Sábado, 6 de mayo de 2017

MENU

Una motivación que contagie, una motivación como fuerza inspiradora

Belén Barreto; Nicolás Borges y Axel Cuerdes son los tres estudiantes del liceo público José Alonso Trelles del Tala, departamento de Canelones, que compitieron – junto a 100 grupos de jóvenes de entre 10 y 16 años – en el First Lego League World Festival que se desarrolló en Houston, Texas y donde participaron 80 países. Fueron acompañados de su profesora Alicia Ferrando con quien, durante todo el año pasado, trabajaron en el Taller de Robótica según se ha informado públicamente en los últimos días.

El taller resulta ser una actividad opcional y voluntaria que se realiza a contra horario de las clases curriculares que estos alumnos reciben, lo que implica que aún luego del horario escolar, los alumnos vuelvan al taller a seguir investigando y elaborando su proyecto. Es una actividad que insume gran dedicación y que estos jóvenes han cumplido aún en vacaciones o en su tiempo libre, lo que merece especialmente ser recalcado.

Durante todos los años los alumnos trabajan en taller en temáticas que han sido diversas:  semillas y legumbres, escuelas sustentables, leptospirosis y este año lo harán sobre el agua y la energía renovable.

En el trabajo del año pasado los alumnos del Tala resultaron ganadores de las Olimpíadas de Programación y Robótica del Plan Ceibal.  Obtuvieron el primer puesto en el Torneo First Lego League y eso los hizo acreedores a la oportunidad de viajar a Houston y competir a nivel internacional.

Volcados al estudio de la leptospirosis desarrollaron su programación robótica que los hizo acreedores del primer lugar en la categoría novatos.

Al igual que ellos, tal como nos consta, existen a lo largo y ancho de todo el país, docentes y alumnos que invierten su tiempo en talleres de robótica, desplegando diversas herramientas para la concreción de logros en competencias nacionales e internacionales.

No cabe más que congratularnos ante el éxito logrado y felicitarlos. A ellos, a sus docentes, a sus padres, al centro de estudio y a la comunidad que los acompañó.

Pero también nos lleva a pensar cuánto podemos lograr en educación cuando hay proyecto, motivación, profesores comprometidos y formados, con amplia vocación docente, centros de estudios innovadores que facilitan la tarea y cuando a ello se suma la voluntad y colaboración desde otros niveles y áreas del sistema.

Hay quien dijo: lo que escucho lo olvido, lo que veo lo recuerdo, pero sólo lo que hago realmente lo aprendo y es así… es necesario incentivar a los jóvenes para que amplíen sus posibilidades de aprendizaje haciendo aquello que los motiva, que los motiva a aprender y en particular aprender a aprender en forma permanente.

Acá un grupo de jóvenes se unió al proyecto de estudio sobre el tema de la leptospirosis y vio que ello no era incompatible con la robótica. La consigna fue encontrar un sistema “amigable con los animales” para combatir una enfermedad zoonótica bacteriana que afectaba a su comunidad.

¿Cómo combatir la bacteria que produce la enfermedad sin matar las ratas? ¿Y cómo unir eso a la robótica?

Eso los llevó a desarrollar diversas actividades: planificar, investigar, buscar información en libros e internet, entrevistar a distintos actores, conocer la opinión de expertos, resolver los problemas que se le iban presentando, comprender que los conocimientos que adquieren se integran y complementan. También debieron aprender a trabajar en equipo y a respectar la opinión del otro, a dialogar, a negociar … en fin comprender, aprender, hacer, concreta, todo ello en el marco de confianza mutua, en un marco de búsqueda y de respeto de valores en general.

Tres tipos de conocimientos: conceptuales, procedimentales y actitudinales pusieron en evidencia sus competencias.

Los alumnos motivados, cuestión fundamental cuando de aprendizajes se trata, contagiaron su entusiasmo a otros docentes de los que necesitaron información: biología, física, química, inglés. Así se echaron a rodar en la nueva experiencia, lo que terminó involucrando a otros más allá del centro de estudios y a los padres, ya que se sumó la comunidad toda.

No hay tiempo ocioso, no hay imposición de estudio, no hay desvinculación escolar. Hay motivación que contagia. Hay entusiasmo, creatividad, hay felicidad y ganas de estudiar, de formarse y de progresar. ¡Qué ejemplo! ¡cuánta falta nos hace que esta motivación se contagie a nivel nacional!

Felicitaciones a toda la comunidad de este centro educativo, en particular a estos jóvenes uruguayos, sus familias y docente.

A nosotros esta circunstancia nos llena de orgullo y esperanza. Nos hace pensar que no todo está perdido y que debemos insistir con nuestra prédica y trabajo para cambiar un sistema educativo que en su conjunto requiere de transformaciones importantes para justamente, lo que hoy es un caso que cobra notoriedad se multiplique por miles a lo largo y ancho de todo el país.

Susana Montaner

Autor: Susana Montaner

Abogada y Escribana. Representante Nacional del Partido Colorado. Secretaria General del Partido Colorado de Tacuarembó.

  • Hector Cairus

    Felicitaciones .Esta semana en Mercedes soportamos a autoridades de la educación queriendo lavarse las manos con el frenteamplista latiguillo “Se educa en la casa” ¿Cómo pedirle a padres que no son educados que eduquen a sus hijos si no los educamos a ellos primero? Arto de escuchar ese falso discurso entré desganado a leer esta nota pensando encontrarme con otro discurso político .Gracias por volverme las ganas de leer y creer.