Sábado, 25 de marzo de 2017

MENU

OMS: Se producen 1.7 millones de muertes de niños anualmente, por la contaminación ambiental

medio ambiente ninoPor medio de un comunicado de prensa de la OMS (WHO por sus siglas en ingles), publicado el 6 de marzo de 2017 en Ginebra, Suiza, y en base a dos nuevos informes de la precitada organización, más de la cuarta parte del fallecimiento de niños menores de 5 años ocurren por causa de la contaminación ambiental. Es decir 1 (uno) de cada 4 (cuatro) niños muere, por contaminación ambiental en el mundo.

La problemática relativa al aire contaminado y al consumo de alimentos no saludables aumenta el riesgo de enfermedades crónicas y muerte entre los niños menores de cinco años en cifras cada vez más elevadas, lo que resulta alarmante para la mencionada organización.[3]

En el comunicado se expresa que: ¨Cada año, las condiciones insalubres del entorno, tales como la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior, la exposición al humo de tabaco ajeno, la insalubridad del agua, la falta de saneamiento y la higiene inadecuada, causan la muerte de 1.7 millones de niños menores de cinco años.¨

¨Se indica que una gran parte de las enfermedades que se encuentran entre las principales causas de muerte de los niños de un mes a 5 años (como las enfermedades diarreicas, el paludismo y las neumonías) pueden prevenirse mediante intervenciones que reducen los riesgos ambientales, tales como el acceso al agua potable y el uso de combustibles menos contaminantes para cocinar.¨

“La Directora General de la OMS, Dra., Margaret Chan, señala que ¨la insalubridad del medio ambiente puede ser letal, especialmente para los niños pequeños, que son especialmente vulnerables a la contaminación del aire y al agua debido a que sus órganos y su sistema inmunitario se están desarrollando y que todo su cuerpo, en especial sus vías respiratorias, son más pequeño.”

“La exposición a sustancias peligrosas en el embarazo aumenta el riesgo de prematuridad. Además, la contaminación del aire en espacios cerrados y en el exterior y la exposición al humo de tabaco ajeno aumenta el riesgo que corren los bebés y niños en edad preescolar de contraer neumonías en su infancia y enfermedades respiratorias crónicas (por ejemplo, asma) durante toda la vida. La contaminación del aire también puede aumentar el riesgo de sufrir cardiopatías, accidentes cerebrovasculares y cáncer a lo largo del ciclo de vida.”

Acorde a lo determinado por la OMS, cinco son las principales causas de muerte de los niños menores de cinco años a saber:

medio ambiente nino2

  1. 570.000 niños menores de cinco años fallecen a consecuencia de infecciones respiratorias (entre ellas neumonías), causadas por la contaminación del aire en espacios cerrados, en el exterior, así como la exposición al humo de tabaco ajeno.
  2. 360.000 niños menores de cinco años fallecen a causa de enfermedades diarreicas debidas al acceso insuficiente del agua potable, consumo de aguas insalubres, falta de saneamiento, y/o poca higiene.
  3. 270.000 niños fallecen en el transcurso del primer mes posterior al parto por diversas causas (entre ellas la prematuridad) que podrían prevenirse proporcionando acceso a agua potable y a instalaciones de saneamiento e higiene en los centros de salud y reduciendo la contaminación del aire.
  4. 200.000 niños menores de cinco años mueren a causa de lesiones o traumatismos involuntarios relacionados con el medioambiente, como por ejemplo: envenenamientos, caídas y ahogamientos.
    5. 200.000 defunciones por paludismo de niños menores de cinco años podrían evitarse actuando sobre el medio ambiente, por ejemplo, reduciendo el número de criaderos de mosquitos o cubriendo los depósitos de agua.

medio ambiente nino3

 

¿Cuáles son los factores de riesgo ambientales para la salud infantil?
Según afirma la Dra. María Neira, Directora del Departamento de Salud Pública y Determinantes Medioambientales Sociales de la Salud de la OMS: ¨la contaminación del medio ambiente tiene un altísimo costo para la salud de nuestros hijos. Toda inversión encaminada a eliminar los riesgos relacionados con el entorno, como la mejora de la calidad del agua o el empleo de combustibles menos contaminantes, reportará mejoras importantes para la salud.

