Domingo, 19 de febrero de 2017

MENU

Más impuestos, ¡qué poca imaginación!

Decía Margaret Thatcher que no existe el dinero público sino el dinero de los contribuyentes. También afirmaba que el socialismo fracasa cuando se le termina el dinero… de los demás.

Es lo que vimos esta semana en las propuestas del Frente Amplio para obtener más recursos y gastar más en la próxima Rendición de Cuentas. Estas propuestas son de una pobreza y una falta de imaginación enormes.

Lo único que se les ocurrió es poner más impuestos y quedarse con el dinero de los ciudadanos.

Empezando por esto último, se saltearon varios artículos de la Constitución.

El Estado hoy retiene más dinero que el que debe retener por los aportes al FONASA. Es decir, le saca a algunos ciudadanos dinero que no le debe sacar. Por ende, se los devuelve, puesto que ese dinero es del ciudadano y no del Estado.

Ahora algunos legisladores del Frente Amplio plantean que no se devuelva ese dinero, esto es, que el Estado se lo quede. 

Así nomás, que se quede con algo que pertenece a los ciudadanos. 

Esto es inconstitucional. La Constitución no permite estas expropiaciones. Ni siquiera por ley puede hacerse esto, puesto que la Carta no lo permite.

La segunda propuesta de los legisladores oficialistas es un impuesto a las herencias. Un impuesto que ya existe.

El literal e) del artículo primero del Título Ordenado Legal (leyes 18.064, 16.107 y 16.320) grava “la transmisión de bienes inmuebles operada por causa de muerte“. Así que, muchachos, busquen por otro lado porque esto ya lo encontró otro antes que ustedes (y, de paso, agarren los libros que no muerden).

Luego de estos dos malos comienzos, los legisladores del FA atacan por el lado del aumento del Impuesto a la Renta a las Actividades Empresariales. Que ya es, de por sí, bastante alto.

Y esta propuesta llega en momentos en que el gobierno está buscando atraer inversiones desde el exterior. 

¿Le habrán comentado el Presidente Vázquez y el Ministro Astori esta propuesta a los de UPM en su reciente visita a Finlandia? ¿O le habrán asegurado a UPM que ellos no pagarían IRAE y que sólo lo harían los que ya invirtieron en el Uruguay?

Seguro que les dijeron que podrían incluir el impuesto a la renta dentro de las exoneraciones que el Estado da a las inversiones a través de la COMAP y que ellos no pagarían nada.

Solo seguirán pagando y le aumentarán el impuesto a los nabos de siempre que ya invirtieron, diría don Tomás.

La siguiente propuesta oficialista es aumentar el IVA a los juegos de azar.

Obviamente que quienes pagan ese impuesto son los que están en regla. Los dueños de las maquinitas ilegales que pululan en bares, almacenes y otros comercios y los zares del juego clandestino estarán de parabienes. Será más costoso jugar en la legalidad y por ende ellos tendrán más ventajas.

Otra propuesta es un impuesto a las transacciones financieras.

¿Se acuerda cuando nos dijeron que el camino al paraíso era la bancarización? ¿Que había que bancarizar a toda la población y los sueldos y jubilaciones se pagarían por cajero, etc.? ¿Les creyó cuando le dijeron eso?

Hizo mal.

Era para ponernos un impuesto cuando se muevan las cuentas.

Cuando usted cobre el sueldo o la jubilación, el Estado le va a cobrar ¡por cobrar el sueldo y la jubilación! Cuando usted pague la tarjeta o el préstamo que sacó, el Estado le cobra ¡por pagar lo que debe!

Otra mentira más de los que dijeron no sólo que la bancarización era maravillosa sino que prometieron, con voz meliflua, que N-O-V-A-M-OS-A-A-U-M-E-N-T-A-R IMPUESTOS.

Dejé para lo último la propuesta mas imaginativa: quieren ponerle un canon al uso del agua. 

Sí, al uso del agua.

Uno se pregunta ¿a quién le quieren cobrar este impuesto? 

¿A los arroceros que acaban de hacer un fondo para poder subsistir luego de varias cosechas ruinosas, incluyendo al propio Ministro de Ganadería?

¿A los productores lecheros que están vendiendo sus vacas para poder sobrellevar la crisis que enfrentan desde hace varios años?

