Domingo, 23 de julio de 2017

MENU

Los paquetitos de Mujica que le explotaron a Vázquez

Corría el año 2013 y ADM nos invitó a los Senadores Jorge Larrañaga, Mónica Xavier y a mi a disertar sobre el “Uruguay que se viene”.

Al final de las exposiciones llegaron las preguntas. Una de ellas fue sobre las declaraciones del entonces Presidente José Mújica.

Este había dicho en la prensa que dejaría al nuevo gobierno tres paquetitos atados: la regasificadora, el ferrocarril y el puerto de aguas profundas.

Cuando me tocó responder dije que cuando me acercaba a esos paquetitos escuchaba “tic, tac, tic, tac” (http://www.elpais.com.uy/informacion/larranaga-fustigo-al-gobierno-por-actitud-ante-corporaciones.html).

Eso en clara y obvia referencia a las bombas de tiempo.

Lamentablemente lo expresado hace cuatro años se confirmó.

Eran bombas de retardo y explotaron.

El desprolijo gobierno del Sr. Mújica no sólo hizo retroceder al país en varias áreas claves como la Educación, la Seguridad, la Economía y la Inserción internacional.

Dejó en herencia esos “paquetitos” que anunciaba y otros más que explotaron al actual gobierno.
Los tres anunciados son conocidos.

La regasificadora ocasionó pérdidas por decenas de millones de dólares. Se cobró una garantía pero esta fue notoriamente insuficiente para cubrir el dinero que se invirtió en ella.

Hoy navega entre una Comisión Investigadora que parece haber encontrado severas irregularidades, el pago de sueldos descomunales en un proyecto detenido y el premio que se le dio a quien estuviera a cargo de la Regasificadora nombrándola como Presidente de Ancap.

Ello, a su vez, guardándole el cargo en la sociedad anónima.

El puerto de aguas profundas fracasó.

Ya se desistió de realizar el mismo.

Se desconoce todavía el costo de las pérdidas que dicho proyecto ocasionó.

Se sabe que se gastaron millones de dólares en estudios de factibilidad, compra de tierras y otras cosas.

Lo que duele mucho en estos tiempos de escasez de recursos presupuestales.

La tercer bomba fue el ferrocarril.

Nada dejó en la materia el gobierno del Señor Mújica.

El anunciado “Tren de los Pueblos Libres” que uniría Buenos Aires con Paso de los Toros es una clara muestra del fracaso.
Se anunció el comienzo de los servicios, salió el primer tren de Buenos Aires y los Presidentes Cristina Kirchner y José Mújica realizaron un acto para recibirlo en Salto.

Bandas militares, discursos sobre el avance y la integración entre los dos países y exigencias de todo tipo de la entonces Presidenta de Argentina recibieron al convoy.

El tren siguió hacia su destino en Paso de los Toros, pero al pasar por Paysandú se percataron que sólo viajaban cuatro pasajeros.

En ese momento resolvieron que era más barato pagarles un remise hasta el destino, por lo que los subieron a un auto y dieron vuelta.

El famoso tren de los Pueblos Libres nunca más corrió.

Ese su primer y frustrado viaje fue el único.

La pesadilla de desorden que fueron esos cinco años de Mújica no se limitó a los tres paquetitos del ferrocarril, el puerto de aguas profundas y la regasificadora.

El paquete más grande fue el de Ancap, obviamente.

Ese nos costó a los uruguayos más de 800 millones de dólares y explotó el año pasado.

Existieron más.

Antel será uno.

En algún momento tendremos información de este ente y como hizo la inversión en fibra óptica. Ella tuvo un costo sensiblemente superior al que debió haber tenido.

El paquetito del Fondes se justifica hoy diciendo que antes el Banco de la República daba préstamos que después fueron incobrables.

O sea que si alguien procedió mal antes ¡podemos seguir procediendo mal!

Junto con el Fondes llegaron Alas U y una cantidad de proyectos que ya se sabe costaron decenas de millones de dólares.
Otro paquetito fue el de Pluna.

La falta de controles, las leyes inconstitucionales y las malas decisiones llevaron a que el cierre de la aerolínea nos costara decenas de millones de dólares más.

La sobre inversión en energía eólica nos viene costando centenas de millones de dólares.

No estuvo mal la inversión sino lo que se invirtió de más.

Eso provocó que en un momento pagábamos cerca de 90 dólares a los generadores privados y le vendíamos energía a 7 dólares a Argentina.

Ahora que se anuncia que UPM generará su propia energía tendremos un nuevo sobrante de energía.

Estamos dejando pasar agua por las represas para consumir la energía eólica que es mucho más cara que la hidraúlica.
Mientras todos estos miles de millones de dólares se fueron como el agua por las represas, hoy rascamos en búsqueda de recursos.

El gobierno proyecta impuestos a las rifas que organizan los estudiantes para irse de viaje. Viola los convenios vigentes con la tasa consular y propone impuestos al juego legal, mientras hace la vista gorda con las máquinas ilegales instaladas a vista y paciencia de las autoridades en bares, almacenes y comercios.

El último paquetito de Mújica explotó esta semana: se viene una demanda de la empresa estrella de su gobierno: Aratiri.
Ese proyecto del que tanto se habló y para el que aprobaron varias leyes en el período pasado.
El Frente Amplio no puede decir que no se les avisó.

No una sino varias veces se les advirtió lo que pasaba en Ancap, la inviabilidad de Aratiri, los problemas del Puerto de Aguas profundas, las irregularidades en la Regasificadora, los errores en Pluna.

En forma soberbia, no escucharon y nos metieron en los problemas en los que hoy estamos.

Fueron cinco años de desorden y desprolijidad del Sr. Mújica.

Cinco años que nos dejaron esos paquetitos que hacían “tic, tac, tic, tac” y que hoy le explotan un día si y otro también al Sr. Vázquez.

Como el de Aratiri de esta semana.

Pedro Bordaberry

Autor: Pedro Bordaberry

Abogado, Senador, 57 años.

  • Raul Eduardo Vinas

    ¿Quien nos manda comprar la electricidad que genere la hipotética UPM2?
    Las centrales térmicas de biomasa no pueden ser base, son el respaldo natural a un sistema eléctrico renovable en base a hidro, solar y eólica.
    Así se les debe comprar sólo cuando el sistema no necesita, a lo más de les podría pagar un mínimo canon por potencia disponible.
    Toda otra opción es regalarle a UPM.

  • Juan

    Parece que en la negociación con upm se bajaron varios pantalones, todos uruguayos.

  • El Kalifa

    Hace 40 años que las empresas privadas propusieron a UTE generar su propia energía y vender el excedente al ente público. Las utopías de la izquierda se estrellan cuando logran concretarse, porque quienes la aplican no pueden sostener la mirada al frente sin mirar para el costado.
    Es lamentable pero finalmente todo termina en “CURRO”