“Un ejemplo de riesgo emergente son los residuos eléctricos o electrónicos (teléfonos móviles usados) que, al no ser reciclados adecuadamente, exponen a los niños a toxinas que pueden afectar a sus aptitudes cognitivas y causar déficit de atención, lesiones pulmonares y cáncer. Se ha estimado que, entre 2014 y 2018, los residuos de aparatos eléctricos y electrónicos se incrementarán en un 19% y alcanzarán los 50 millones de toneladas.”

Asimismo: ¨Debido al cambio climático, están aumentando las temperaturas y las concentraciones de dióxido de carbono, factores que favorecen la producción de polen, que se ha asociado a un incremento de las tasas de asma en los niños. Entre un 11% y un 14% de los niños de cinco años presentan síntomas de asma y se estima que el 44% de estos síntomas guardan relación con la exposición a riesgos ambientales. La contaminación del aire, la exposición al humo del tabaco ajeno, el moho y la humedad de los espacios interiores agravan el asma en los niños.¨

“En los hogares que no tienen acceso a servicios básicos, como el agua potable y el saneamiento, o en los que se respira el humo de combustibles contaminantes, como el carbón o el estiércol utilizados para la cocina y la calefacción, los niños corren un mayor riesgo de contraer enfermedades diarreicas y neumonías.¨ ¨Los niños también está expuestos a productos químicos nocivos contenidos en los alimentos, el agua, el aire y otros productos de su entorno: los productos químicos, como fluoruros, los plaguicidas que contienen plomo y mercurio, los contaminantes orgánicos persistentes y otras sustancias presentes en productos manufacturados que pueden acaban entrando en la cadena alimentaria. Asimismo, aunque la gasolina con plomo se ha eliminado casi por completo en todos los países, muchas pinturas contienen este metal y pueden afectar el desarrollo del cerebro.”

 

¿Cómo lograr entornos saludables para los niños?
Algunas de las medidas que se sugieren son las siguientes:

En los hogares: ¨utilizar combustibles no contaminantes para la cocina y la calefacción, sin mohos ni plagas, y eliminar los materiales de construcción contaminantes y las pinturas que contienen plomo.¨

– En las escuelas: ¨garantizar el saneamiento y la higiene, crear entornos sin ruido ni contaminación y promover una buena nutrición.¨
– En los centros de salud: ¨garantizar el abastecimiento del agua potable, el saneamiento, la higiene y el suministro eléctrico sin cortes.¨
– ¨Urbanismo: crear más zonas verdes y espacios seguros para los peatones y los ciclistas.¨
– ¨Transporte: reducir las emisiones y ampliar el transporte publico.¨
– ¨Agricultura: reducir el uso de plaguicidas peligrosos y erradicar el trabajo infantil.¨
– ¨Industria: eliminar adecuadamente los residuos peligrosos y recortar el uso de productor químicos nocivos.¨
– ¨Sector de la Salud: hacer el seguimiento de los resultados sanitarios y educar a la población sobre los efectos de la salud ambiental y la importancia de la prevención.¨

Audio de las Naciones Unidas: https://soundcloud.com/unradio/stop-polluting-the-future-the-world-health-organization-urges

Mapa Global 2017 con vista satelital de las áreas donde los niños viven expuestos a una polución del aire que excede en 6 veces los límites establecidos internacionalmente (Véase en rojo las regiones con más alta y las en azul con baja contaminación):

medio ambiente nino4

[4]

Conclusión: Como surge del mapa, nuestro Uruguay se encuentra entre aquellos países que tienen una muy baja contaminación ambiental.

Los preceptos establecidos en el Art. 47 de la Constitución de la República y Plebiscitos modificativos sobre este tema, de 8 de diciembre de 1996 y 31 de octubre del 2004, así como el cambio gradual de la matriz energética llevada a cabo estos años, fundamentalmente en materia de energías renovables, han contribuido a generar en los uruguayos, una cultura de respeto al Medio Ambiente tanto en su comportamiento individual como en sociedad.

Por otra parte, nuestra geografía, la flora y la fauna que nos rodea y se nos ofrece naturalmente, nos beneficia. Por ello debemos sentirnos orgullosos, reconocerlo, admirarlo, valorarlo, pero al mismo tiempo, nos obliga, nos impone la necesidad legal (cuando así corresponde) y moral, de seguir trabajando para preservarlo.

Sin duda este enorme valor adicional, suma como un atractivo más para nuestro País, para nuestra población, (niños, jóvenes y adultos, dado que se evitan enfermedades y muertes), así como para la Economía en toda su dimensión, desde los bienes hasta los servicios que ofrecemos. Un desarrollo sustentable sin agredir el Medio Ambiente es una marca país que nos ayudará a seguir distinguiéndonos internacionalmente.

Existen acciones que pueden partir de iniciativas privadas, individuales o grupales, por ejemplo, un padre o grupo de padres y/o alumnos de un colegio o grupo deportivo o social, que organicen y planifiquen la limpieza de los alrededores, (que forma parte de sus vidas y del desarrollo adecuado de sus niños): pintura, jardines, limpieza de veredas, parques próximos, plantar árboles, flores, no dañarlas, evitar grafitis por ejemplo en la riqueza edilicia del Uruguay, especialmente aquellos que están cubiertos con mármol, formando parte del pasado y el patrimonio cultural del Uruguay.

Nuestras ciudades deben estar limpias y todos estamos en condiciones para hacer lo necesario a nuestro alcance, desde el niño con el papel de caramelo, helado; el adulto con su lata o recipiente plástico o de vidrio de bebida, o la yerba que excede su mate camino al trabajo por la mañana y se tira en la vereda del vecino, o el feriante con los desperdicios de frutas y verduras al final de su labor. Todos debemos recurrir al recipiente de la basura. Nuestro clima no es tan inhóspito como para no caminar hasta uno de ellos y depositar nuestros residuos. La capital tiene muchos contenedores, es una actitud inadecuada y en ciertos casos punible, incendiar los mismos o destruirlos o utilizarlos con otro propósito que no sea el de contener la basura, no olvidemos que se trata de bienes públicos pagos por todos.

Mantener la higiene que contribuye a un mejor y más sano Medio Ambiente, es un obligación, como consecuentemente luego será, un derecho de todos disfrutar del mismo.

Es un derecho y un deber inherente al de vivir en sociedad y de respeto al prójimo, y para preservar nuestro planeta y la salud del mismo (habitantes, flora y fauna).

Resulta pues indispensable una labor conjunta entre sectores gubernamentales, privados y la mentalización-conducta por parte de cada individuo integrante de nuestra comunidad. Hacernos responsables, tendrá un beneficio para la salud, la economía y por ende nuestro Uruguay, que fue considerado una ¨Tacita de Plata¨ y que tiene todo para serlo. Es agregar un poco de buena voluntad y sacrificio por parte de todos, sin apelar a eludir responsabilidades ni discriminaciones del tipo que sean.

Lograr mantener un país libre de contaminación ambiental, se convertirá en una realidad que nos beneficiará, sin importar la edad, lugar de estudio o trabajo, o situación social que ocupemos. “Uruguay Natural” además de un eslogan que hoy nos identifica, debe seguir siendo una meta a superar todos los días.

 


 

[1] http://www.who.int/mediacentre/news/releases/2017/pollution-child-death/es/
[2] http://www.cambioclimatico.org/content/los-danos-producidos-por-las-emisiones-de-dioxido-son-irreversibles
[3] http://gulfnews.com/news/asia/china/who-warns-air-pollution-is-killing-1-7-million-young-children-1.1989126
[4] http://mashable.com/2017/03/06/who-study-children-environmental-pollution/#ZjNy0btpx5qd

 

Red Lotus

Autor: Red Lotus

Desde Medio Oriente