Martes, 11 de julio de 2017

MENU

¿Rendición de Cuentas o simplemente la Rendición de un Gobierno?

En estos días se dio a conocer el proyecto de ley de Rendición de Cuentas y Balance de Ejecución Presupuestal que como no podía ser de otra forma, una vez más, se anuncia un nuevo déficit fiscal, la necesidad de nuevos impuestos, el aviso de que puede ser peor la situación. También, aumentos de gastos y de empleados, desbarranque de la seguridad social con la flexibilización de las causales jubilatorias, mayores gastos en educación a pesar de la migración de los estudiantes a la enseñanza privada, la deserción y su baja calidad; así como mayores recursos a la salud pública cuando menos pacientes se atienden en ella, entre otros tantos contrasentidos.

De la infraestructura, nada nuevo. Los recursos presupuestales de los años anteriores, los mismos recursos complementarios de la Corporación para el Desarrollo (tan criticados cuando los inventamos con el Dr. Atchugarry en el 2002 para una coyuntura crítica); la OPP que en lugar de hacer planeamiento y controlar el presupuesto, se transforma y crece como oficina ejecutora de proyectos de vialidad para las intendencias, entidad que cuenta con un Director a salvo de las responsabilidades parlamentarias que sí tiene un Ministro ejecutor.

La expectativa de las inversiones para la recuperación de la destrozada red vial queda liberada a las ya famosas y anunciadas PPP, aunque al cabo de 12 años de gobierno no han podido lograr que se concrete ni una sola de estas iniciativas. Además, cuestión para nada menor, su costo será por encima del correspondiente a los mecanismos tradicionales de la obra pública financiada por entidades multilaterales o por concesiones, por lo que llegado al extremo y por preservar los intereses del país capaz que hasta sea mejor que no se concrete ninguna. Porque en algún momento como decía un amigo: A.T.Q.P. o sea Alguien Tiene Que Pagar. Y lo peor es que, costando mucho más, ni siquiera son obras con carácter de duración de largo plazo a 30 o 40 años.

¡Pobres generaciones venideras que tendrán que enfrentar el pasivo del presente en el futuro!

Para mi sorpresa, en el mensaje, solamente se indican los importes que se han de gastar o invertir, sin que quede explícito en qué se va a invertir. No hay más listado de obras, listado de conceptos de inversión o gasto, todos los listados que hace unos años era la forma con la cual el parlamento podía saber concretamente en qué se gastaría, para poder controlar si se gastó o no, y si se cumplieron los planes de inversión o los ahorros del gasto, en cada inciso de presupuesto. Nada. Una libreta de cheque en blanco y absoluta falta de planificación en diversas áreas.

Al mismo tiempo, en los medios, se comenta que el Estado tomará por su cuenta la infraestructura necesaria para el transporte forestal de la nueva planta de celulosa en Paso de los Toros.

Se hablan de siderales inversiones en infraestructura ferroviaria, portuaria y vial, por inversión privada, que algún día habrá que pagar al Estado, a los acreedores o a los privados. Pero nada se prevé en la rendición de cuentas, ni siquiera para los estudios y diseños, para las expropiaciones, para los estudios básicos.

Lo único que se menciona en el inciso 10 correspondiente al MTOP es un cambio cosmético en el organismo de regulación ferroviaria en el cual han retirado a AFE de la participación en la Dirección de Transporte ferroviario (más direcciones con más funcionarios), porque aparentemente el modelo de gestión que tiene planteado el gobierno es que AFE sea encargado de la vía y además sea operador ferroviario al mismo tiempo y por tanto, no puede ser regulado y regulador.

¿Habrá privados operadores que vengan a invertir como operadores y adquirir locomotoras y vagones y organizar una logística intensa como lo requiere transportar 2.000.000 de toneladas anuales (el triple de toda la carga que transporta actualmente AFE) y que tengan que competir con el Estado? ¿O la intención oculta es la muerte de AFE por inanición e imposibilidad de reequiparse? ¿Es miedo lo que hay en el Gobierno de enfrentar a un sindicato? ¿Se está rindiendo el Gobierno?

Mirando la exposición de motivos, así parece. Hay miedo de que la bancada parlamentaria del partido de Gobierno, rebelde a la conducción económica, incluya gastos que no están financiados.

¡O sea, que el problema no es el gasto sino quién lo propicia y en este caso si desde el Parlamento lo votan, tienen que obtener los recursos y dejar al Ejecutivo libre de culpa! ¡Qué interesante esta situación de ser Gobierno y oposición en simultánea!

¿Será que en el Parlamento se encontrarán los recursos para reconocer los adeudos con los judiciales? Ellos, con derechos generados a partir de un brutal error del gobierno anterior, lo que han merecido es el artículo 15 de esta ley, ya declarado inconstitucional en una ley anterior, que ahora se repite y que en definitiva dice que por más que haya sentencia judicial que condene a pagar, el Estado puede no pagar.

¿Hay miedo de emprender la reforma del Estado para que se releve, al menos parcialmente, del peso que carga toda la sociedad, porque no hay coraje para tomar las decisiones?

¿Hay miedo de que la coyuntura cambie y desde ahora se anuncia que, si hay cambios, habrá más ajuste fiscal?

 

¿Si hay tanto miedo, no sería mejor, cerrar las filas y Rendición de Gasto cero?

Lo que sí está claro es que este gobierno considera que, si los macro números casi cierran, entonces al país le va bien, aunque viene cerrando números hace varios años a base de endeudarse para pagar el gasto corriente del Estado.

Yo le pregunto al ciudadano:

¿Si Ud. gasta en vivir más de lo que gana que le pasa? Primero trata de bajar el consumo y recortar lo recortable, si la emergencia es grande Ud. se endeuda para pagar la diferencia, especulando que podrá pagar al acreedor en algún momento. Ahora, si en lugar de ir por ese camino, sigue gastando más de lo que gana, y además se endeuda, el final del camino está claro. ¿O será porque está por recibir un regalo del cielo?  En nuestra opinión es lo que está haciendo y esperando el gobierno actual.

¿Cuál será el regalo que está esperando el gobierno que le caiga del cielo? Ese regalo ya le cayó al anterior gobierno con el precio de los productos de exportación y las inversiones de la bonanza. En ese momento y con esas circunstancias el gobierno generó lo que podríamos llamar una fiesta de gasto. Pero téngalo presente no hay regalos de este tipo todos los días o en todos los periodos de gobierno.

Se impone un accionar diferente, que considere la realidad actual, propicie cambios necesarios y apuesta a una efectiva y verdadera transformación en diversas áreas, cuestión por la que bregamos.

Lucio Cáceres

Autor: Lucio Cáceres

Ing. Civil, egresado de la Universidad de la República. Vicepresidente de la Academia Nacional de Ingeniería Asesor de empresas de construcción privada y de mantenimiento a partir de 2005. Asesor Regional en Infraestructura (ingeniería de infraestructuras, ingeniería del transporte, evaluación de proyectos, asociaciones público-privadas y concesiones). Realiza Evaluación económica de proyectos de inversión para OEA. Ha trabajado junto a UNOPS en proyectos de infraestructura (aeropuertos , puertos y carreteras), asesorando a gobiernos y los inversores institucionales. -Ministro de Transporte y Obras Públicas entre 1995-2005 -Director Nacional de Vialidad entre 1985-1989 -Profesor de la Universidad de la República , 1975-2010 , UM ( 2011 ) Y -Profesor del curso Máster de la Universidad de Piura, Perú ( 2012-2013 ) , -Consultor para el Banco Mundial, el BID , la CAF y los gobiernos de China, -Paraguay , Panamá , Argentina , Chile, Perú, El Salvador, Honduras y Colombia

  • Hugo Hernández Serena

    ¿Y quién se anima a decirle a esta “gente” que esto se va a la m….? Si está demostrado que no saben escuchar. Si no, fíjense en algo simple: el PIT-CNT, siempre estuvo en contra de lo que planteaban los gobiernos colorados, el blanco y lo que ellos (de forma peyorativa) dieron en llamar “la coalición rosada”. Ahora bien, se presuponía que cuando la fuerza que representa a la mayoría del PÏT CNT está en el gobierno, las cosas serían otras…pero hete aquí que no…la cosa se “adueñó de la cancha” y ahora que son gobierno…al PIT CNT…no le sirve….CASI NADA de lo que dice el partido de Gobierno…que ¡¡Oh casualidad!!, tampoco deja contenta a buena parte de ese Partido de Gobierno…Y me pregunto…si ni entre ellos se entienden, ¿cómo podemos hacer los humildes “ciudadanos de a pie” para que se nos oiga y termine con la “debacle” que se avizora en el horizonte?….Porque esto NO VA A TERMINAR BIEN…y el próximo gobierno (que NO VA A SER DEL PELO DE LOS QUE MANDAN (Y DESPILFARRAN) AHORA) se verá enfrentado a tratar de salvar (con el agua hasta la nariz) el DISLATE que hicieron los que, teniendo la sartén por el mango, no sabían ni freír un huevo.