Domingo, 5 de marzo de 2017

MENU

Tiempos de Propuestas

Los primeros días de este mes de marzo trajeron vientos de rendición de cuentas y propuestas.

El mensaje del Presidente Vázquez en uso de una cadena nacional intentó, creo que con poco éxito, marcar algunos logros y esbozar los caminos a seguir.

Al día siguiente el Dr. Lacalle Pou realizó una presentación en la que contestó algunas de las aseveraciones presidenciales y presentó una serie de propuestas que entiende deben llevarse a cabo.

Es saludable que el Presidente informe y que desde la oposición se le conteste. Recuerdo que en el período pasado cuando el Presidente de la República enviaba el informe que la Constitución le obliga a realizar al Parlamento, se convocaba una sesión especial de la Asamblea General para analizarlo.

También es destacable que desde la oposición se conteste el informe al día siguiente con propuestas.

Proponer es lo que nosotros estamos intentando hacer desde el mes de marzo del año 2015 en el Senado de la República. Con nuestro equipo legislativo presentamos una serie de propuestas en el ámbito en que nos colocó la ciudadanía: el Parlamento Nacional. 

Creo que esas propuestas presentadas hace dos años, en sendos proyectos de ley que duermen en las comisiones parlamentarias, se encuentran más vigentes que nunca y por ende me permito reiterarlas hoy.

Son eso, propuestas. 

Propuestas que presentamos y solicitamos sean tratadas por las comisiones especializadas. Además, las hemos enviado hace tiempo a los Ministros del ramo y al Presidente de la República como aporte a la construcción de un mejor Uruguay.

Obviamente que desde nuestra perspectiva son viables pero estamos abiertos a la discusión y mejora de los mismos.

Existen otras, que no incluyo en esta columna, principalmente vinculadas a la Seguridad Ciudadana, que ya fueron presentadas al Poder Ejecutivo en las reuniones multipartidarias convocadas el año pasado.

Esas tampoco fueron tenidas en cuenta.

Sin embargo, estas que hoy reitero, entiendo debieran ser consideradas.

La primera es la aprobación de una Regla Fiscal. 

Esto es algo en lo que venimos insistiendo desde el año 2010, es decir hace ya siete años. Nuestro proyecto de ley propone una regla que consiste en ajustar los ingresos y gastos de cada ejercicio anual (incluyendo los intereses de la deuda pública) de manera de depurarlos de las fluctuaciones cíclicas de la actividad económica. El proyecto puede encontrarse aquí Proyecto de ley Regla Fiscal Estructural y Creación de Fondo de Reservas para Políticas Contracíclicas.

Junto con ello, y en segundo lugar, proponemos un cambio sustancial en la gestión del Estado: la fijación de metas y objetivos, con indicadores e informes del cumplimiento de los mismos. 

En nuestro proyecto de ley se crea el Instituto Parlamentario de Evaluación, se hace obligatorio para todos los jerarcas (Ministros, Directores de Entes, etc) presentar su plan quinquenal y anual, así como la forma de medición y realizar una rendición de cuentas anual.

De esta forma se puede empezar a controlar la gestión y realizar una mejora continua. Resulta evidente que sin metas y planes, pero sobre todo sin control y rendición de cuentas es difícil hacerlo. El proyecto puede encontrarse aquí: Instituto Parlamentario de Evaluación.

Asimismo entendemos que debe replantearse el costo que la mezcla de bio combustibles está significando para todos los uruguayos (más de cien millones de dólares por año). Por eso presentamos este proyecto de ley para fijar el porcentaje de mezcla de alcohol carburante y de biodiesel.

En materia de Educación, sin lugar a dudas uno de los mayores desafíos que tenemos como país, tenemos una serie de propuestas sobre las que hasta el propio Presidente de la República ha dicho estar de acuerdo.

Una de ellas, sencilla, es asegurar mayor cantidad de tiempo pedagógico estableciendo por ley un mínimo obligatorio de 200 días efectivos de clase.

Otra es la aprobación de la Universidad de la Educación. Propuesta que viene siendo planteada por nuestro Partido desde el año 2006 y reiterada en el 2010 y en el 2015.

Desde el MPP se expresó recientemente que se quiere crear esta Universidad. Nuestro proyecto para la  creación de la universidad de la educacion ya está en el Parlamento. Tratémoslo. 

Se habla mucho de la zona de Casavalle y la educación. No hay que investigar mucho para encontrarse con los proyectos educativos exitosos en esa zona: los liceos públicos de gestión comunitaria como el Impulso y el Jubilar.

