina. Past President de ICCA (Asociación Internacional de Congresos y Convenciones). Miembro Directivo del JMIC (joint meeting international council) consejo mundial que agrupa a todas las asociaciones Internacionales del Sector congresos y eventos. Director de la Consultora Mice International Consulting-especializada en Recintos de Congresos, Feriales, Bureau de Convenciones y Marketing de Ciudades como destino de Eventos. Ex Presidente de COCAL. (Asociación Latinoamericana y Caribe de Organizadores de Congresos y Ferias 16 países miembros) (2003-2006). Ex Director de Marketing para Latinoamérica de Hoteles Radisson. Ex Director de Marketing para Latinoamérica de los Hoteles Steingerberger de Alemania. Ex Director de Turismo de Canelones. Premio Mundial Moisés Shuster 2008 otorgado en Victoria, Canadá por su aporte profesional al desarrollo de la industria de reuniones a nivel Mundial, entre otros.