Jueves, 25 de febrero de 2016

MENU

La “noche triste” de los “mano de yeso”

No se habían acallado los ruidos generados por  la aprobación del fideicomiso de la sociedad de los pelados Martineta y Verdulerik , (claramente se juntaron el hambre y las ganas de comer), cuando llegó el día de la venganza… digo vergüenza, con la presentación de los resultados de la investigación “sin presunción”, (porque había certeza), del gran relajo del ANCAP-SENDIC-GATE.

Previamente hubo cortinas de humo, cartitas insultantes, PP Pied Noir revolvió en el tarro de bleke que le sobró de escribirle a Austeri y le pegó la pincelada al hombre de los mil perdones, que “ipsofacto” lo trató de “pata sucia, deslenguado y cobarde”, para no desentonar con el nivel estilo emisor subacuático cloacal de la fraternal discrepancia entre los EMEPPES y los AUSTERISTAS, (despectivamente llamados “Austerongos” por la Banda del triple 7).

Los grandes esfuerzos semióticos, (en consulta con Humberto Ecco) del escrito a cuatro manos con la dirección técnica del Guasón, para armonizar los puntos de vista discrepantes para mantener la UJP (”Unidá de la Juerza Política”), porque “elfrenteunidojamáserávencido”, abrieron la sesión; leídos con voz desmayada por el Ex OPEPE ahora Senador, explicando que estaba todo bien, que habían algunas “macanas” con los millones fiados por Bolivarela que se estaban corrigiendo, (por eso Austeri no se anima a cobrarles la leche impaga), que las discrepancias habían sido subsanadas con poxipol ideológico y que no había ni déficit, ni fundición, ni pérdidas, ni agencia amiga, ni empresa que “ya se sabe que va a ganar…”y que el gran esfuerzo progresista de las inversiones a “fondo perdido”, eran un ejemplo para la humanidad.

Fue muy comentada, (en reiteración real,  hasta el grado de ensañamiento), la ausencia del llamado “Boudú Charrúa”, que casualmente cuando se trataba este tema, resolvió irse a leer a Cuba. Hubo alusiones, interrogantes e inclusive cuchufletas acerca de que estaría leyendo.

Abrió fuego por la Oposición el Pedro, que con un informe de dos centenares de páginas y sepetecientas citas “al pié”; (algunas pegaban en el pié, pero otras pegaban en “la canilla”, algunas en la ingle y varias “a la cabeza,  que así no renguea”), lo remató con una cita final de don Miguel de Cervantes Saavedra, que ardió más que linimento en el ojo.

La sesión siguió, presidida por el ex primera dama, con su clásico peinado “vespa-wind”, y la ausencia de PP Pied Noir, que llegó de tardecita y se fue a las 10… PP.MM;  que también fue objeto de reiteradas “alucinaciones” personales, por presencia y ausencia, por acción y omisión y por intentar  de “pasarle el chivo” a los que se callaron la boca y se quedaron atornillados, configurando omisión “in vigilandi”.

La segunda dosis depurativa fue suministrada en nombre del partido de las cuchillas y las lanzas por un antiguo aliado de Pied Noir, (de la época de los abrazos culebreantes), ahora vuelto a sus viejos amores, y cayó como “manga e’piedra” sobre las ya bastante abolladas cabezas de los gubernistas.

El flamante Senador Mieles, del Partido Impertinente, cortó con la dulzura y no se ahorró un solo adjetivo, (quedando varias veces al borde de la injuria), para calificar lo ocurrido en la “empresa de todos” (¿los gerentes?), cuya fundición fue desmenuzada, en una tercera dosis brutalmente laxativa para el vanidoso intestino ideológico del bloque mayoritario.

Siguieron las intervenciones, el reloj marcaba las horas impiadosamente mientras los apedreados empezaban a enloquecer; hubo diálogos acerbos, y algún toque de bienvenido humor sobre el “qui chorro…rro”, que matizó las interrogantes acerca de “¿este no es amigo suyo?” a uno de los firmantes del “Tout va tres bien…”

Sorprendió la presencia en sala de un gordito que estuvo durante cinco años en el “palco” que presidía el desfile del Carnaval de Ancap-Sendic-Gate, y vino a explicar, (perdiste “dogor”), porqué, cuando empezaron a desfilar los “Cabezudos” empapelados con millones de dólares, no denunció el desorden y se fue para la casa; y en lugar de ello hizo constar en la “crónica” del corso su discrepancia… pero eso sí,  con el ceño fruncido y cara de enojado, faltaba más….

A raíz de esa intervención, el Honorable Directoire ha recibido una moción para que se lo someta a una exploración  proctológica a ver si no se contagió del “Síndrome del Bulón”; una enfermedad  cuyo síntoma más notorio es la imposibilidad de renunciar a los cargos bien rentados, que es endémica en la fuerza monolítica de las manos de yeso y las caras maquilladas con cemento portland. (El Alcaloide fue  un caso “de libro”)

Estuvo destacada la defensa de la acusación de ser mentiroso a su camarada, (nada que ver con Eugenio), por parte del pelado Carambola, dando a entender que en realidad es un problema de memoria, que en su caso se llama Leninhaimer.

En verdad fue la única defensa, aunque muy tibia, que se escuchó en la noche triste de los Reyes de la Transparencia, los Artífices de la Resurrección Moral, los Inmarcesibles de la Honestidad Cristalina y Solidaria, los Refundacionistas irredentos,  y también inventores del elástico del calzoncillo y del PLUNACAGATE (abreviatura del acrónimo de PLUCAMAUSLORALCAGATE , Pluna, Campiani, Austeri, Lorenzinho, Alcaloide-GATE), que al final resulta tienen más miedo a ir a parar a un juzgado, que uno que hace diez años que no se lavada los dientes, y se niega a ir al dentista.

Y está bien, porque creo en ambos casos les van a terminar arrancando las muelas.

Congo Bill

Autor: Congo Bill