Jueves, 20 de julio de 2017

MENU

O.J. Simpson logró la libertad condicional después de nueve años en prisión

“Cumplí mi condena”, “no he tratado de buscar excusas”: O.J. Simpson logró este jueves salir de prisión en libertad condicional tras completar nueve de los 33 años de una sentencia por robo y secuestro.

Los cuatro miembros presentes de la Comisión de Libertad Condicional del estado de Nevada llegaron a la decisión de manera unánime, más de 20 años después de que la exestrella del fútbol americano, de 70 años, fuera absuelto por el asesinato de su exmujer y un amigo de ella.

En una audiencia que fue transmitida por los principales canales de televisión de Estados Unidos -como el hipermediatizado caso de hace más de 20 años -, Simpson aseguró que en ningún momento buscó causarle daño a los dos coleccionistas de artículos deportivos que emboscó en 2007, con otros cinco cómplices, en un hotel-casino de Las Vegas.

“No he buscado ninguna excusa en los nueve años que llevo aquí y no estoy tratando de buscar excusas ahora”, indicó el preso, vestido con el uniforme azul de presidiario, que habló a la junta desde la cárcel Lovelock.

“Asumo total responsabilidad”, aseguró. “He cumplido mi sentencia, lo he hecho lo más respetuosamente que he podido (…), en este punto de mi vida quiero pasar tiempo, lo más que pueda, con mis niños y amigos”, expresó.

Simpson, que brilló con los Buffalo Bills y es miembro del Salón de la Fama, insistió que solo trataba de recuperar recuerdos personales que le fueron robados.

Por ese crimen fue condenado a una sentencia mínima de nueve a un máximo de 33 años de cárcel. Al serle concedida la libertad condicional, saldrá de prisión el 1 de octubre.

Ante su liberación, Simpson dijo que tenía pensado dejar Nevada e instalarse en Florida. “Podría quedarme en Nevada, pero no creo que me quieran aquí”, bromeó en un momento de la audiencia.

Simpson, considerado un dios por su carrera deportiva, dijo que no veía “ningún problema en lidiar con el público ahora”.

El exjugador fue el principal sospechoso de los brutales asesinatos de Nicole Brown y Ron Goldman, pero la defensa supo presentarlo como víctima de una policía racista. Fue absuelto en 1995 en medio de un gran espectáculo mediático, que hasta hoy despierta controversia.

Por el mismo caso fue hallado después culpable en una corte civil y sentenciado a pagar 33,5 millones de dólares en daños, que aún debe.

 

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio