Martes, 23 de agosto de 2016

MENU

Robert Parrado: “No ha habido un plan integral en seguridad pública, ese es el gran debe”

Desde hace ya varios años el tema de la seguridad es para los uruguayos uno de los principales temas de preocupación. El especialista Robert Parrado, Licenciado en Seguridad Pública, Psicólogo y Comisario Inspector retirado, quién en la actualidad realiza tareas de asesoramiento en asuntos de Seguridad, en una extensa charla explicó su visión de la actual situación y los caminos que en su opinión se deberían recorrer para solucionar alguno de los principales problemas.

El principal obstáculo que señala Parrado es la concepción que se tiene del problema y surge en la forma en que el Frente Amplio gestionó el tema desde el inicio del primer gobierno. Desde allí en adelante se fueron sumando otros aspectos. “En el primer gobierno con José Díaz, yo creo que fue un aprendizaje que creo que se pagó carísimo. Nosotros como sociedad pagamos carísimo la inexperiencia de saber gobernar. Y en materia de seguridad con la mochila y la carga de todo lo que tiene que ver con la palabrita “represión”, que complicó sin duda. De alguna manera eso generó demoras en la reacción. Y en materia de seguridad pública todo lo que vos demorás, escala. Si vos tenés a alguien que se está organizando en una zona, en un barrio, en un plan delictivo, criminal, empieza a tener como otra vida, otro aire como para hacer”. Parrado reflexionó además que tuvo la oportunidad de trabajar dos años asesorando a Juan Faroppa en el Ministerio del Interior, “y vos veías la voluntad, pero con voluntad en tema de seguridad pública no va”, dijo. Esa escalada una vez instalada complicó aún más todo.

Con la llegada de Bonomi se presentó otra dificultad, en este caso en la forma de concebir la seguridad y en los métodos que se utilizaron. “Bonomi, desarmó, desmontó y montó”, explica Parrado. “La paradoja es que Amodio (por Amodio Pérez ex guerrillero del MLN) cuando volvió al país dijo que el MLN montaba y desmontaba estructuras. Me sonó algo muy parecido lo que escuché de Amodio a lo que hizo Bonomi”, señala mientras me va describiendo lo que a su entender es una lógica equivocada la que se aplica en tema de seguridad. Y cita a un colega peruano Luis Morocho Vázquez, quién dice que “cuando se cambia un paradigma todo vuelve a cero”. Para Parrado eso fue lo que hizo Bonomi y el gran error que generó las dificultades que tenemos hoy en el Uruguay. En su opinión cuando se realiza un cambio hay que “informar y formar”, eso no se hizo, según Parado. “Ahí creo que estuvo la clave de la crisis en inseguridad que tenemos. Algo que Bonomi no va reconocer”, sentencia. “Cuando los homicidios estaban en un cifra de 200 y pasaron a 267, fue justamente cuando se modificó la estructura de la Jefatura de Policía del modelo anterior al modelo nuevo”, dice y  explica que en ese proceso falto información y preparación para el cambio propuesto y los policías quedaron de nuevo demorados y parados.

Parrado explica que en la actualidad Bonomi se afirma en la tecnología como pieza fundamental para combatir el delito y si bien eso no está mal, entiende que hay virtudes que no se saben manejar. “Las cámaras deben acompañarme en la prevención. Tiene que haber cantidad de personal efectivo. Policía efectiva. Hoy lo que está pasando es que estamos reaccionando a lo que pasa. Y eso lo reafirmo. Y lo confirmás en el discurso de las autoridades: “esto nos tomó de sorpresa, la verdad que no lo esperábamos”. Y la frase célebre fue en el hecho ocurrido en el Codicen, dicha por el director general de secretaría Charles Carrera en Búsqueda. Dijo que habían ordenado que el personal fuera sin armas porque pensaban que iba a ver menores. Es gravísimo, es como que al anestesista le digas que no lleve la anestesia. Hay cosas que son profesionales, no las puede resolver el director general de secretaría. Porque hay tareas que vos tenés que confiar en el sistema. Entonces ahí creo que hay debes. Muchos debes”, afirma.

 

La autoridad se ejerce con culpa

Explicó por su parte que el Ministerio del Interior es el brazo armado del Poder Ejecutivo, es donde se re – establece el orden, donde se hace cumplir la ley y en su opinión el gobierno del Frente Amplio tiene un problema con la autoridad y con ejercerla, “pero además se ejerce autoridad con culpa”, dice Parrado.

Y agrega que al momento de dirigir la seguridad de un país “yo no cercenaría ninguna herramienta que tengo como gobernante para proteger a mi gente. Pero eso implicaría reconocer que hay algo que se me salió de madre y que estoy obligado a restablecer aquel orden”, explica.

Frente a los nuevos problemas de seguridad y la realidad más violenta que vive la sociedad uruguaya donde figuras como el sicariato, el ajuste de cuentas, las bandas de delincuentes que dominan una zona, comienzan a aparecer, para Parrado “no hay un plan integral. No estamos actuando con un criterio de seguridad con los actores y ahí incluyo al Ministerio de Desarrollo Social, al Ministerio de Salud Pública, Junta Nacional de Drogas. Tiene que haber una mirada mucho más integral”. Señala que es necesario y  fundamental tener una cabeza profesional en éstos aspectos, con una mirada técnica sobre los problemas, con un plan o protocolo sobre cómo actuar frente a determinadas situaciones, de alta especialización y con unidades especializadas como por ejemplo en violencia en el deporte.

Explica que hechos gravísimos que se están dando están provocados por gente que está fuera de la convivencia, “y primero hay que resolver el aquí y el ahora en el mediano plazo y en el largo plazo”, dice. Para eso es necesario una policía más capacitada y generar trabajo en equipo.  En la charla surgen varios aspectos importantes, uno de ellos las carencias y en cómo funciona la institución a nivel global. Sobre todo en la preparación de muchos de los policías. Parrado señala que le consta que han entrado muchos policías no aptos y que sin embrago fueron aceptados e ingresaron de todas formas. “Los policías no tienen todos la misma formación. Porque la excepción se transformó en regla. Tercer año de liceo para entrar pero por excepción entran igual con primaria. ¿Qué pasó con los aptos psicológicos?. Yo hice un pedido por la ley de acceso a la información pública al Ministerio del Interior, para que informara de la cantidad de no aptos que habían ingresado a la policía. Lo negaron rotundamente. Pero se contradicen en la misma respuesta, porque dicen que pudo haber pasado que algún joven de 18 años, inmaduro hubiera sido calificado como no apto por los técnicos, y que entrara igual. Bueno, entonces si entro ese, podrían haber entrado más. Pero además dijeron que los informes estaban lacrados y guardados con reserva. Pero sé además que entraron muchos no aptos. Bonomi intenta corregir a lo largo de este tiempo, generando respuestas diferentes en esa materia”.

 

Nueva y vieja policía

También se expresó en lo que refiere a lo que se llamó desde el Ministerio del Interior como “la nueva policía” y se pregunta ¿qué es la nueva policía?”. Parrado describe a la policía como una de las instituciones más vieja del país que surgió con Artigas y resalta la historia que tiene como tal la institución policial hoy algo desprestigiada. Sobre esto es claro, “yo no puedo cortar y empezar de nuevo”. Pero sobre todos estos temas “habitualmente licúan responsabilidades”, dice Parrado y afirma que el Ministerio y el Ministro es el responsable y el que tiene la obligación de que la gente esté segura. “El Ministerio juega con frases que desconectan. El riesgo a morir lo contabilizan de acuerdo a los homicidios consumados, pero el riesgo a morir está en cada vez que te enfrentás a una rapiña y son miles las rapiñas”. Parrado se muestra dudoso en cuanto a la afirmación de que las rapiñas se van a bajar un 30%. “Genial”, dice, y sigue, “yo me pregunto, ¿tomando en cuenta que punto de partida? ¿Las del año pasado, las del otro año?, no lo dice. Cuando pasamos de homicidios de 200 a 267 las autoridades ministeriales salieron a decir que no se podía decir que estuvieran aumentando los homicidios porque había que considerar la cifra al cierre del ejercicio. Ahora nos sale a decir que bajaron las rapiñas desde el 10 de abril al 11 de mayo. Es muy fuerte. Ya está, estamos hablando de temas muy delicados que es la vida y integridad física de la gente”. Y termina diciendo: “el Frente Amplio está convencido de que está bien”.

 

Personas ausentes y desaparecidas

Parrado señala que en el Ministerio en la actualidad el departamento de personas ausentes prácticamente se desmanteló, luego de que él dejó su tarea. Parrado creó el protocolo de búsqueda de personas ausentes y conoce bien el tema del cuál es especialista y una de las personas que más sabe en la materia en la que trabajó muchos años. Basado en esa experiencia dice que lo que falta es una cabeza que pueda gestionar todo eso, que conozca quién es quién dentro de la estructura para poder generar resultados. En esta materia dice que “hay desaparecidos de primera categoría y de segunda categoría. Los de primera categoría son los de la dictadura y los que se afilian directamente a esa posición, por intereses legítimos, por ser víctimas directas de esas situaciones por el Estado con todo el poder del Estado. Eso es verdad. Eso no quita que cuando no había reactivos de ADN para los ausentes, hubo fondos desde el Poder Ejecutivo para comprar reactivo para el ADN para los desaparecidos de la dictadura. Eso a mí en lo personal me molestaba cuando  estaba como autoridad policial en ese momento, y lo decía públicamente”, explica Parrado. Y señala que detrás de las personas ausentes en la actualidad puede haber muchos temas o razones para esa desaparición y es enfático “puede haber lo que se te ocurra al final. Pero vamos a buscarlo, pero con intensidad. El Estado uruguayo elige no darle la importancia necesaria”. También señala la responsabilidad de los legisladores en gestación de leyes cuando son necesarias o cambiar lo que esté mal. Los que llama “los distraídos silenciosos” y dice, “nuestros legisladores, que cuando pasan estas cosas hablan mucho, pero se olvidan que las leyes las conforman ellos y que el juez las aplica. Pero si las edificamos mal esas leyes, después el juez tiene problemas sin duda. Hay que asumir su responsabilidad. Asumilo. Si vos sos Poder Ejecutivo asumí tu responsabilidad cuando algo está mal para cambiarlo”.

 

Por Gabriela Viera

Admin Telescopio

Autor: Admin Telescopio