Lunes, 12 de septiembre de 2016

MENU

Mucho más grave de lo que parece

El episodio protagonizado por la secretaria del ex diputado Orrico y que puso de relieve la falta de aportes a la previsión social es mucho más grave de lo que parece.

Se ha planteado un contencioso público acerca de a quien le correspondía hacer los aportes: si la ex legislador o al sector político.

Ese contencioso está dejando en un segundo plano lo más importante de esta situación: se evadieron aportes a la seguridad social.

Evasión que es mucho más grave que la de cualquier ciudadano: quienes evadieron fueron un representante nacional, diputado, o un sector político, Asamblea Uruguay.

A lo que se suma que se trata del sector político de quien fuera Vice Presidente de la República y hoy es Ministro de Economía y Finanzas. Sector, además, al que pertenecía el propio legislador.

Las reacciones de quienes integran o integraron el sector del Vice presidente de la República no fueron afortunadas.

El Director de Trabajo señaló que el BPS debería inspeccionar a todos los legisladores de todos los partidos echando un manto de duda sobre la conducta de estos. Debió haber condenado la evasión de sus compañeros de partido y no echar mano del manido argumento de buscar otros culpables sin analizar el propio error.

Un reconocido sindicalista también siguió ese camino pidiendo que todos los legisladores hicieran públicos los aportes de los funcionarios a su cargo.

Es lógico y está bien que se controlen los aportes de todos incluyendo los de los representantes en el Parlamento.

Lo que está mal es que cuando se constata que hubo una evasión de un legislador o un sector político se empiece a pedir esos controles en lugar de ir al fondo del hecho constatado.

El desenlace de este asunto puede tener graves consecuencias políticas.

Ya tuvo una, la remoción del Presidente del SODRE, Jorge Orrico, acusado desde el sector Asamblea Uruguay de ser el responsable por el no aporte al Banco de Previsión Social.

Si el responsable de la omisión fue Orrico, desde el punto de vista político su remoción fue acertada.

Pero ello está cuestionado.

El ex diputado Orrico afirma que el responsable por el no pago era el sector político Asamblea Uruguay. La propia trabajadora involucrada afirma que su salario lo abonaba dicho sector y que era este el responsable del no pago.

La encargada de realizar los pagos y pareja del Ministro de Economía reconoció que no se hacían los pagos al BPS pero los justificó en el hecho que la trabajadora habría pedido que no se hicieran los aportes.

Justificación inaceptable y que parece reconocer que era Asamblea Uruguay la responsable de los pagos.

Si el BPS determina que el responsable era el sector político ello debe tener graves consecuencias. En primer lugar, la remoción de Orrico habría sido injusta y equivocada. En segundo, esto debe provocar un llamado de responsabilidad al Ministro de Economía y Finanzas.

En definitiva él es el responsable político de la economía, las finanzas y la recaudación. Recaudación que se puede haber visto afectada por el accionar de su sector político.

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio