Sábado, 23 de julio de 2016

MENU

Yoga: Es una alternativa de vida sana y saludable para promover la armonía entre las personas y fomentar el desarrollo y la paz en el mundo?

yoga-logo_2106

SINGNIFICADO DEL LOGO Las manos juntas simbolizan el Yoga, la unión de la conciencia individual con la de la conciencia universal, una perfecta armonía entre la mente y el cuerpo, entre el hombre y la naturaleza; el enfoque holístico de la salud y el bienestar. * Las hojas cafés simbolizan el elemento tierra; * Las hojas verdes simbolizan la naturaleza; * El azul simboliza el agua; * El brillo simboliza el elemento fuego; * El sol simboliza la fuente de energía e inspiración. El Logo refleja la harmonía y la paz para la humanidad, que es la esencia del Yoga. www.amigosdeindia.org

 

[1]

En un contexto de violencia e intolerancia global, donde la pérdida  de la vida de los seres humanos pasan a constituirse por la repetición atroz de atentados, en meras cifras periodísticas que con implacable repetición, nos generan la sensación de total vulnerabilidad, parecería que la búsqueda de paz interior,  desde el propio ser humano, fuera el único camino posible para hacer viable una convivencia más pacífica y tolerante en la sociedad internacional.

Nueva York, Madrid, Londres y ahora Niza entre otros, estremecen y hacen pensar que debemos todos buscar un camino de armonía que nos permita vivir en Paz, en un mundo cada vez más globalizado pero cada vez con menos comprensión del uno al otro.

Días pasados se conmemoró el día internacional del Yoga al que nos referimos en este artículo. Para algunos quizás pueda ser nimio o insuficiente, pero no deja de ser una opción. Sin fanatismos, sin extremismos o fundamentalismos en que tantas veces incurrimos, su análisis y quizás su práctica pueda ayudarnos a ser mejor cada día.

 

En el día Internacional del Yoga, el Secretario General de las Naciones Unidas, BAN KI-MOON, manifestó:

«Este año, la celebración del Día Internacional del Yoga pone de relieve el importante papel de una vida sana en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, aprobados por los 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas.»

En la página de la ONU se expresa: ¨El Yoga es una práctica física, mental y espiritual de tradición antigua, que se originó en la India. La palabra ¨Yoga¨ proviene del sánscrito y significa unidad porque simboliza la unión del cuerpo y la mente.¨

Se considera que el Yoga crea un equilibrio entre el cuerpo y el alma,  la salud física y el bienestar mental, promueve la armonía entre las personas y entre ellas y el mundo natural, y por ello se le reconoce un atractivo universal.

En el texto de la Resolución 69/131 se señala ¨la importancia de que las personas y las poblaciones adopten decisiones más saludables y modos de vida que propicien la buena salud¨.

Asimismo la Organización Mundial de la Salud (OMS) también ha solicitado a los estados partes que se fomente la actividad física de los ciudadanos. Considerándose que el sedentarismo es una de las diez causas más frecuentes de muerte en el mundo, y un factor clave de enfermedades no transmisibles como el cáncer la diabetes y las enfermedades cardiovasculares.

El Secretario General Ban Ki-moon advirtió los beneficios de esta práctica afirmando: «Es un deporte que puede fomentar el desarrollo y la paz. También puede aliviar a todos aquellos que se encuentran en situaciones de emergencia».

El yoga, según se ha sostenido, cultiva las formas de mantener una actitud equilibrada en la vida cotidiana y dota de capacidad en el desempeño de las acciones propias.

Es así que el 11 de diciembre de 2014, las Naciones Unidas (ONU), en reconocimiento a su popularidad universal, proclamaron ¨el 21 de junio¨ como Día Internacional del Yoga por medio de la Resolución 69/131.

El proyecto de resolución fue propuesto por la India y recibió el apoyo de 175 países miembros de la ONU, entre ellos Uruguay:

 

yoga1

 

[2]

Cabe advertir no obstante, que existen en el mundo diferentes opiniones sobre qué es el yoga y cuáles son en verdad los efectos beneficiosos que se pueden probar científicamente  como consecuencia de su práctica.

Así entre quienes atribuyen efectos saludables de la práctica del yoga, están por ejemplo los que comparten la corriente LOHAS (sigla en inglés de ¨Estilo de vida sano y sostenible¨), apoyan sus bondades a través de los siguientes argumentos:

Un equipo de investigadores de la Universidad de Pensilvania (EE.UU.) demostró que la modalidad conocida como yoga Lyengar combate la hipertensión, lo que consecuentemente disminuye el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

toga2Estudios efectuados por el Instituto de Yoga Santacruz de la India, sugieren que practicar las posturas del Yoga o ¨Asanas¨ con regularidad, reduce en un 23 % los niveles de colesterol en la sangre.

Señalan que con estos ejercicios, descienden la acumulación de grasa en arterias y los niveles de fibrinógeno en la sangre, una proteína que actúa en la formación de coágulos. [3]

Otro aspecto que se suele mencionar es que quienes practican este tipo de ejercicios a lo largo de su vida, visitan menos a los doctores en comparación con quienes no los realizan.

Se afirman que contribuye a acabar con los dolores de espalda crónicos, especialmente los que afectan la zona lumbar,  o evitar dolores de cabeza, vinculando este tipo de actividad a la prevención de las migrañas.

Según un estudio de la Universidad de Ohio (EE.UU.) publicado en la revista ¨Psychosomatic Medicine¨ se afirma que practicando esta disciplina en forma regular y continuada, se reduce la concentración sanguínea de interleucina-6, una molécula ligada a la respuesta inflamatoria del organismo y que parece estar implicada en los infartos, la diabetes tipo 2, la artritis y otras patologías.¨ Según el informe, el físico de los ¨yoguis¨ (o sea de quienes practican yoga) responde con menor intensidad cuando se ve enfrentado a un estrés intenso, en comparación con aquellos que llevan una vida sedentaria o realizan otros ejercicios físicos. [4]

En el año 2014 un equipo de investigadores de la Escuela Médica de Harvard realizó un análisis de todos los estudios y ensayos clínicos que relacionaban la práctica del yoga con la reducción de riesgos en enfermedades cardiovasculares. El estudio encontró que efectivamente se podía observar una reducción del riesgo en los pacientes que realizaban yoga en relación a los que llevaban una vida sedentaria. Según el estudio, su práctica ayuda a reducir la presión arterial, reduce los niveles de colesterol y mejora el índice de masa corporal. No obstante, el mismo estudio demostró que no había diferencias significativas entre los practicantes de yoga y los que hacían cualquier otro tipo de ejercicio aeróbico, como correr, practicar ciclismo o realizar ejercicios de resistencia.

En síntesis el informe concluyó que realizar este ejercicio es beneficioso y así lo publicaron en la revista de la Sociedad Europea de Cardiología, pero puntualizaron que las investigaciones realizadas hasta esa fecha, se basaban en ¨ensayos clínicos que son demasiado pequeños, de corta duración y demasiado heterogéneos, lo que impide obtener una conclusión definitiva sobe la eficacia del yoga¨. Sería necesario contar con ¨ensayos que cumplan los estándares metodológicos para comparar la relación de costes y beneficios del yoga frente a los métodos tradicionales, como otros tipo de ejercicios o el uso de medicamentos¨. Es decir, aún restarían pendientes estudios más rigurosos para poder hacer una afirmación científica sobre los efectos del yoga. [5]

Asimismo existen dos estudios considerados como los más importantes hasta la fecha, realizados uno por investigadores del Campus Alberta de Psicología Aplicada (Canadá)[6] y otro por investigadores de la Universidad de Cincinnati (EE.UU.)[7]. Ambos se centraron en la afirmación de si el yoga ayuda a mejorar la salud mental, reduciendo los niveles de ansiedad y estrés. Al respecto ambos informes concluyen que las evidencias parecen indicar que los pacientes que presentan cuadros de ansiedad y depresión mejoran significativamente tras complementar las terapias con la práctica del yoga, pero puntualizan, que los ensayos clínicos efectuados tienen ¨limitaciones metodológicas¨ y que ¨es necesario una investigación más rigurosa¨.

Hay quienes opinan que el yoga es un invento del siglo XX, y señalan que en la actualidad existen diversos tipos de yoga, algunos de ellos desarrollados en occidente de una forma más simplificada, afirmando que los más populares se basan en ejercicios físicos, realizados mediante el encadenamiento de posturas, combinado con ejercicios de respiración y meditación. Afirman que este tipo de yoga está muy lejos de ser aquella disciplina milenaria practicada en la India.

El yoga originario del valle del Indo, es una de las seis doctrinas del hinduismo e históricamente ha sido considerado una práctica espiritual ligada al misticismo, con bases religioso-filosóficas. Las asanas o posturas de yoga, se pueden encontrar en los textos considerados fundacionales, los yoga Sutra, del siglo III antes de Cristo. No obstante, en ellos sólo se habla de encontrar una posición cómoda que permita la meditación durante períodos de tiempo prolongados. Es recién en los siglos XV y XVI cuando aparecen nuevas posturas (asanas) en la Hatha yoga pero siempre centrándose en cuestiones espirituales.

Es en el siglo XX, cuando el maestro Tirumalai Krishnamacharya, desarrollaría la mayor parte de las asanas, las que sumó a las pocas posturas clásicas del Hatha yoga con gimnasia occidental y con otras prácticas de origen indio. Luego, fue uno de sus alumnos Bellur Krishnamachar Sundararaja Iyenar, quién terminaría de desarrollar y exportar a occidente la práctica, tal como hoy la conocemos.

En la página Yogadeyana, (Santiago de Chile) Cecilia Yáñez, hace una reseña de lo que la ciencia ha comenzado a descifrar sobre los secretos del yoga, a saber:

 

  1. ¨Logra proteger el sistema inmune de quienes lo practican.¨
  2. ¨Mejora la salud cardiovascular y presión arterial.¨
  3. ¨Logra estabilidad y equilibrio para los adultos mayores.¨
  4. ¨Sirve como instrumento de apoyo en tratamientos contra depresión y ansiedad.¨
  5. ¨Disminuye síntomas de la fibromialgia y controla el dolor.¨
  6. ¨Incrementa la calidad de vida de pacientes con cáncer.¨
  7. ¨Ayuda a mantener buenos hábitos alimentarios.¨
  8. ¨Fortalece los huesos de personas con osteoporosis.¨

 

Si se desea ver el desarrollo de cada uno de estos puntos se recomienda visitar la siguiente página: http://yogadevayana.cl/estudios-cientificos-sobre-el yoga/

No obstante, existen posiciones encontradas al respecto, y así como hay estudios que señalan o remarcan sus beneficios, hay otros que afirman que las virtudes que reporta el yoga se consiguen también practicando aeróbicos y llevando una dieta sana con rutina y una práctica constante.

Sabemos ciertamente que fue a partir de los años 70 que el yoga comenzó a popularizarse en occidente, pero no fue hasta los 80 que comenzó a llamar la atención de la comunidad científica.

El yoga no sólo aporta beneficios para la salud mundial como lo señala la ONU, sino que asimismo supone un importante negocio en pleno crecimiento desde 1960 hasta la actualidad, como se señala en un estudio realizado por el Journal of Marketing. [8] Un negocio que mueve miles de millones de euros.

Según se afirma, cuando el yoga dejó de lado los aspectos más espirituales o religiosos y se centró más en el bienestar físico y mental, fue cuando comenzó a extenderse por occidente, especialmente en los Estados Unidos de Norte América. Así lo afirma el Dr. Gokcen Coskuner-Ballide de la Universidad de Chapman (EE.UU.). Hoy, se estima que el yoga es practicado por más de 20 millones de personas en EE.UU. y con ello, el volumen del negocio del yoga ha aumentado en un 80% en los últimos cuatro años, situándose en casi 10.000 millones de euros anuales en EE.UU. [9]

 

Conclusión:

En todo caso, siempre es dable considerar que como actividad física puede resultar útil a un mundo en que cada vez más se vislumbra necesitado de paz, seguridad y actitudes moderadas de parte de todos, adultos, jóvenes, ciudadanos, gobernantes, pobres y ricos (sean individuos o países). Tal vez lo esencial es no convertirse en un dogmático defensor o practicante del yoga, sino beneficiarse de sus efectos relacionados a la salud física y el equilibrio mental. Es necesario un relacionamiento armónico, respetuoso y equilibrado con los otros seres humanos, sin importar raza, sexo, religión, títulos profesionales, o riqueza, así como con la naturaleza y los elementos que la componen y todo aquello que contribuya a cuidar el planeta y por ende asegurar un futuro sostenible del mismo.

Estimular el equilibrio y la capacidad de expresarse considerando a los otros seres humanos como lo que son, no parece poca cosa. La realidad diaria, denota que estamos en un aumento de expresiones, actitudes e incluso imágenes agresivas  que se muestran cada día con mayor inclemencia sin prestar atención al impacto que producen en los presentes y futuros miembros de las sociedades y del mundo.

La tolerancia, el equilibrio en nuestros actos, una mente abierta al conocimiento en todos sus campos y el respecto por la vida de los otros parece algo que habría que priorizar más allá del lugar que ocupemos como miembros de una sociedad o país en el mundo, si realmente no deseamos formar parte de una era de destrucción y vergüenza para quienes nos toca vivir en ella.

El Día Internacional del Yoga, fue celebrado en muchos países y de diferentes formas, e aquí una pequeña muestra de ello:

 

yoga4

 

 


 

[1] http:imagenesparaimprimir.com/dia-internacional-del.yoga-21-dejunio/

[2] https://sohantoursandtravel.com/2015/06/21/1st-international-yoga-day/

[3] http://www.123rf.com/stock-photo/asana.html

[4] http://www.muyinteresante.es/salud/articulo/ocho-efectos-saludables-de-practicar-yoga

[5] http://www.eldiario.es/sociedad/yoga-ciencia-terapias_alternativas_0_402460052.html – 2015

[6] http://cjc-rcc.ucalgary.ca/cjc/index.php/rcc/article/view/962 – Noviembre 2011

[7] http://chp.sagepub.com/content/15/3/156.abstract – Diciembre 2015

[8] http://journals.ama.org/doi/abs/10.1509/jm.13.0218 – 2015

[9] http://www.eldiario.es/sociedad/yoga-ciencia-terapias_alternativas_0_402460052.html – 2015

[10] https://blog.yoga.in/category/yoga-travel-tips/

Red Lotus

Autor: Red Lotus

Desde Medio Oriente