Lunes, 18 de julio de 2016

MENU

Las balas empiezan a picar cerca

La noticia de que una de las monjas involucradas en el escandaloso episodio protagonizado por el ex secretario de Obras de Argentina José López en un monasterio mantuvo vínculos en el pasado con un grupo que hoy actúa en política en el Uruguay debe llamar a la reflexión.
Esa información se suma a otra no menos grave como las declaraciones del “arrepentido“ valijero Fariña de que varias veces volaban con dinero malhabido a nuestro país a través del aeropuerto de Melilla.
También se conoció que en Brasil fue detenido por la Policía Federal, Valter Cardeal, quien fuera número uno de la Eletrobras la empresa que realizara un negocio con una subsidiaria de nuestra Ancap. Dicho negocio ha sido ruinoso para el ente uruguayo hasta el momento.
Conocidos son los episodios de corrupción ocurridos en los últimos años tanto en Brasil como en Argentina.
Se vieron involucrados en esto una gran cantidad de funcionarios y políticos de alto rango y las denuncias involucran nada más y nada menos que a los propios ex presidentes de Brasil y de Argentina, Lula da Silva y Cristina Kirchner.
¿Pueden haber ocurrido hechos similares en nuestro país?
Si pueden haber ocurrido.
¿Ocurrieron?
No existen elementos de hecho que permitan asegurar que sí.
Lo que no podemos es mirar para el costado y asegurar que porque los indicadores internacionales sobre corrupción nos ubican mejor que esos países, ello no puede haber ocurrido.
La falta de corrupción en nuestro país y, sobre todo, en nuestra Justicia ha sido siempre un elemento que nos ha distinguido.
Pero los tiempos cambian y la presencia de ciudadanos brasileños y argentinos en nuestro país protagonizando hechos de corrupción nos debe poner en alerta.
Durante muchos años nos vanagloriamos con nuestros resultados en materia educativa. Nos llenamos la boca con las bondades de nuestro sistema educativo.
Hasta que el mundo cambió y quedamos atrás. No nos dimos cuenta que había que seguir trabajando y mejorando el sistema educativo.
Lo mismo nos sucede con la corrupción.
Se dice que estamos bien.
Con ello no alcanza. Hay que tomar medidas para prevenir las nuevas formas de corrupción y el avance que la misma esta teniendo en la región y en el mundo.
No podemos quedarnos mirándonos el ombligo y diciendo que aquí no sucederá lo mismo.
El Poder Ejecutivo y el Parlamento nacional tienen la palabra.

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio