Lunes, 15 de junio de 2015

MENU

LA INFORMACIÓN Y LAS FUENTES

El Telescopio es una idea colectiva de uruguayos convencidos de la importancia de poner en  consideración de la opinión pública un pensamiento viejo forjado en la mejor historia del país, comprometido con la verdad, la libertad y la democracia.

Esa verdad surge a diario del cuidado con que recibimos la información, la chequeamos y luego publicamos.

No somos los únicos, pero si los más nuevos integrantes de las columnas de seres humanos que, en cita que se le atribuye muchas veces a Voltaire, podemos no estar de acuerdo con lo que dice otro, pero daremos la vida porque tenga el derecho a expresarse.

La llama que ilumina a este consejo editorial es la viva presencia en el horizonte de  grandes hombres como José Batlle y Ordoñez y sus planteos removedores o José Enrique Rodó y su prédica incesante por la renovación de una sociedad que necesita un cambio en su espíritu.

Aspiramos a influir en nuestra época con un orden social que construya quimeras nuevas de bienestar común.

El Uruguay es una construcción acordada de habitantes de esta tierra e inmigrantes que amalgamaron un proyecto nacional, asociado al mundo occidental, con un enorme brazo solidario hacia los más desfavorecidos. Todo asociado a una ética de la responsabilidad, la defensa de los principios democráticos, republicanos y de libertad.

En esta tribuna libertaria encontraran opiniones nuevas de uruguayos referentes de ayer, hoy y mañana.

La Visión de El Telescopio es la de ser un medio de comunicación que desde la palabra, la imagen y sonido, aporte al desarrollo de la información, el conocimiento y el entretenimiento en todas sus dimensiones.

Para alcanzarla, la Misión es promover y difundir un espacio donde se recojan y expresen, con amplitud de enfoque, las inquietudes que hacen a la vida política, económica, social y cultural de Uruguay y el mundo.

Los valores y el compromiso que orientan el trabajo de información e investigación son la veracidad, la transparencia, la calidad y la mejora continua del producto entregado a nuestros lectores.

Trataremos, como expresaba Rodó, no solo de decir las cosas, sino de decirlas bien, puesto que ello es otra forma de ser bueno.

Somos un esfuerzo que aspira a tener el gusto, aunque mas no sea durante un minuto, de conocer al lector, compartir con él nuestras convicciones, recibir sus verdades y construir un puente de unión en la divergencia o concurrencia, de confianza. En tres palabras, compartiendo un mate. Aunque sea un mate virtual.

Nos comprometemos en la ética de la responsabilidad a preservar el anonimato de quienes nos informan, porque el primer compromiso de alguien que busca la verdad es con el agradecimiento, con los valores, con el honor y la lealtad; y somos escuderos incansables de quien además de traernos su verdad nos acompaña con su buen nombre.

Estas son tribunas de la república pero también seremos, no duden, tribuna del barrio, la villa y la ciudad; tribuna del campo concebido en su aporte productivo y su aporte social; tribuna para el medio ambiente y el urgente resarcimiento a todos por la afectación de las presentes formas de producción.

La vida son ideas que a los humanos empujan y comprometen, nosotros latiremos a diario por  contar las nuestras. Esperamos por el aporte de otras  experiencias y no objetaremos si son  compartidas o no  con las nuestras, las necesitamos.

La libertad es el procedimiento y el resultado del intercambio entre los individuos y organizaciones, cuyos valores y acción pública se orienten al bien común. tweet

Entonces, al lector le decimos: anímate, aporta, comenta todas nuestras ideas, porque nos inspiras y nos informas con tus pensamientos.

El Telescopio.

Autor: El Telescopio.

  • Susana Sainz Mediza

    Excelente idea! Mis más sinceras felicitaciones a quienes acuñaron la idea y a quienes participan en el desarrollo, para mantenernos informados. Se hacía imprescindible un medio de difusión que surgiera desde nuestro partido y que llegase a toda la población, como lo fuera en otrora el tan recordado, El Día. En particular fuí coleccionista del fascículo denominado El Día de los niños, era de un aporte espectacular, muchas veces estudié o ampliée conocimientos desde lo allí publicado. Muchas gracias a todos los que hacen posible este impresionante aporte y prometo seguir leyendo y difundiendo sus artículos! ¡Adelante pués!