Lunes, 5 de septiembre de 2016

MENU

Lo peor es que nos estamos acostumbrando

Dos productores rurales de Rocha fueron atacados este Sábado por delincuentes.
A uno, de 79 años, lo asesinaron.
Al otro, de 81, lo golpearon y dieron por muerto.
Dos hermanos de avanzada edad, pequeños productores, que se dedicaban a la actividad agropecuaria.
Los delincuentes huyeron en moto luego de constatar que la caja fuerte que poseían los ancianos no tenía dinero.
Este hecho de violencia se suma a muchos que se vienen repitiendo semana a semana en nuestro país.
Ajustes de cuenta, homicidios de trabajadores y pequeños comerciantes y rapiñas se convirtieron en algo habitual en las noticias diarias.
Hasta hace no mucho tiempo estos hechos no eran comunes y, cuando ocurrían, provocaban tal repercusión que motivaban cambios y reacciones de las autoridades.
Hoy estos hechos parecen tomarse con resignación.
El deterioro en la seguridad ciudadana ha sido una constante en los últimos tiempos.
Hasta ahora la mayor violencia se daba en Montevideo. Ultimamente se trasladó a toda la zona metropolitana y ahora está llegando a las zonas rurales.
Estas, como en el caso de los dos ancianos atacados en Rocha, se encuentran absolutamente desprotegidas.
El país invierte el mayor presupuesto de su historia en el Ministerio del Interior.
A ello se suma la gran cantidad de sumas que destinan hoy en día los ciudadanos a su propia seguridad: rejas en sus casas, alarmas, empresas de seguridad, cámaras de vigilancia y alambradas son parte del paisaje de nuestras ciudades y pueblos.
Han sustituido a los jardines abiertos que fueran característica tan valorada en otros tiempos.
En los últimos años y de la mano de esa inversión histórica en seguridad se intentaron varios cambios.
Pasamos de una posición inicial de no represión, a los mega operativos (las razias) luego abandonados y hoy a los planes PADO.
Estos no solucionaron el problema sino que provocaron un corrimiento del delito a otras zonas.
El tema es claro sino se ataca el problema en forma integral sino con reformas parciales será muy difícil solucionarlo.
Mientras ello sucede lo pero que nos puede pasar es acostumbrarnos a estos hechos.
Que parece ser lo que está sucediendo.

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio

  • Graciela Deccia

    Como decía White, ” El terror dela era átomo, no es la violencia del nuevo poder, pero la velocidad de la adaptación del hombre a la misma, la velocidad de su adaptación.