Repicar esa propuesta por cien, en todo el país, traería resultados impactantes en la educación. En especial en las zonas de población de menores ingresos.

Es lo que propusimos cuando presentamos este proyecto de ley hace dos años, la creación de Centros Educativos Públicos de Gestión Comunitaria.

La cultura, pese al tradicional discurso del Partido hoy en el gobierno, necesita un cambio, un refrescamiento. Por ello queremos y hemos propuesto la creación de una Agencia Nacional de la Cultura.

Los resultados de las políticas de vivienda no han sido los esperados. 

La ley de vivienda de interés social no logró que se construyan viviendas de real interés social puesto que sus precios son muy altos, dado el costo de las mismas.

Los asentamientos siguen creciendo en el país, en especial en la zona metropolitana.

El plan de vivienda más exitoso de la historia nacional cumple este 2017, cincuenta años. Es el Movimiento de Erradicación de la Vivienda Insalubre Rural (MEVIR).

¿Qué mejor homenaje que construir el Movimiento de Erradicación de la Vivienda Insalubre Urbana (MEVIUR)?

Proponemos hacer lo mismo en la zona urbana que lo que Mevir hizo en la rural con este proyecto de ley, la creación del MEVIUR.

Por otro lado, nos encontramos con que el Estado es propietario de una cantidad enorme de inmuebles. Existe un registro de esos inmuebles pero no un organismo que los gestione.

Ello lleva a que a veces un organismo compra o arrienda un bien mientras otro tiene uno vacío en la zona. O que existan inmuebles estatales para satisfacer necesidades de vivienda que se encuentran sin utilizar.

Proponemos solucionar esto con el proyecto de ley de creación del registro nacional de tierras de propiedad pública.

En materia del cuidado del ambiente son cuatro las propuestas que apuntan a mejorar los problemas que hoy estamos padeciendo.

Proponemos soluciones concretas y similares a la ley de forestación del año 1987 para las cuencas de arroyos y ríos que hoy se están contaminando, con el Proyecto de ley de promoción de la mitigación de la contaminación de las aguas superficiales y subterráneas, regular primero y prohibir después el uso de bolsas plásticas y la creación del Comisionado Parlamentario del medio ambiente.

A eso se suma nuestra propuesta de un Proyecto de Ley para la Moratoria Sobre Proyectos de Fractura Hidráulica.

En materia agropecuaria el país tiene el desafío del agua y de aumentar la producción. 

Por ello proponemos la creación del Banco Nacional de Agua, antes que vuelvan las sequías y del Fondo Nacional de Fósforo.

Esta última propuesta fue presentada en el período pasado, el Ministro del ramo dijo estar de acuerdo pero que quería algo más ambicioso. 

Sin embargo, no se ha avanzado ni en esta propuesta ni en la más ambiciosa.

Uruguay necesita también un salto de calidad en materia de Ciencia y Tecnología. La ANII y las Universidades, en especial la de la República, han hecho y realizan un esfuerzo enorme. Pero se necesita quien guíe, determine y fije las políticas en la materia.

Por ello proponemos la creación de un Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación.

En materia de salud nos encontramos un día si y otro también con el problema de funcionarios públicos que ejercen cargos de dirección mientras prestan servicios al Estado a través de sociedades en que son socios o propietarios. 

Eso debe estar absolutamente prohibido y así lo propusimos y lo reiteramos en nuestro proyecto de ley sobre incompatibilidades de cargos en el área de la salud.

También, para dar certezas y ante el avance de los medios tecnológicos, proponemos que se usen  sistemas de audio y filmación en los centros asistenciales.

Nuestra preocupación pasa también por las crecientes denuncias de actos de corrupción. 

En ese sentido también se pronunció la Junta de Transparencia y Ética Pública que ha solicitado se apruebe la creación del delito de Enriquecimiento Ilícito previsto en el proyecto de ley que presentamos, justamente para la penalización del enriquecimiento ilícito.

Como quien comete un acto de corrupción por lo general ocupa un cargo en el que está en condiciones de ocultar el mismo, es que propusimos también que dichos delitos no prescriban, la imprescriptibilidad de los delitos de corrupción en la función pública.

Por último (aunque hay más que estos veintiún proyectos) estando en el mes de la Mujer es que recordamos este proyecto que, hace rato, pese a los discursos de este mes, sigue durmiendo sin ser tratado en el Parlamento, proyecto de ley para la igualdad salarial entre hombres y mujeres.

Todavía estamos en tiempos de propuestas y desde hace dos años venimos haciéndolas.

Pedro Bordaberry

Autor: Pedro Bordaberry

Abogado, Senador, 57 años.