¿A los productores ganaderos por el agua que toman las vacas y las ovejas en los arroyos y cañadas del Uruguay? 

¿A los agricultores, así se terminan de ir a la Argentina debido a que aquí empezamos a cobrarles los impuestos que antes les cobraban los Kirchner allá y que Macri ya no les cobra?

¿O a los de la forestación por el consumo de agua de los eucaliptos? 

Ah, no, a los de la forestación no se los van a cobrar debido a que ya le prometieron por contrato a Montes del Plata que no les iban a aumentar los impuestos y, obviamente, a UPM no porque queremos que instale su segunda planta.

Quedamos los ciudadanos y quizás estén pensando en nosotros.

No es descabellado pensar que nos pongan un impuesto al uso del agua. En Portugal el gobierno socialista acaba de poner un impuesto al Sol. 

Sí, al Sol. Las casas que reciben mas luz solar pagan más impuestos que las que no.

Poner un impuesto al agua no está tan lejos de ello.

Lo que ninguno de los legisladores del Frente Amplio tuvo la ocurrencia fue de buscar el dinero en el propio gasto del Estado.

Por ejemplo, mezclar biocombustibles a través de Alur nos cuesta 140 millones de dólares por año. Si mezcláramos la mitad, podríamos conseguir 70 millones, pero seguimos subsidiando el amiguismo y la ineficiencia.

Por ejemplo, seguir produciendo cemento nos cuesta entre 30 y 35 millones de dólares por año. Si vendemos, cerramos o nos desprendemos de alguna forma de las cementeras, conseguimos ese dinero.

Por ejemplo, cerrando el ingreso de funcionarios públicos, esto es, no reponiendo vacantes y terminando con el ingreso de los amigos, nos podemos ahorrar cerca de 40 millones de dólares más.

Terminar con las aventuras del Fondes en AlasU y tantos desfondamientos más, puede resultarnos cerca de 40 millones de dólares más.

Tampoco se les ocurrió a los legisladores del Frente Amplio empezar a condicionar los aumentos de los gastos a obtener mejores resultados. 

No se les ocurre pensar que, quizás, habría que preguntar los motivos por los que si pasamos de 200 millones de dólares de presupuesto en materia de seguridad en el 2005 a 750 millones este año, se multiplicaron por tres las rapiñas y los homicidios aumentaron como lo hicieron.

Tampoco se preguntaron los motivos por los que el incremento del presupuesto en la Educación trajo peores resultados.

No.

Ellos piensan que aumentando el dinero que se gasta, mágicamente, todo mejorará.

No se dan cuenta que, como decía Margarita, el dinero no es del Estado sino de los contribuyentes y que es bueno controlar como se gasta, en qué se gasta y, sobre todo, qué resultados se obtuvieron con el gasto.

La última, un consejo. 

Tabaré: no se compre un avioncito VIP de un millón de dólares. 

No sólo queda mal comprárselo a un amigo de su amigo. Es un mal mensaje usar el dinero de los contribuyentes para eso en momentos en que Usted aumentó el impuesto a los sueldos y retribuciones, el impuesto a las jubilaciones, subió la luz, el agua, el teléfono y los combustibles y sus compañeros de partido quieren crear un impuesto al uso del agua.

No se lo compre, Tabaré.

Pedro Bordaberry

Autor: Pedro Bordaberry

Abogado, Senador, 55 años.

  • Eugen Von Böhm-Bawerk

    A buena hora se dieron cuenta…. Luego de que el PC gobernó durante 150 años y promovió el estatismo cultural con el arraigo de la cultura del subsidio y la prebenda. Miren en lo que terminó degenerando su “estado de bienestar”.
    Recomiendo leer el siguiente artículo de 1969!!! del filósofo y economista estadounidense Henry Hazzlit sobre Uruguay.

    https://www.scribd.com/document/280403162/Uruguay-Estado-benevolente-enloquecido-Henry-Hazlitt

    No voten más por quien más ofrece. Porque todo lo que prometan hacer lo harán con TU dinero. Voten por quién menos estorbe para que puedas ser y hacer lo que quieras. Votá por quien te permita ser más libre, no más dependiente del estado. Basta de Batllismo y sus nefastos derivados.!!