Sábado, 13 de febrero de 2016

MENU

Las fábulas de Sendicsopo

Ya llega el día… se viene los informes. Cuatro informes y medio se están cocinando en este preciso instante.

Es una lástima que todo haya transcurrido por estas épocas y no más cerca de Carnaval. ¡Que fiesta se hubiesen hecho las murgas con este tema! Cierto es también que hubiese que haber conseguido otro auspiciante para los tablados. Pero eso es sólo un detalle. Entremos en tema…

El Partido Nacional ya debe haber preparado las denuncias penales. Seguramente, incluso, las tuviese redactadas desde antes de formarse la Investigadora. Nadie puede reprocharles falta de previsión o falta de visión de futuro. Supongo que deben de haber redactado en conjunto el pedido de la Investigadora con las denuncias que presentarían al final de la misma. Eso es optimización del tiempo, augurio claro de un gobierno moderno…

Por su parte, el Partido Independiente también se abocó a redactar su informe. Como lo fue anunciando su líder durante el transcurso de la Investigadora, han encontrado varias conductas que a su criterio merecen reproche penal. Supongo que son distintas a la de los nacionalistas, si no seguro denunciaban juntos… pero en fin… somos uruguayos. Cuatro partidos, cinco opiniones… parecemos troskos (en la cantidad de opiniones, no en la cantidad de partidos, obviamente).

Finalizando con la oposición está Pedro. ¿Y qué corno opina Pedro? Misterio. Luego de una excelente cobertura informativa de la Investigadora, la cual pudimos leer domingo a domingo en las páginas de El Telescopio, se llamó a silencio. Y teclea que teclea. Pero el contenido es secreto de estado. Ni el Sr. Fuentes, periodista estrella de Búsqueda, pudo obtener un adelanto. A Pedro me lo imagino encerrado en un cuarto, medio a oscuras, a la luz de una vela, cual monje de Umberto Eco en el scriptorium, recibiendo la comida por debajo de la puerta cerrada con quince candados. Debe estar podrido de comer fainá.

Y en el otro rincón… o rincones…o pelea de gallos… o de polleras… vaya uno a saber, el oficialismo. O mejor dicho “los oficialismos”. Redactaron un primer informe “todo viento”… Cientos de páginas culpando a los Asrtori-boys. Y se pusieron todos de acuerdo. Pero les faltó un pequeño detalle, los Astori-boys no integraban la comisión redactora. El “todo viento” despertó huracanes. Y se terminó el acuerdo. Delación va, aventura viene, lograron transar. Se incluye el mini-informe de los Astori-boys en el maxi-informe de los Rauli-kids. Todavía no sabemos si va como anexo, si va como capítulo o si lo diluyen dentro de las cientos de páginas existentes, pero volvió el acuerdo. ¡Viva la unidá! Adivinamos las conclusiones, que al igual que otras, deben estar redactadas desde el día cero: “Tout va très bien madame la marquise, la culpa es de otro”.

El gran problema al que ahora se enfrentan los oficialismos es encontrar a quien echarle la culpa. Por suerte le quedan un par de días para presentar el informe en la Cámara y ponerse de acuerdo si el culpable es la Madrastra Mala o el Lobo Feroz. La realidad es un accidente, el relato es la realidad real.

Hasta la próxima, si es que hay…

@dannyvile

Autor: @dannyvile

Nací y estoy viviendo... al menos por ahora... y mientras tanto jugando al abogado...(y ojo, que los fines de semana me transformo en hooligan manya)

  • Susana Sainz Mediza

    No tuve tiempo de leerlo antes! Una pena, está excelente!