Domingo, 24 de junio de 2018

MENU

La resaca mundialista

La resaca es lo que queda en los alambrados luego de una creciente cuando el arroyo o río baja y vuelve a su cauce.

Pajas secas, troncos de árboles, dejan su huella.

Resaca también llaman los jóvenes (y los no tan jóvenes) a las consecuencias de una noche de fiesta y descontrol.

Dolor de cabeza, somnoliencia, pocas de ganas de hablar, lentitud de movimientos y ganas de seguir en la cama son síntomas reveladores de esta resaca.

Resaca es la que nos va a quedar a los uruguayos cuando termine el Mundial de fútbol.

Cuando finalice la fiesta, nuestro seleccionado retorne a casa y se apaguen los ecos de Rusia 2018, nos encontraremos con algunos dolores de cabeza grandes.

Es que mientras nuestra atención está puesta en si Argentina pasa a octavos, si juega Torreira o Vecino, si a Suarez le gusta el asado crudo o bien hecho y nos tratan de vender desde salamínes hasta  escobas celestes, el gobierno aprovecha que estamos distraídos.

Así, en medio de la euforia mundialista, el Ministerio del Interior adelanta las malas noticias que nos iba a dar a fin de Julio.

No sólo no bajaron las rapiñas 30% como el Frente Amplio, Tabaré Vázquez y Eduardo Bonomi nos prometieron en la campaña electoral, sino que aumentaron un 50%.

¿Dulce o salado JC?

Salado y ¡frutillaaaa!

Pero como estamos en época mundialista lo aprovechan desde el Ministerio del Interior.

No sea cosa que quedemos eliminados en octavos y a esa mala noticia le sumemos el aumento de rapiñas y se venga la roja directa.

Les falta llamar a Etchandy para que nos diga que fue mucho más grave cuando el 31 de febrero de 1949, durante el gobierno colorado, punguearon a un guardiacivil a la salida de un partido entre Albion y Reformers.

Ahora, de paso, el subsecretario Jorge Vázquez le echa la culpa del aumento del delito a la inclusión financiera.

Como sacaron el dinero de la calle, hoy en día los delincuentes tienen que robar más cosas materiales para vivir porque las tienen que vender y eso aumenta los delitos, nos dice en su comentario de lo que estamos viviendo.

Ni Mariano Closs se anima a tanto.

Mire que se escuchan comentarios y análisis tirados de los pelos pero como este es difícil encontrar.

Hace poco nos decía que sacando el dinero de las estaciones de servicio se acababan las rapiñas. Ahora la culpa es que no hay dinero.

Todavía no se dio cuenta que la culpa es de los delincuentes que delinquen no del dinero.

De la misma forma que la culpa no es de la pelota que no entra en el arco sino de los que dirigen el equipo y la AFA.

Miren que bien juega Messi en el Barcelona y que mal lo hace en su selección.

Hablando de eso, Don Tabaré, usted que está en nuestra AFA gubernamental ¿no habrá que cambiar a nuestro Sampaoli del Ministerio del Interior?

Nos venimos comiendo de a cuatro y cinco goles en todos los partidos.

Sé que Usted le tiene fe pero los resultados mandan ¿no?

Otra que aprovecha la fiebre mundialista es Carolina Cosse.

“Aprovechemos que están de fiesta y les aumentamos el combustible“ dice.

Bueno en realidad, en Ancap estuvieron de fiesta mucho tiempo y la resaca hace rato que nos da dolores de cabeza.

Los que se dieron la fiesta se fueron sin pagarla y ahora nos pasan la cuenta a nosotros.

“Es un problema de las cabecitas de esos jugadores“ diría el Toto.

Los del Pit Cnt y el Partido Comunista también quieren aprovecharse: subamos los impuestos y consigamos unos pesos más, sugieren mientras aplauden las jugadas del 9 de Arabia Saudita.

Lo mejor que nos puede pasar es que no se termine el mundial.

Es que lo importante es el camino como enseña el Maestro mientras nos aumentan los combustibles, cada día nos roban más y le echamos la culpa a la inclusión financiera de nuestros males.

¿Te sirvo otro té con hielo Mariscal?

Pedro Bordaberry

Autor: Pedro Bordaberry

Abogado, Senador, 57 años.

  • Manuel Patrón Mederos

    La vida es sueño

    Diferentes autores coinciden en señalar que “el drama reproduce la vida con más perfección que la tragedia y que la comedia,porque abarca lo trágico,lo vulgar y lo cómico”.
    Por eso,precisamente,el drama se puede definir como tragicomedia.
    Hoy,en cuestiones de seguridad pública,se sufre un verdadero drama que estremece a las fibras más íntimas del ser y cuestiona el intelecto de la ciudadanía toda.

    Lo que ayer era la panacea para la seguridad pública,la inclusión financiera,hoy es la causa del incremento de los delitos.Lo mismo pasó con el cuento de la venta libre de marihuana.
    Resulta,por lo menos,una afirmación apresurada,cómica y despreciativa del raciocinio de la ciudadanía.
    Dan ganas de farfullar:“¡el porro me pegó pa’bajo,ché…!”.

    Ahora bien.Resulta trágico ver que en las fiscalías se recurre como único medio para sacar expedientes de encima a los juicios abreviados.
    Se transan los delitos como en la periferia de alguna feria y se trastoca la esencia del Código Penal en una sopa de letras donde el plato hondo depende de quien manipule el cucharón.Y el plato ya no es hondo sino que es llano o plano.

    Hace dos días dos ciudadanos fueron condenados en juicio abreviado “como autores de un delito de violencia privada especialmente agravado en concurso formal con un delito de comisión de actos de odio,desprecio o violencia hacia determinadas personas a la pena de cuatro meses de prisión”.
    Un tercer imputado fue condenado a seis meses de prisión “por la doble comisión de los mismos delitos”(*).
    Sin embargo,el pedido de la fiscalía fue sustituido por un régimen de libertad vigilada.

    A joderse:por ser víctima y encima ser negro,discapacitado y tener creencias religiosas.◘

    (*)SCJ.Histórico de noticias.“Cuatro personas fueron condenadas por agredir moral y físicamente a un afrodescendiente”.22/06/2018.-