Domingo, 29 de julio de 2018

MENU

Lo que llega al Senado y lo que se viene

Cuando uno trabaja en el Senado a veces siente que la ciudadanía no se entera de todo lo que está sucediendo en el Parlamento.

En estos momentos la discusión de la Rendición de Cuentas en Diputados se roba la atención. Alguna visita de un Ministro, alguna declaración de un Legislador llenan la crónica informativa.

Sin embargo muchas cosas están pasando.

Cosas que nos afectan como ciudadanos.

Una de ellas tendrá lugar el próximo Miércoles.

Ese día el Frente Amplio pretenderá aprobar una ley que no sólo es inconstitucional sino que desconoce lo que los uruguayos votamos en el año 2009.

Por esa ley se pretende “interpretar“ la Constitución de la República, estableciendo el derecho al voto de los uruguayos en el exterior y se crea una Comisión para que eleve al Parlamento otro proyecto de ley que regule la forma en que se emitirán los votos.

Esa ley es inconstitucional por varios motivos.

El primero por ir en contra del artículo 1o. de la Constitución que establece que la República es la asociación política de todos los habitantes comprendidos dentro de su territorio.

El segundo es que los artículos que cita (el 77 y el 81) ni generan dudas ni dicen lo que se quiere interpretar.

En buen romance, no están interpretando sino creando una norma nueva que no está prevista en la Constitución.

Eso lo han dicho los catedráticos de derecho constitucional que concurrieron a las comisiones.

Además así lo ha reconocido el propio Frente Amplio en el pasado.

Recordará el lector que este tema lo planteó dicho partido en el año 2009.

Cuando quiso establecer un voto desde el exterior hizo lo que se debe hacer en estos casos: propuso una reforma de la Constitución y sometió el tema al voto de los uruguayos.

En ese momento el 61% de los uruguayos le dijimos al Frente Amplio que no estábamos de acuerdo con su propuesta.

Ahora quiere, a caballo de la mayoría actual que tiene en el Parlamento, aprobar una ley que le haga decir a la Constitución lo que no dice y, además, desconoce lo que los uruguayos votamos.

Con un agravante: más allá del tema de fondo, el haber planteado en su momento una reforma constitucional para resolver el tema, es la prueba más clara de que el Frente Amplio reconoce que no se puede hacer por ley.

¿Cómo explicar que ayer entendían que esto debía resolverse por una reforma constitucional y el voto popular y ahora pretenden hacerlo por una ley votada sólo por sus legisladores?

En el año 2009 el Frente Amplio también tenía mayoría parlamentaria y no siguió el camino de votar una ley.

La respuesta es clara: como el 61% de los uruguayos les dijo que no en el 2009 ahora pretenden tomar un atajo inconstitucional.

Si quieren establecer ese derecho y regularlo, el camino es el que está recorriendo el Senador Larrañaga con su propuesta sobre la Seguridad ciudadana.

El mismo que seguimos nosotros hace cinco años con la propuesta sobre la minoridad delincuente: juntar las firmas necesarias y someterlo al voto de los uruguayos.

En nuestro caso, reunimos las firmas y 1 millón cien mil uruguayos votaron a favor.

En contra el 53%.

En el caso del Frente Amplio en el 2009 votaron en contra muchos más uruguayos: el 61%.

A nosotros no se nos ocurrió plantear por ley la baja de imputabilidad puesto que respetamos el pronunciamiento de las urnas.

Existe otro agravante de la conducta del Frente Amplio: pretenden modificar las reglas en forma inconstitucional a menos de un año del comienzo del proceso electoral.

Sumando este intento a otras leyes que tienen en camino de aprobación y que afectarán la transparencia del proceso electoral (reparto de la mayoría de la publicidad electoral gratuita para el propio Frente Amplio, designación de un consejo de control de los medios con mayoría de integrantes del propio FA, utilización de cadenas nacionales y campañas de bien público con claro perfil proselitista).

Este proyecto de ley se discutirá el próximo Miércoles y es bueno que la ciudadanía sepa de esta acción inconstitucional y desconocedora del voto de los uruguayos en el 2009 que pretende modificar el padrón electoral a un año de la elección.

Hay otra ley que pronto se someterá a la aprobación del Senado.

Se trata de una ley que consagra que los hijos, menores de edad, pueden acceder sin el consentimiento de sus padres a tratamientos quirúrgicos y hormonales para el cambio de género, incluida su genitalidad.

Ello sin limitación de edad.

Es decir el Estado se quiere sustituir en el derecho de los padres establecido en el artículo 41 de la Constitución al cuidado y educación de sus hijos.

Cuesta creer lo que está pasando y es bueno que se sepa.

Pedro Bordaberry

Autor: Pedro Bordaberry

Abogado, Senador, 57 años.

  • Noal Cartel

    El que defiende el voto en el exterior, obvio que no lo hace sin haberle hecho un nudo al hilo.
    Calculo que cree que muchos ciudadanos en el exterior votarían por el FA y ayudarían a tapar el agujero por donde entra agua al Titanic, con la esperanza que se siga por encima del 50 % de los votantes en Octubre/Novimbre de 2019.
    Pero no entiendo. Si los ya casi 3 gobiernos del FA son tan notables, ¿por qué esa gente no se viene a vivir al Uruguay a participar del paraíso progresista?
    Es un dilema que no me deja dormir.

  • Manuel Patrón Mederos

    Macanas

    En un breve espacio resulta imposible tratar todos los temas a los que se refiere el columnista.
    Por tanto,conviene acotar el comentario a uno solo de ellos:la edad de los ciudadanos para ser responsables de sus actos.

    En los tres grandes partidos políticos del Uruguay—Colorado,Frente Amplio y Nacional—se permite votar en sus elecciones internas a partir de los 14 años.
    Es decir,los dirigentes políticos consideran que con 14 años se cuenta con suficiente madurez intelectual y emocional para votar a los futuros gobernantes.
    Sin embargo y en otros temas esos mismos dirigentes políticos ingresan en gruesas contradicciones.En algunos casos por razones ideológicas y en otros por intereses que no son razonables.

    Se puede ver que integrantes de esos tres partidos políticos miden con distinta vara la responsabilidad de las acciones individuales en tres grandes temas:el voto,la baja de la edad de imputabilidad y ahora de una frutilla más:todo lo que atañe a la genitalidad de cada uno.

    Mientras los políticos sigan cambiando de vara como por arte de prestidigitador según cual sea el tema a tratar,aumentarán los niveles de desconfianza que la ciudadanía tiene hacia ellos.◘

  • Guengue

    Vienen a votar con los gasto pagos, pasean y se van (nos dejan el clavo) todos los votan pero NO vienen a vivir al Paraiso actual (nabos NO son , solo jodedores)

  • Mónica Castro

    Qué tiene que ver esto con el voto del exterior…
    La verdad siempre pensé qué era justo este voto..después de lo que veo en las redes , comprendí …la gente del exterior cree lo que les venden en las paga de los chorros del paus…ya ni pienso sean críticos de la historia de la sociedad….solo para confirmar la mediocridad intelectual

  • Manuel Patrón Mederos

    El voto del exterior es uno de los múltiples temas a los que alude el senador Pedro Bordaberry.

    Me refiero a que el sistema político debería ponerse de acuerdo en cuanto a qué edad un ciudadano es responsable de sus actos.
    Por ejemplo,con 14 años un adolescente no es responsable ante la ley si perpetra una fechoría.Tampoco debería ser responsable para acceder a tratamientos hormonales sin el consentimiento de sus padres.Tampoco para votar en las elecciones internas de los partidos.
    Y viceversa.◘